Más artículos
¿La pandemia acabó con la era de los unicornios?: la visión de un importante emprendedor

¿La pandemia acabó con la era de los unicornios?: la visión de un importante emprendedor

¿La pandemia acabó con la era de los unicornios?: la visión de un importante emprendedor
Además aseguró que la solución a la ‘pandemia del paro’ está en apostar en ecosistema tecnológico y que el sector digital tenga un peso del 15% del PIB
Por iProUP
17.08.2020 13.43hs Startups

Miguel Vicente es un referente en el ecosistema emprendedor español. Es presidente de Barcelona Tech City, el hub digital que ha convertido la capital catalana en un referente mundial del emprendimiento.

Además, es cofundador de Antai Venture Builder (empresa que está detrás de la creación de Wallapop y Glovo, entre otras), y es fundador de Lets Bonus, una exitosa startup española.

En una entrevista que brindó al medio Cinco Días de El País, Vicente habló de cómo ha impactado el Covid-19 en el sector, pero sobre todo de qué oportunidades le abre.

Vicente asegura que el mundo está viviendo una crisis económica profunda, pero él está convencido de que el sector del emprendimiento tiene una gran oportunidad para salir reforzado. "

Al final, la pandemia ha impuesto casi un nuevo orden económico, en el que se impone la economía low touch (sin contacto), y está poniendo a prueba la capacidad de adaptarse de todos los sectores. Además, ha acelerado la digitalización de una forma sin precedentes y ello supone una gran oportunidad para las startups".

"Piense que de todas las crisis salen oportunidades: Airbnb se creó en agosto de 2008, tras la caída de Lehman Brothers, y nosotros creamos aquí Lets Bonus y Wallapop en momentos de enorme incertidumbre, y fueron un éxito", agregó

Para Vicente, este "es un buen momento para emprender, para romper las normas del mercado de las industrias". Y cree que las oportunidades van a estar en ­proyectos que compitan en precio ("algo que pasa siempre en las crisis") y "sobre todo en esa economía sin contacto", en telemedicina, ciberseguridad, edutech, movilidad, teletrabajo y en servicios de software para ayudar a la digitalización de las empresas.

Lo que sí, Vicente advierte es un cambio en la filosofía de las startups, ya que van a poner más foco en lo esencial y en hacer un uso más eficiente del capital.

es un buen momento para emprender, para romper las normas del mercado de las industrias
"Es un buen momento para emprender, para romper las normas del mercado de las industrias", aseguró Vicente.

"Dejarán atrás esa carrera por ser un unicornio [empresa valorada en 1.000 millones de dólares] para ser un camello, es decir, startups más eficientes, fiables y que consuman poco. Creo que vamos a ver una manera distinta de gestionar las startups", señaló.

El mercado

Este experto admite que tras desatarse la pandemia el sector vivió momentos de miedo porque se cerró el mercado de capitales y muchas inversiones que estaban en curso se pararon.

"A mí mismo en Antai se me cayeron dos rondas de inversión con dos entidades internacionales". Y es que, según apunta, los fondos de capital riesgo se han concentrado más estos menes en apoyar a las compañías de sus portfolios que en invertir en nuevas startups.

Aun así, ve datos positivos. "En junio y julio ha habido una recuperación y muchas compañías han levantado capital como Ontruck, Goi, Colvin, Singular Cover, Onhaq, Scalefast, Factorial, CounterCraft, y algunas por importe de más de 15 millones. También ha habido un exit, con la venta de Verse a Square, empresa del fundador de Twitter".

Según Vicente, en el primer semestre de este año ha habido más operaciones que en el mismo periodo de 2019, aunque con un volumen de inversión un 25% menor.

"Ello se debe a la ausencia de mega rondas, como la que hizo el pasado año Glovo, y por la caída del volumen de inversión en el segundo trimestre de este año, que ha sido de un 44%", agregó.

Sin embargo, Vicente confía que a final del año habrá muchas más inversiones, "especialmente en compañías nacidas ya en el coronavirus, porque hay más de 250.000 millones de euros en fondos de capital riesgo buscando startups que aúnen talento y vocación de ser global, y los fondos internacionales ya están acostumbrados a invertir aquí".

