Te permite invertir en "ladrillos" desde $10.000 y ganar 10% en dólares: busca facturar u$s11 millones este año

Te permite invertir en "ladrillos" desde $10.000 y ganar 10% en dólares: busca facturar u$s11 millones este año
Se trata de Simplestate, una iniciativa que permite invertir desde $10.000 y obtener rentabilidad en dólares. Cómo funciona el proyecto
Por Carlos Altea
21.08.2021 07.00hs Redes Sociales

La chance de generar rentabilidad en dólares tras realizar una mínima inversión en pesos es una de las ideas que seduce, seguramente, a la gran mayoría de los inversores de la Argentina. Y, sobretodo, si esa inversión es destinada al viejo negocio de los "ladrillos", hoy también conocido como real estate.

Apenas seis meses antes del inicio de la pandemia global de coronavirus COVID-19, dos jóvenes argentinos decidieron crear una plataforma que permite invertir en real estate o "bienes inmobiliarios" con apenas $10.000.

La iniciativa se llama Simplestate y fue creada en octubre de 2019 por Joaquín Sepulveda Lemus y Gonzalo Abalsamo, quiénes unieron su experiencia y trayectoria en el mercado inmobiliario y el digital para crear una plataforma de inversiones en real estate que permitiera a todos realizar inversiones con un capital de entrada muy bajo y obtener rentabilidades en dólares.

"En octubre de 2019, luego de trabajar varios años en el área digital y de negocios de diferentes medios de comunicación, me asocié con Joaquin, desarrollador inmobiliario, para lanzar una marca dirigida a llenar un vacío que creíamos que existía en el mercado argentino y latinoamericano en general", cuenta Abalsamocofundador y CEO de Simplestate, en diálogo con iProUP.

Ambos jóvenes observaron un problema que tenía toda la región para invertir, por escasez de herramientas de inversión y por poca educación financiera.

"Como los modelos de inversión en ladrillos siempre fueron poco inclusivos, quisimos democratizar la industria del real estate. Comenzamos con el modelo tradicional de crowdfunding, pero nos dimos cuenta rápidamente que nos faltaba algo para que nuestra propuesta fuera realmente disruptiva y captará la atención de los inversores, sobre todo de los pequeños", agrega.

El ejecutivo destaca que "para marcar la gran diferencia con el esquema tradicional del crowdfunding que se veía en la región, este primero recauda todos los fondos, luego desarrolla el proyecto y hay que esperar a la comercialización del inmueble". "Una vez que se vende se reparte el dinero de la propiedad entre los inversores. Sin embargo, aclara que "esto representa mucho tiempo y para el mercado latinoamericano es demasiado largo", añade.

"En base a esta premisa, se desafiaron y desarrollaron productos más enfocados al mercado, ofreciendo plazos cortos y diversos modelos de rentabilidad", expresa.

"En Argentina, históricamente, las inversiones en proyectos inmobiliarios siempre estuvieron al alcance de pocos. El desembolso inicial que había que poner para ser parte de un emprendimiento de real estate y las cuotas mensuales hacían que este tipo de inversiones fuesen prácticamente inaccesibles", añade Sepulveda Lemos, COO y cofundador de Simplestate.

"Queríamos cambiar esta realidad y así nació Simplestate. Hoy, con solo $10.000 cualquier persona se convierte en inversor en el mercado inmobiliario y puede obtener ganancias de hasta un 10% anual en dólares", agrega.

Simplestate también surge porque "observamos en toda la región y en gran parte del mundo, gran desconfianza a la hora de invertir y esto aunque parezca una frase hecha, se da por la poca educación financiera".

"En paralelo, lo que observamos es que la industria de real estate, es donde mayor cantidad de personas le gustaría poder invertir o mismo resguardar sus ahorros, el gran problema es que resulta inalcanzable", remarca Abalsamo.

 

Según el CEO, "en torno a estas dos variables, comenzamos a observar algunas plataformas de real estate en toda la región que ofrecían un acceso con tickets bajos pero no fomentaban al pequeño inversor".

"Ejemplificando. Si tengo un capital total de u$s1.000 a u$s2.000 no puedo esperar 2 años a cobrar parte de esa rentabilidad en un escenario de incertidumbre como el latinomarecano", enfatiza.

Por otro lado, el ejecutivo sostiene que "si la plataforma no está orientada a enseñarme, capacitarme y que puedas completar tu transacción de modo 100% digital sin un asesor de por medio, termina siendo algo difícil de escalar. Desde el comienzo, nos enfocamos en la solución a estos problemas en donde podes optar por un asesor especializado o realizar la transacción de un modo 100% digital", agrega.

Abalsamo cuenta que "el nombre tiene que ser parte de la estrategia central de la marca, por tal motivo venimos a cumplir la premisa en torno a la simplificación a la hora de invertir en un segmento que representa todo lo contrario".

Y agrega: "Como menciona el naming, la vinculación entre simple y estate, habla de la simpleza desde el proceso de inversión hasta el monitoreo de la misma de un modo fácil y dinámico".

