Más artículos

Por qué ahora la pelea de los bancos y fintech es por darte dólares "baratos" y más beneficios en cuentas sueldo

Por qué ahora la pelea de los bancos y fintech es por darte dólares "baratos" y más beneficios en cuentas sueldo
La llegada de Naranja al mercado fintech confirma el buen momento de las plataformas digitales. Por qué salen a competir con bancos, qué beneficios ofrecen
Por Juan Castiglione
19.09.2019 06.07hs Mundo Fintech

El ecosistema fintech argentino convive entre un crecimiento constante y un "dejar hacer" del Banco Central que le permite extender su capilaridad en el mercado financiero de la mano de una amplia gama de productos y regulaciones flexibles que, en más de una ocasión, han generado rispideces con la banca tradicional.

Los últimos datos revelados por la Cámara Argentina de Fintech dan cuenta de este "boom": la tasa interanual de crecimiento del sector ha sido del 110%, a julio de 2019. Se trata de un segmento que atrae a los usuarios por su flexibilidad y bajas barreras de entrada y salida, al tiempo que incomoda a los bancos por su alta capacidad de iteración.

Es que su base tecnológica les posibilita moverse rápido, cambiar sobre la marcha, sumar nuevas funcionalidades y expandirse local e internacionalmente a pasos acelerados.

Así, son cada vez más los players "tradicionales" que ven en esta industria un campo fértil para crecer, apalancados en proyectos 100% digitales. Naranja, el principal emisor de tarjetas del país, avanzó con el anuncio de Naranja X -su fintech con ADN móvil- que engrosa su cartera de productos con una billetera virtual multiuso.

No se trata de una apuesta menor: la gigantesca espalda financiera que aportan Naranja y Galicia se refleja en los u$s50 millones que desembolsará la nueva firma para crecer de aquí a finales de 2020.

 

"Somos un spin-off. Es decir, nos definimos como compañía autónoma, independiente, todo talento nativo digital. No obstante, seguimos siendo parte del ecosistema de Naranja y colaboramos para robustecer su propuesta", explica a iProUP Gastón Irygoyen, CEO de la startup.

A diferencia de su casa matriz, tendrá sus headquarters en Capital Federal, decisión que responde al "acceso al talento, sobre todo por volumen", aclara el ejecutivo.

En su primera etapa, la firma se centrará en 5 pilares: enviar y recibir dinero entre cuentas, CVU (Clave Virtual Uniforme), pago y cobro vía QR, recarga de tarjetas de transporte y compra-venta de dólares. 

El objetivo de Naranja X es el mismo que el resto del mercado fintech: al ser, justamente, bajas las barreras de entrada y salida, los usuarios pueden darse de alta y baja con la misma rapidez. Por ende, mantenerlos dentro de la app, fidelizarlos, resulta fundamental para que el futuro de estas plataformas sea sustentable.

Por ejemplo, hay bancos 100% digitales que aseguran tener 60.000 clientes pero, en realidad, sólo tienen entre 15.000 y 20.000 activos. El resto (más del 60%) se registró sólo para aprovechar algún beneficio puntual, dado en alguna oportunidad, y luego dejaron la tarjeta guardada en el placard. Esto, claramente, atenta contra la viabilidad del negocio.

Cuenta sueldo,un viejo anhelo

En este marco, en que el uso frecuente define la "vida útil" de estas entidades, la cuentas sueldo se presentan como la gran llave para lograr esa sustentabilidad. Es decir, que las personas se suscriban y luego hagan uso de la app y de sus servicios.

La implementación del CVU en 2018, a través de la comunicación "A" 6.510 del BCRA, habilita las transferencias de dinero entre cuentas bancarias y virtuales. Esto les permitió a las fintech ofrecerles a sus usuarios la posibilidad de que dispongan de sus sueldos dentro de sus plataformas.

En rigor, una persona que disponde de una cuenta en una fintech pero no de una cuenta bancaria, puede recibir el pago de un bancarizado (dándole un alias CVU) de la misma manera en que hoy puede hacerse con un CBU. Asimismo, está habilitada a hacer transferencias a los bancos, lo que ubica a estas app en línea con la banca tradicional.

Wilobank, Brubank, PIM, Rapipago, MercadoPago, Ualá y Rebanking ya lo ofrecen; ahora lo hará Naranja, que así sumará una herramienta fundamental para los 5 millones de usuarios que posee en todo el país. Un número que, a priori, impresiona por el mercado potencial que ofrece.

El sector fintech entiende que esta herramienta es clave para su crecimiento: un sueldo que se deposita mes a mes en una cuenta permite mantener cautivo al usuario y, a su alrededor, desplegarle una batería de productos para aprovecharlo de la mejor forma. La propuesta de estas compañías se sofisticó, es más completa, y ahora apuntan sus cañones hacia monotributistas, autónomos y hasta empleados que actualmente son clientes de los bancos.

De hecho, ofrecen todo tipo de prestaciones de manera gratuita, logrando reducir costos al prescindir de sucursales físicas con sus respectivos empleados.

"Hay distintas estrategias. Por supuesto que existe un espacio para ir por las personas no bancarizadas y ahí es donde las fintech aportan a la inclusión financiera. Pero hay otras que compiten en segmentos Pyme y pequeños ahorristas directamente con la banca clásica", afirma a iProUP el economista Martín Kalos, Director de EPyCA Consultores.

Según un relevamiento del Banco Central, un paquete de caja de ahorro en pesos, caja de ahorro en dólares y tarjeta puede costar entre $380 y hasta $800 mensuales, sin contar gastos extras, como la renovación anual de la tarjeta de crédito ($1.026 y $2.700 al año).

