Más artículos

Arsat 3: así será el nuevo satélite argentino que construirá Invap en Bariloche

Arsat 3: así será el nuevo satélite argentino que construirá Invap en Bariloche
La tercera versión del Arsat es más liviana y puede cambiar funciones en el espacio, inaugurando una nueva etapa para la empresa estatal
06.02.2020 10.14hs Startups

A finales de este mes el "cuarto limpio" de Invap quedará vacío por primera vez desde que se construyó, hace nueve años. Allí se construirá el Arsat-3, cuya fabricación se anunció esta semana, aunque pasará mucho tiempo antes de que el proyecto entre en la fase de armado.

El cliente de Invap es la empresa del Estado nacional Arsat, que opera el Arsat-1 y el Arsat-2, los dos satélites geoestacionarios de comunicaciones que se fabricaron en Bariloche y hoy orbitan a 36.000 kilómetros de la Tierra.

El tercero de esta familia de satélites iba a comenzar a construirse en 2016, pero el gobierno de Mauricio Macri decidió discontinuar el plan. Hoy toda la capacidad de las dos primeras versiones está vendida, lo que le permite a la empresa nacional a buscar financiamiento en el mundo.

El CEO de Invap, Vicente Campenni, le dijo ayer al sitio Rionegro desde Buenos Aires que el Arsat-3 no tendrá propulsión a base de combustible líquido sino con energía eléctrica, un recurso que tiene como aliada la luz del Sol. En las versiones anteriores, la mitad de la carga (unos 1.500 kilos) era combustible y el cambio permitirá aliviar el peso y compensar con herramientas que harán más flexible la operación a bordo.

Es incierto aún cuándo comenzará la construcción ni cuánto habrá que invertir. Como todo desarrollo tecnológico, a mayor experiencia, menores costos. Los dos Arsat anteriores tuvieron un costo final de entre 220 y 240 millones de dólares.

Los satélites tienen varias partes, una de ellas es la carga útil, que son las herramientas con las que se cumplirá el propósito de la misión. Y esta materia el Arsat-3 también será diferencia de los anteriores: con la computadora de a bordo podrá realizar prestaciones con cierta flexibilidad y adaptación a la tarea.

La empresa Arsat, que ahora preside un ex-Invap, Pablo Tognetti, que hasta formó parte de su directorio, pretende que este nuevo satélite brinde esencialmente señal de internet en nuestro país, pero también de televisión en un área que aún no fue definida.

Te puede interesar