Diferenciales

Abalsamo resalta que "Simplestate es la única plataforma de real estate que fue pensada 100% para masificar el segmento" y remarca que "esto implica, tener una plataforma con múltiples alternativas de inversión y a su vez contar con varios canales de atención para brindar una experiencia diferencial".

"La plataforma cuenta con un Learning center para que los usuarios puedan aprender cómo administrar e invertir su dinero. En torno a la comunidad, simplemente por registrarse, obtienen un voucher de $3.000 pesos para acompañar al inversor en su camino inicial", destaca. 

Y añade: "como complemento al registro, desarrollamos un programa de experiencias freemium, un programa de 30 días de asesoramiento en charlas especializadas en escuelas reconocidas (Baikal), contenido customizado y diversos test específicos para que el usuario cuente con mayor información a la hora de seleccionar su inversión".

Para el ejecutivo, el principal diferencial está en centrarse en la necesidad del inversor.

"Esto se ve reflejado en la generación de diversos tipos de productos financieros, con diferentes plazos, con retiros mensuales, con presencia en Argentina o en el exterior", remarca.

Y destaca: "Nos ayudó mucho iterar y conversar con diversos tipos de inversores y esto nos permitió ir armando productos más enfocados en en los distintos target siendo la única plataforma que presenta estas condiciones".

Abalsamo ejemplifica que "en el caso del inversor a corto plazo que necesita primero tener mayor confianza con la marca, puede invertir en un período de 6 a 8 meses y cobrar una ganancia, son inversiones en pesos con retorno a corto en dólares".

"Si el inversor necesita no estar atado a un proyecto y poder salir cuando quiera , puede invertir con la opción de salir en cualquier momento con una rentabilidad garantizada del 4% en dólares, entrando en pesos y saliendo en dólares", detalla.

Por otro lado, resalta que los inversores más calificados que estén dispuestos a obtener mayor rentabilidad esperando el proyecto, pueden alcanzar una rentabilidad proyectada entre el 8% y el 10% anual en dólares.

"Otro de los productos más relevantes que tenemos, se llama renta alquiler, se trata de una propiedad que ya está alquilada en dólares, por ejemplo, en Nordelta o en el exterior, en ese caso, el inversor percibe una renta mensual proporcional en dólares", destaca. 

"Otro gran diferencial que brindamos en la plataforma, está relacionado en el desarrollo de varios canales especializados para que nuestro inversor entienda y se informe", explica.

El proyecto tiene un centro de aprendizaje y un equipo exclusivo de customer experience que permite relevar necesidades y continuamente ir mejorando la experiencia del cliente.

"Estamos obsesionados en cuidar al inversor y eso muestra los reviews y el feedback que tenemos de nuestros clientes.. El 85% de nuestros inversores, una vez que termina el ciclo, renueva con nosotros y el éxito de esta métrica está vinculado a tener un buen producto pero por sobre todas las cosas enfocarnos en el cliente de un modo permanente", enfatiza.

Según Abalsamo, "para que estas posibilidades de inversión estuvieran al alcance de todos, los amigos sabían que la tecnología debía ser un aliado clave". "El desafío tecnológico era ofrecer una solución simple para que cualquier persona pueda invertir sus ahorros de forma segura y simple. Por eso desarrollamos una plataforma digital totalmente autogestionable, donde los inversores tienen una proyección de sus ganancias y pueden visualizar sus saldos en todo momento desde su celular o computadora", destaca.

La inversión inicial

"A la hora de armar el plan de negocios, tuvimos una linda discusión en torno a levantar capital con un venture capital o poder fondearnos a través de nuestras propiedades de la desarrolladora", contó el CEO.

"En esa etapa, con el diario del lunes, como se denomina en nuestra jerga, tomamos una buena decisión en bostrapear e ir iterando con nuestro propio capital. Esto nos permitió, ser mucho más eficientes en la erogación del capital y ágiles en la búsqueda de pensar rápidamente en ser una empresa rentable. En paralelo, nuestra visión es poder ser una plataforma masiva y por tal motivo la empresa reinvierte todo su capital", remarca.

Al día de la fecha Simplestate, tiene un crecimiento exponencial con fondos propios llegando alcanzar el break even en tan solo 1 año y 7 meses de operaciones.

El panorama en los próximos meses en relación al levantar capital si es diferente al inicial, ya que al haber encontrado el product market fit y conociendo métricas del negocio, empiezan a evaluar poder escalar rápidamente en otros continentes donde un VC pueda ser una alternativa que nos permita acelerar.

Los primeros números

"En el año 2020 la facturación de Simplestate rondó los u$s2.3 millones y al mes de julio de 2021 rondamos los u$s5.4 millones, es decir, duplicamos la facturación en tan sólo los primeros 7 meses del año. Nuestro proyectado de ventas, es cerrar un año con ventas que rondan los u$s11 millones", revela. 

En sus dos primeros años de vida, Simplestate ya cuenta con más de 300 personas que invirtieron más de u$s 4 millones; se finalizaron cuatro proyectos inmobiliarios y otros 20 están actualmente activos.

