Más artículos

Cajeros automáticos 4.0: mirá cómo son los primeros equipos "Made in Argentina" y qué funciones ofrecen

Una firma local produce estos equipos que competirán contra los que ingresan de China y podrán instalarse tanto en bancos como comercios
Por Sol Giorgetti
18.08.2019 06.00hs Leaders

La Argentina posee una de las menores densidades de cajeros automáticos cada 100.000 personas del mundo: 60 terminales, contra los 120 de Brasil y los 60 de Uruguay. Los expertos aseguran que hacen falta unos 50.000 en el país.

Con esto en mente, el Banco Central habilitó durante la gestión de Federico Sturzenegger la posibilidad de que estos aparatos puedan instalarse en kioscos, shoppings, estaciones de servicio y otros comercios para ampliar los puntos de retiro de efectivo.

De esta forma, los comercios podrían acceder a las siguientes ventajas gracias a estas terminales "extrabancarias":

- Descargar el efectivo de su caja en esas mismas terminales, para así ahorrar en transporte de caudales

- Aumentar la afluencia de público a sus locales, al prestar un servicio adicional y muy requerido

- Cobrar comisiones por transacción (si son dueños del equipo) o un alquiler por el espacio

La firma Cajeros Express, de la empresa Link, ya comenzó con el despliegue y posee unos 420 contratos de los cuales ya 300 están funcionando. Por su parte, Prisma, dueña de Banelco, pretende lanzar su propia alternativa en los próximos meses.

En tanto que Octagon, una tercera red independiente que se conecta directamente a Visa y Mastercard, planea comenzar a operar en los próximos meses e instalar 2.000 cajeros en los próximos años.

"Actualmente, hay firmados unos 420 contratos de los cuales están funcionando 300. El resto se encuentran en proceso de implementación", revela a iProUP Jorge Larravide, director comercial de la compañía.

Made in Argentina

Desde su planta ubicada en Ciudadela, la empresa argentina Symtron se dedica a desarrollar y ensamblar productos tecnológicos destinados a aportar soluciones para el mercado financiero y retail desde hace más de 20 años.

La compañía nació con el objetivo de convertirse en la número uno en la región con productos que puedan hacer más eficaz el funcionamiento de ciertos negocios, con la lanzamiento de kioscos interactivos, terminales para cargar la SUBE y el celular, pantallas para ordenar combos en cadenas de fast-foods.

Ellos mismos se encargan del diseño, la producción, el ensamblaje y también cuentan con un departamento de post venta compuesto por más de 100 técnicos en todo el país que brindan soporte a los aparatos producidos.

En 2015 comenzaron a planear la creación de un cajero automático de industria argentina, convirtiéndose en la primera empresa nacional en apostar por ese camino. Su objetivo era competir con los cajeros de las grandes compañías internacionales, por eso desde el principio se complementó con Intel para desarrollarlo.

En la actualidad, cuentan con más de 400 clientes, más de 8 mil máquinas instaladas y con una presencia en más de cuatro países, entre ellos Paraguay, Uruguay y Brasil.

En mayo de 2017, el Banco Central impulsó una medida que habilitaba la instalación de cajeros automáticos que no pertenezcan a ninguna entidad bancaria.

Esta decisión se tomó a raíz de la falta de terminales de autoservicio en muchos sectores del país, por lo que las personas debían trasladarse para conseguir efectivo. Ese mismo año, Symtron lanzó el ATM bancario, un cajero nacional que cuesta la mitad de uno importado.

A principios de este año, ya se había anunciado la implementación de terminales de autoservicio extrabancarias, que son principalmente importadas desde China.

Esta medida había sido pensada también para aquellas personas no bancarizadas, que en Argentina alcanzan casi el 52% de la población, muy por encima de países limítrofes como Chile, donde esa cifra se reduce al 26%, Brasil (30%) y Uruguay (36%).

Además, algunos locales ya contaban con la opción de extraer dinero personalmente a través de la caja.

Desde Symtron, se crearon dos opciones de cajeros: Cenit para clientes bancarios y Orion para los comercios. Su utilización es similar a la de cualquier otro.

"Creamos dos familias de cajeros automáticos: uno de clase bancaria y otro que denominamos de clase retail", cuenta a iProUP Gabriel Troncoso, CEO de la empresa.

Ambas líneas de terminales cuentan con lo último en tecnología y utilizan lectores de huella digital, código de barras y reconocimiento facial.

"Los dos están ensamblados con productos de primer nivel y contamos con proveedores que se especializan en cada uno de los componentes", comenta Troncoso.

Los equipos de la línea Orion operan en ambientes no bancarios, como estaciones de servicio, librerías y tiendas que produzcan cash y lo puedan poner a disposición del público.

Esta modalidad les permite a los usuarios contar con una terminal de autoservicio cercana sin necesidad de ir hasta un banco. Para los locales también resulta beneficioso, ya que aumenta la circulación de gente.

Sin embargo, lo que más los enorgullece es haber apostado por la producción nacional de productos tecnológicos de calidad que puedan competir con las principales empresas del mundo.

"Los productos Symtron son de integración totalmente nacional, desarrollados, diseñados y producidos en su planta", afirma Troncoso. A futuro, esperan poder abastecer a todo el mercado argentino y latinoamericano.

Sobre la calidad de sus productos y en cuanto a qué los diferencia del resto, el directivo señala que "los equipos cuentan con equipamiento de primer nivel, cumpliendo con estándares de seguridad y calidad internacionales".

En efecto, el ejecutivo indica que estos equipos "son escalables, así que se le pueden incluir más módulos para sumar otras funciones", como integrar sensores biométricos, escaneo de códigos QR para interactuar con billeteras virtuales y lector de NFC para comunicarse las apps de las fintech o tarjetas contactless.

"La diferencia la hacemos desde el punto de vista de que, estando acá, la relación con los proveedores, el tipo de ensamble y fabricación que tenemos es el costo. Somos muy competitivos en costo, servicio y calidad", concluye.

Alianza

Symtron cuenta con el apoyo de la estadounidense Intel, primer fabricante global de microprocesadores, desde que iniciaron con este proyecto. Esta compañía está a cargo de brindarles el soporte técnico para la construcción de estas terminales.

"Nuestra relación con Intel es fundamental, porque con ellos encontramos un nivel de soporte para toda la familia de productos a nivel global, lo cual es importante a la hora de desarrollar el producto", comenta Gabriel Troncoso.

Desde la compañía estadounidense no sólo cooperan para que esta empresa argentina siga creciendo en el mercado local, sino también que pueda continuar desarrollándose a nivel global.

"Brindamos el soporte necesario a Symtron, acercándole las nuevas tecnologías y todo lo que es innovación para que pueda sumarlo en todas sus soluciones y tener el mejor producto y servicio", señala a iProUP Bárbara Grünert, IOT sales manager de Intel.

"Lo que intentamos hacer es no solamente brindarles el soporte técnico, sino también el apoyo para que se puedan seguir expandiendo no solo en el mercado argentino, sino a nivel global", cierra la directiva.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Leaders en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Leaders
Te puede interesar
Recomendadas