"Además, las valoraciones de las empresas están bajas, lo cual es una oportunidad para los inversores. Y a ello hay que sumar que empieza a haber una mayor participación de fondos de grandes corporaciones", agregó.

¿Qué vendrá?

El cofundador de Antai Venture está convencido de que en los próximos 12 meses va a haber muchas más adquisiciones de startups por parte de grandes corporaciones. "Telefónica y Santander han hecho alguna compra, pero esta es la gran asignatura pendiente del ecosistema español, y creo que va a cambiar. Las grandes empresas están metidas en la carrera de la digitalización y eso implica comprar tecnología, equipos y mercado online para ir más rápido y ganar en penetración digital", señaló

"Hay que sacar adelante la nueva ley de emprendimiento, dotar de más recursos a Enisa, CDTI y el ICO para apoyar el emprendimiento, crear programas específicos para los emprendedores, y apostar de verdad por el ecosistema tecnológico como base de la economía, como están haciendo Francia, Alemania y Reino Unido", agregó.

Por otro lado, añadió que nos enfrentamos a una crisis de empleo sin precedente y que la solución pasa por apostar por la digitalización.

Por otro lado, añadió que nos enfrentamos a una crisis de empleo sin precedente y que la solución pasa por apostar por la digitalización
Por otro lado, añadió que nos enfrentamos a una crisis de empleo sin precedente y que la solución pasa por apostar por la digitalización

"EE UU, Israel y algunos países nórdicos nos han mostrado el camino. Según un estudio de la Asociación de Capital Riesgo de EE UU, la inversión realizada en 2019 por el capital riesgo en startups había supuesto el 1,3% del PIB americano y esa inversión había generado el 21% del PIB y el 11% del empleo de EE UU"

"Y lo más importante, esas compañías crearon empleo ocho veces más rápido que las empresas tradicionales. Por eso, la solución a esta pandemia del paro pasa por un cambio profundo en nuestro PIB, donde el sector digital llegue a tener un peso del 15% del PIB y del 11% del empleo", agregó

El presidente de Barcelona Tech City apuntó que el sector de startup quiere que haya una mayor coinversión público-privada. "No creemos en programas de subvención como tal, sí en modelos de coinversión donde haya un retorno al contribuyente". "Además, esa coinversión dará a las startups tiempo para adaptarse al coronavirus y buscar rondas de ampliación más grandes más adelante".

Con respecto a Antai Venture, su fábrica de startups, Vicente habló de tres etapas. "En la primera, nos centramos en crear ecommerce y marketplace, como Wallapop, Glovo o Marmota.

"En la segunda, pusimos foco en las fintech, las insurtech y el sector protech, con firmas como Singular Cover, Elma, Nemuru o Pronto Piso. Ahora, en la tercera, apostaremos por la telemedicina, la educación o la movilidad, pero manteniendo la apuesta por las fintech y las insurtech", señaló.

Vicente detalló que tras 10 años Antai suma ya 25 compañías, en las que más de 50 fondos internacionales de prestigio han invertido más de 1.000 millones de euros. En este tiempo, la compañía ha tenido dos éxitos parciales, el de Glovo y el de Wallapop. "Realmente, somos inversores a largo plazo. No tenemos prisa por buscar exits, lo que queremos es que las empresas sigan creciendo y sigan sumando inversores para hacerse más grandes", afirmó.

El cofundador de Antai Venture aseguró que, tras todos estos años, ya tienen "muchas cicatrices de aprendizaje" y afirmó que se han convertido en "la referencia del sur de Europa del venture builder", algo a lo que también ha contribuido la entrada hace casi dos años de socios como Mutua y el Banco Sabadell "para trabajar juntos en proyectos de fintech e insurtech".

Antai suele crear tres compañías al año, pero Vicente señaló que 2020 va a ser un año más fértil, porque ven muchas oportunidades y "queremos impulsar seis startups". Suelen invertir 500.000 euros en las fases iniciales y el máximo que han llegado a invertir por compañía ha sido un millón.

También apuntó que les gusta emprender con equipos de 3 o 4 personas que se complementen bien. "Preferimos que alguno de ellos tenga experiencia en el sector donde estamos emprendiendo. Cada vez se imponen más los emprendedores más maduros, como en EE UU. Y nos gusta que el equipo emprendedor tenga entre un 50% y un 60% del capital", concluyó.

Lo más leído