"Empezamos en CABA y GBA, pero hace poco también desembarcamos con desarrollos inmobiliarios en Córdoba. De acá a fin de año seguiremos expandiéndonos en el país", proyecta Joaquín.

Una de las claves del éxito en estos primeros años fue el criterio de selección de los proyectos inmobiliarios, que a la hora de ofrecerlos a los clientes ya están en marcha lo que les asegura poner dinero en algo real y concreto.

Simplestate ofrece 4 tipos de inversiones inmobiliarias:

  • Crowdfunding inmobiliario renta final: se realizan en pesos con un retorno de inversión a corto y mediano plazo en dólares
  • Crowdfunding renta alquiler: también se realizan en pesos pero el retorno es mensual y en dólares.
  • Acuerdo fijo inmobiliario: se realizan en pesos y el retorno también es en pesos y al momento de realizar la inversión ya se conoce la tasa anual que se recibirá.
  • Crowdfunding liquidez garantizada: se realizan en pesos con retorno en dólares pero con una tasa asegurada y el beneficio de tener el dinero disponible cuando se necesite

"Quienes entran en nuestra plataforma ven los proyectos activos que tenemos, a qué tipo de inversión pertenecen y todos los detalles de cada una. Desde los plazos de inversión, hasta la rentabilidad proyectada. Todo es transparente", concluyen los fundadores.

La compañía cuenta con más de 50 asesores especializados que acompañan al inversor en su decisión y sus necesidades.

Lo interesante de la propuesta es que permite una primera inversión y luego los clientes pueden seguir el proceso por su cuenta. El porcentaje de reinversión es de un 90%, es decir que nueve de cada diez personas vuelven a invertir con Simplestate.

Sus primeros clientes fueron los que se denominan Friends&Family. Para lograr ese primer test, decideron darle un marco y organizar un evento de lanzamiento con algunos medios de prensa.

"Con nuestros primeros inversores pudimos conversar y aprender sobre qué cosas mejorar en el producto", remarca.

Actualmente, en Simplestate, invierte un universitario que arriesga y mixea entre crypto y nosotros, un inversor plazo fijo que decide ingresar con pesos y necesita un producto similar y a su vez un inversor calificado que diversifica su cartera de inversión. 

"Por último tenemos al ‘ahorrista colchón’ que decide ingresar al sistema, confiar en nosotros y optar por un producto que le pague una renta mensual", destaca.

 

Y completa: "sentimos que estamos democratizando la industria de real estate, donde cualquier persona que tiene la necesidad de invertir o resguardar su ahorro, nos puede tomar como una opción".

Para Abalsamo, la pandemia "logró que muchas de las personas aceleren su proceso de inversión apoyándose en plataformas de inversión o nuevas modalidades como las criptomonedas".

"Durante la misma, nos empezamos a dar cuenta que nuestro negocio iba a tener un crecimiento exponencial ya que pasamos de tener inversores con un ticket de u$s10.000 a muchos inversores con un promedio de u$s2.500", cuenta.

"Esta conducta nos reafirmo nuestra visión de ofrecer una alternativa masiva en un segmento que antes era exclusivo. Por tal motivo tenemos una posibilidad de crecimiento que parte desde el pequeño ahorrista hasta un mediano inversor. La pandemia hizo que el pequeño ahorrista busque un resguardo en el segmento más seguro pudiendo transformar sus pesos a dólares", enfatiza.

Próximos pasos

El roadmap estratégico de Simplestate es ambicioso. Por el lado de negocio, para fines del 1 Q del 2022 planean estar operando en 2 plazas extranjeras.

"Relacionado al producto, en septiembre vamos a lanzar un producto de ahorro mensual donde el inversor pueda irse de viaje, comprar un auto, etc. Siguiendo con el producto, a fin de año lanzaremos nuestro programa Club Social Simple, donde se van a subir proyectos sociales relacionados al real estate", anticipa.

Y ejemplifica: Si a Luis X se le inundó la casa y necesita $100.000 para hacer nuevamente su baño, Simplestate por cada inversión que recibe, donará al inversor un equivalente a pesos-simple con el fin que lo pueda aportar al proyecto social que quiera".

"Una vez que done sus Pesos-simple, puede acceder a otros beneficios lúdicos. Con esto queremos generar impacto social y aportar nuestro granito de arena utilizando esta herramienta de crowdfunding", explica.

Por último, el ejecutivo detalla que "la principal tendencia que vemos en nuestro sector es que los inversores más chicos están confiando en un modelo de inversión como el nuestro".

"En paralelo, todavía nos queda mucho camino por recorrer y mucho mercado para poder desarrollar ofreciendo más alternativas de inversión. En relación a este último punto hace varios meses, venimos conversando sobre la tokenización de activos para poder masificar aún más nuestro modelo", sostiene.

Y concluye: "En la Argentina todavía faltan regulaciones, pero entiendo que puede potenciar la industria enormemente".

Redes Sociales en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído