Lanzan en la Argentina los alimentos "inteligentes" tras millonaria inversión de Jeff Bezos, dueño de Amazon Más información
Más artículos

Antes, colas en casas de cambio, ahora web colapsadas: la corrida al dólar de los argentinos se traslada a Internet

Antes, colas en casas de cambio, ahora web colapsadas: la corrida al dólar de los argentinos se traslada a Internet
El efecto PASO se sintió fuerte: caídas, cotizaciones diversas y pánico en las ventas de acciones se vieron reflejadas en las principales plataformas
Por Juan Castiglione
13.08.2019 06.07hs Mundo Fintech

La previa presagiaba un escenario de caos controlado. La posibilidad de una buena performance de la fuerza opositora Frente de Todos era reflejada por prácticamente todas las encuestas. Sin embargo, coincidían con que la ventaja ante el oficialismo era corta. 

Todo cambió después de las 18 horas. Mesas testigo y bocas de urna deslizaban cifras que no estaban en los papeles de nadie. 

La incertidumbre se alargó hasta ya pasadas las 22 horas, cuando los primeros resultados oficiales salieron a la luz, mostrando una ventaja de más de 15 puntos entre Alberto Fernández y Mauricio Macri. Inmediatamente, los mercados entraron en acción.

La primera reacción se registró en las plataformas que venden dólares las 24 horas. El precio se disparó hasta los $50 en la previa a la apertura de los bancos, a las 10 de la mañana. A partir de allí, el "raid cambiario" registró una de las jornadas más turbulentas que recuerde la city porteña.

La divisa estadounidense tuvo un arranque furioso y llegó a venderse en algunos entidades a $66. El alivio pasajero llegó desde el Banco Central, que vendió u$s105 millones para poner un techo a la cotización. 

Se trató de la primera intervención desde el 24 de septiembre del año pasado, en plena corrida cambiaria que llevó a la moneda estadounidense hasta los $40.

Así, el valor del dólar retrocedió hasta un promedio de $57,30, muy por encima de los $46 en los que cerró el viernes, en la última jornada de operaciones en los bancos antes de las PASO. 

El desconcierto fue tal que las plataformas online debieron interrumpir su operación hasta tanto no tuvieran un panorama claro de la situación.

Cambios bruscos de cotización, "cuelgues" en las plataformas online de compra venta y toneladas de incertidumbre: se trató de una "tormenta perfecta" que se llevó por delante al mercado y amenaza con no mermar su fuerza en las próximas jornadas

El salto de precios más abrupto desde el 17 de diciembre de 2015, cuando la cotización se disparó un 36%, cerró un lunes negro que arrojó aún más incertidumbre sobre la economía local de cara a las elecciones de octubre.

Dólar en el subibaja

Ya desde principios de abril, la adquisición por parte de pequeños ahorristas viene mostrando un recorrido frenético en bancos y casas de cambio, producto de la inestabilidad política y económica. 

Desde la City coinciden en señalar que se trata de una reacción defensiva tomada por quienes fueron testigos pasivos de los últimos saltos del billete verde. Las PASO, en ese sentido, exacerbaron ese comportamiento.

En este contexto,ocurre una reacción en cadena que motoriza aún más el precio de la divisa. Y, a contramano de la ley de oferta y demanda, el repunte de la cotización induce a más personas a atesorar billetes verdes.

Así lo explica el director de uno de los bancos líderes el mercado argentino: "La gente ya se quemó el año pasado. La mayoría perdió con la devaluación. Nadie pensó que subiría 100%. Y, ahora, apenas se mueve, los que pueden compran".

En este marco de fuerte dolarización, el canal electrónico gana protagonismo, acorde con los avances implementados en las plataformas online para que las operaciones de compra se concreten en cuestión de segundos, desde la PC o el celular.

Esto, claro está, acrecienta el "efecto manada". A diferencia de otros momentos en los que se veía como postal a muchos argentinos mirando la pizarra de los bancos, ahora las decisiones se toman a distancia y a una velocidad parecida a la que tarda el billete estadounidense en "pegar el estirón".

Las fuentes bancarias consultadas por iProUP coinciden en un dato clave: las operaciones por celular y home banking ya concentran entre el 80% y el 90% de las transacciones en moneda extranjera.

La estampida cambiaria del lunes fue tal que casi todas las plataformas web de bancos públicos y privados sufrieron caídas, en muchos casos prolongadas. El descalabro en la cotización, que variaba de minuto a minuto, también sumó a la confusión.

"Hoy operamos de 10 a 15 horas porque estaba muy cambiante y en muchos momentos no había un precio de referencia. De hecho las cotizaciones estaban muy dispares", aseguran a iProUP desde TiendaDolar, plataforma online que permite comprar divisas extranjeras las 24 horas.

Las consultas y operaciones comenzaron apenas revelados los primeros resultados oficiales. "Tuvimos muchísimos movimientos en esas primeras horas", revelan sus responsables.

Incluso, la compañía tuvo que suspender sus operaciones "24/7": "Cuando hay un descontrol absoluto, al no haber precio lo mejor es operar en horario regular. Fuera de horario de mercado, puede variar tanto el valor que antes que vender a cualquier precio preferimos cerrar y preparar el dia siguiente".

Respecto del comportamiento de los usuarios, revelan un ingreso parejo de compradores y vendedores, mientras que el volumen de aquellos que vendían dólares se incrementó cuando la divisa llegó a su pico máximo.

