Más artículos
Internet de las cosas: una startup quiere poner una "pantalla inteligente" en tus lentes de contacto

Internet de las cosas: una startup quiere poner una "pantalla inteligente" en tus lentes de contacto

Internet de las cosas: una startup quiere poner una "pantalla inteligente" en tus lentes de contacto
Una nueva startup de Silicon Valley está diseñando la "primera lente de contacto inteligente verdadera del mundo", colocando una pantalla en tus ojos
Por iProUP
16.01.2020 11.29hs Startups

La startup Mojo Vision mostró un prototipo muy precaio en las reuniones en el CES la semana pasada y ahora está listo para comenzar a hablar sobre el desarrollo del producto. La empresa espera crear primero una lente de contacto inteligente que pueda ayudar a las personas con poca visión al mostrar superposiciones mejoradas del mundo, detalles más nítidos o acercamientos para ayudarlos a ver. Pero esa realidad parece estar muy lejos. 

El prototipo mostrado en el CES incluía una pantalla monocromática verde que estaba conectada a una batería grande, y la compañía aún necesita obtener la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos para eventualmente enviarla a los consumidores, particularmente para sus casos de uso médico.

La tecnología de Mojo está integrada en una lente escleral dura, que tiene una porción bulbosa que se encuentra ligeramente por encima de la superficie del ojo. Mojo Vision afirma tener una pantalla de 14.000 ppi (el iPhone 11 tiene una pantalla de 326 ppi, en comparación), así como un sensor de imagen, radio y sensor de movimiento que se incorporarán para ayudar a superponer y estabilizar las imágenes. 

Si bien Mojo mostró una lente que dice que incluye todos esos componentes, no mostraron una unidad que funcionara completamente. Aparentemente, la tecnología de visualización funcionaba cuando se mantenía cerca del ojo, pero requería una batería externa y un procesador para funcionar. La compañía dice que las personas tendrían que desinfectar sus lentes todas las noches y que se recargaría a través de un sistema de inducción patentado.

Como parte de la demostración, Mojo demostró cómo una pantalla colocada sobre el ojo de una persona podría ayudarla a ver en la oscuridad, especialmente si una persona ya tiene baja visión. La demostración se basó en un algoritmo de detección de bordes para mostrar dónde se colocaron los objetos en una habitación. Funcionó, pero nuevamente, la lente estaba en una base más grande.

El objetivo final es hacer que la lente se parezca un poco a lo que se suponía que era Google Glass: una pantalla que puede mostrarte "información útil y oportuna" sin obligarte a sacar su teléfono. Con su tamaño mucho más pequeño, una lente de contacto inteligente podría evitar una gran cantidad de obstáculos sociales que Google Glass enfrentó inicialmente; simplemente está el desafío mucho más difícil de convertir su tecnología en un objeto más pequeño que una moneda de un centavo. 

La compañía dice que las personas probablemente tendrán que usar un accesorio adicional que proporcionaría la conexión de datos y el procesador para las lentes, y el equipo también sugirió que las personas usarían el seguimiento ocular para controlar lo que ven. 

Mojo Vision imagina que su contacto inteligente se venderá tanto a consumidores como a empresas, con las primeras versiones que ayudan a las personas con discapacidad visual. La compañía ha recaudado más de u$s 100 millones en fondos para construir su tecnología, pero por ahora, sigue en desarrollo. No hay una línea de tiempo exacta para que las primeras lentes inteligentes lleguen al mercado, aunque Mojo dice que espera tener un producto lanzado en los próximos dos años.

En última instancia, Mojo podría encontrarse con los mismos escollos que enfrentan muchos wearables: problemas con la interoperabilidad entre plataformas. Su caso de uso para personas con discapacidades visuales es único y potencialmente útil, pero para una audiencia más amplia de consumidores, necesita una justificación legítima para que las personas quieran usar las lentes todos los días. 

La compañía no dijo cuánto cree que costarían estas lentes, pero sí dijo que las personas tendrían que reemplazarlos cada año. Las lentes conectadas podrían ser útiles para los usuarios de Android que desean recibir notificaciones y no quieren usar lentes AR. Pero como cualquier otro dispositivo portátil, Mojo podría tener dificultades cuando se trata de usuarios de iPhone que desean acceder a iMessage.

Mojo aparentemente ha logrado uno de sus mayores obstáculos: incrustar una pequeña pantalla en una lente de contacto, pero aún necesita demostrar que el pequeño factor de forma puede funcionar por sí mismo y demostrar que la sociedad se sienta cómoda con la idea de lentes de contacto con realidad aumentada.

Lo más leído