Así, los usuarios pueden ahorrarse hasta $1.000 cada mes, algo no menor para quienes –por ejemplo– comienzan con su actividad independiente y requieren de un paquete para operar. Se trata de un mercado de 2 millones de argentinos entre:

- Cerca de 1,6 millones de monotributistas

- Unos 400.000 autónomos

Pero estas firmas también ofrecen varios beneficios para quienes trabajan en relación de dependencia que –si bien están bancarizados y con acceso a gran variedad de productos financieros– pueden utilizar a las fintech como una alternativa para reducir gastos.

Dólar barato y pagos QR, claves

Las propuestas de las fintech no terminan en la disponibilidad de una CVU. La compraventa de dólares, por ejemplo, es otro de los grandes imanes que incorporan las plataformas digitales para captar más clientes. Por su economía de costos, son capaces de ofrecer divisas a un precio menor que en los home bankings. 

Brubank y Rebanking lo hacen, Naranja también. Al igual que ellos, permitirá la operatoria las 24 horas y, asegura Irigoyen, ofrecerán "el mejor precio del mercado". El spread, destaca, no superará los 40 centavos si bien (como todo en la economía argentina) estará atado a los vaivenes del mercado cambiario.

En un marco de fuerte dolarización, el canal electrónico gana protagonismo, acorde con los avances implementados en plataformas online para que las operaciones de compra se concreten en cuestión de segundos, desde la PC o el celular.

Esto, claro está, acrecienta el "efecto manada". A diferencia de otros momentos en los que se veía como postal a muchos argentinos mirando la pizarra de los bancos, ahora las decisiones se toman a distancia y a mucha mayor velocidad.

Fuentes bancarias consultadas por iProUP coinciden en un dato clave: las operaciones por celular y home banking ya concentran entre el 80% y el 90% de las transacciones en moneda extranjera.

Otro "gancho" para los usuarios de billeteras virtuales son los pagos sin tarjeta. En este sentido, el QR es la vedette del mercado argentino. Mercado Pago, el gigante financiero de Marcos Galperín, es el principal jugador del mercado en este campo, aunque son varios los que quieren disputarle parte de la torta. Naranja es uno de ellos.

Hay dos patas que juegan un rol fundamental para potenciar el uso del QR (siglas que provienen del inglés Quick Response o "Respuesta Rápida"):

- Desde la óptica meramente comercial, cada día que pasa se ofrecen más beneficios para tentar a los usuarios a optar por esta modalidad

- El Estado, a través de la AFIP, obliga a los comercios a aceptar tarjeta de débito y, en este caso, el código QR es una de las opciones más económicas para estar en regla

La industria, mientras tanto, aguarda la implementación de la interoperabilidad entre Códigos QR, lo que permitirá a los usuarios realizar pagos independientemente de la billetera que tengan instaladas en sus teléfonos.

Naranja X es el último en sumarse a un nicho que ya cuenta, además de Mercado Pago, con VALEpei, de Red Link; Todo Pago, de Prisma; PIM, de Banco Nación; Ualá y Yacaré.

La firma ya posee más de 500 establecimientos asociados en Córdoba, pero aguarda la puesta en marcha de la esperada interoperabilidad para que el uso de su billetera se expanda a lo largo y ancho del país.

Los comercios ven en el QR un sistema más redituable respecto a la clásica tarjeta. En concreto, se trata de un mecanismo de captura para canalizar una operación, con lo cual el costo final que afrontarán dependerá del medio transaccional utilizado por el usuario.

 

De todos modos, lo que resulta económico para el que recibe el dinero de la operación (comercio) es que para adherirse no tiene que afrontar costo alguno. Tampoco, instalar ninguna terminal lectora de tarjetas.

Cuestión de estrategia

La llegada de Naranja X al segmento fintech aporta un condimento especial a la industria. Si bien Irigoyen aclara que arrancan con "0% de share", es consciente de que las 9 millones de tarjetas emitidas por su empresa madre representan un mercado potencial gigantesco.

Sin embargo, desde la startup son conscientes de que deberán trabajar sin descanso para captar el interés de sus usuarios. El primer paso fue ofrecer un seguro gratuito para smartphones, de la mano de Galicia Seguros, que tiene vigencia mientras la app esté instalada en el celular y cuyos montos de cobertura pueden ascender hasta $20.000 pesos.

Su CEO sabe que esto es solo el principio. "Si queremos crear una propuesta de valor para todo el país, tenemos que avanzar en una función en la que se puedan vincular tarjetas de débito, crédito o prepagas de cualquier otra entidad", revela. 

En otras palabras: abrirse a cualquier usuario que busque una solución móvil de pagos universal. Mercado Pago ya lo hizo; ellos avanzan en ese sentido, también con una mirada internacional.

"Para ser una empresa líder, tenés que apuntar a ser regional. Lo queremos hacer y lo vamos a hacer, pero es una mirada a largo plazo. Mientras tanto, apuntamos a la puesta de valor para el mercado argentino", subraya Irigoyen.

En ese sentido, concluye: "Lo bueno es que desde lo digital podés escalar rápidamente y replicar lo que ya hiciste exitosamente en un mercado en otro". 

Las fintech, a la manera de un cortaplumas, suman funciones para mantener a los usuarios bajo su órbita. CVU, QR, dólares o seguros: todo aplica a la hora de fidelizarlos en un mercado cada vez más disputado y donde las propuestas superadoras de una y otra se suceden día a día.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Mundo Fintech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Mundo Fintech
Te puede interesar
Recomendadas