"El descontrol nos complica a nosotros y hace dudar al usuario, porque no sabe si vende bien o no", confiesan desde TiendaDólar.

Desde los bancos, en cambio, por el momento hay "silencio de radio". De manera pública, no hacen referencia al caos vivido en la jornada del lunes, sin embargo, off the record, reconocen que fue "la peor jornada del año" para el home banking. 

La situación se reflejó rápidamente en las redes. Cientos de usuarios publicaron las pantallas de sus bancos con las leyendas "Error", "Servicio momentáneamente fuera de servicio". No fue un fenómeno aislado, sino de una reacción masiva.

"No solo se trató de compra y venta de dólares; hubo muchos ingresos a cuentas para consultar saldos, realizar pagos de última hora. El volumen de visitas se disparó por el miedo a que el cimbronazo fuera mayor", dispara un gerente del área de sistema de un importante banco de la city.

En rigor, todo parece indicar que los límites de capacidad estimados fueron superados por la demanda atípica del lunes. Desde la banca revelan que no están preparados para ese nivel de visitas. 

Así, la compra/venta de dólares a través de la PC o el celular se vuelve una tarea imposible.

Se trató de una jornada atípica en estos servicios web. Desde TiendaDólar aseguran que las consultas se multiplicaron por 5; dos bancos, por su parte, confían a iProUP que la cifra ascendió a 8 o 10 veces el volumen de un día normal.

Acciones, presas del pánico

El "lunes de furia" también se sintió fuerte en el mercado bursátil. En Wall Street, las acciones de las empresas argentinas se desplomaron hasta en 60%, registrando así el peor día que se tenga registro para los papeles locales en la plaza neoyorkina.

Los peores resultados fueron para los bancos. Las acciones (ADRs) de Grupo Financiero Galicia, cayeron más del 57,5%, y las del Grupo Supervielle estaban por debajo del 59%. 

Las energéticas fueron otras de las más afectadas por el efecto PASO. Pampa Energía registró una baja del 43% en sus acciones, mientras que los papeles de Edenor e YPF mostraron caídas del 61% y el 36,72%, respectivamente.

Ni siquiera Mercado Libre, la firma más valiosa del país, se vio ajena a este fenómeno. En la mañana del lunes, la empresa de Marcos Galperín registró una baja del 12%.

El panel de referencia de acciones locales del Merval, por su parte, cayó hasta un 11% en horas del mediodía. Al sumar el salto del dólar, el valor real se acercó a una baja del 33% respecto del viernes.

Los servicios basados en la web, de la mano de su inmediatez, fueron protagonistas de la jornadas. El volumen de visitas se multiplicó, pero la psicosis general no estuvo ajena a ellos.

Nicolás Galarza, CEO de la plataforma de inversión online Quiena, sostiene a iProUP que se trató de "un día extremadamente estresante, por el ambiente. Se palpaba mucha angustia e incertidumbre".

Al respecto, el ejecutivo aclara que si bien la plataforma no registró ningún problema en su funcionamiento, si notaron claros inconvenientes en aquellos usuarios que manejan inversiones argentinas.

"Hubo pánico y muchos decidieron vender en la caída, más allá de que eso sea correcto o no. Hubo además falta de liquidez y algunas acciones en  Nueva York dejaron de cotizar, lo que pausó la operatoria. Así, se dispararon las consultas de clientes preguntando por qué no podían vender, pero no fue nada grave", sostiene Galarza.

De cara a los próximos días y el panorama que se presenta a los inversores, desde InvertirOnline, señalan a iProUP: "Necesitamos aguardar el paquete de medidas que el gabinete económico anunciaría para poder tener un panorama más claro y evaluar riesgos potenciales. Por el momento continuará la volatilidad local e internacional".

"Fue una jornada en donde las tasas de caución a 1 y 7 días estuvieron por encima del 400% tna y 300% tna en momentos de la rueda", resaltan para dar una magnitud del desbarajuste que se vivió en el plano financiero.

Para Galarza, el desplome de las acciones dejó al descubierto "el riesgo de un país emergente". Sin embargo, resalta que la tesis de inversión de la compañía, que apuesta a los portafolios diversificados, permitió minimizar los riesgos.

"Algunas cuentas que tenían una porción del portafolio con inversiones argentinas tuvieron caídas del 2% hasta el 6%, un número menor a la baja de las acciones, que fue de más del 60%", revela el especialista.

En ese sentido, indica que esto se da porque "los portafolios bien balanceados permiten tener inversiones en varios países, incluida Argentina, sin preocuparse por los políticos o la economía".

"Cuando hay crisis o un momento de pánico como hoy, el resto del portafolio, con commodities, bienes raíces, oro o bonos, hace que el descenso sea mucho más leve", subraya.

Tanto para el dólar como para las acciones, la paz momentánea llegó con el cierre de las operaciones. En un país en el que el corto plazo es rey y prima la inmediatez, tener al banco o al broker "en el bolsillo", se convirtió en un aliado de peso para ganarle al pánico de los mercados. 

El problema fue que, en la jornada del lunes 12 de agosto, pocos parecieron estar preparados para semejante montaña rusa de emociones. Incluso, todo indica que el vendaval de las pasos solo mostró sus primeros coletazos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Te puede interesar