Más artículos

Nuevo organigrama para la Economía del Conocimiento: la agenda para un sector que creará 200.000 empleos

Nuevo organigrama para la Economía del Conocimiento: la agenda para un sector que creará 200.000 empleos
Esta industria es prioritaria para la nueva gestión y hasta contará con una secretaría propia. Las claves de los distintos actores de la nueva economía
Por A. D'Agostino y J. Castiglione
10.12.2019 06.07hs Innovación

El plantel está completo. Alberto Fernández ya confirmó el equipo que lo acompañará a partir de este martes, día en el que pondrá en marcha su plan tendiente a resolver temas urgentes que impone la realidad económica.

El joven economista Martín Guzmán tomará el timón de Economía, donde deberá frenar al rival más temido por el team del Frente de Todos: la deuda con el Fondo Monetario. Por lo pronto, deberá desempeñarse bajo un esquema de "doble cinco" junto con Matías Kulfas, a cargo del Ministerio de Producción. 

Según remarcan desde el entorno Kulfas, el foco estará puesto en buscar alternativas de financiamiento más ventajosas para las pequeñas y medianas empresas. Y anticipan que otro de los grandes desafíos es mejorar el ingreso de dólares, a partir de las exportaciones de productos y de la venta de servicios al exterior.

 

En este marco, será clave la Industria del Conocimiento, que emerge como el tercer complejo exportador luego del agrícola y el automotor. Por cierto, no sólo para que entren divisas, sino también para generar más de 240.000 empleos.

Ciencia

Desde el albertismo anticipan que el sector de "la Economía del Conocimiento tendrá un rol protagónico en esta nueva Argentina" y afirman que se ha dispuesto un gran equipo para tal fin.

La "delantera" está conformada Roberto Salvarezza, quien comandará los destinos del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y de Fernando Peiranotitular de la de Promoción del Desarrollo Tecnológico e Innovación y encargado de recopilar las propuestas de la comunidad científico-tecnológica.

Según confió a iProUP el propio Peirano, el plan contempla:

- "Una estrategia de emergencia para recomponer el presupuesto perdido durante la gestión macrista y reunir los fondos faltantes"

- "Institucionalizar aumentos salariales para Ciencia y Tecnología en base a una Ley de Presupuesto plurianual"

- "Comprometer a otros ministerios para ampliar la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) del sector público para así potenciar la I+D privada".

Así, el sucesor de Lino Barañao tendrá un rol de coordinador. "Deberá dialogar en igualdad de condiciones con otros ministros, como el de Energía, Transporte, Salud, Ambiente, Educación", confía Peirano a iProUP.

Economía del Conocimiento

En el entorno albertista destacan la Ley de Economía del Conocimiento y creen que apuntalará la generación de divisas. Tal es así que Kulfas propuso a Ariel Schale como secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa.

Según fuentes cercanas al flamante Gabinete, esta secretaría es la "preferida" del ministro de Desarrollo. "Está convencido que será la llave para potenciar al sector manufacturero y de conocimiento, y la posibilidad de vender esa producción al exterior", remarcan.

Una de las funciones de Schale será coordinar misiones comerciales. Es decir, delegaciones conformadas por funcionarios y empresarios con miras a concretar negocios, alianzas y vínculos en otros países.

"No hubo ningún contacto formal con el nuevo gobierno, pero sí reuniones informales", afirma Luis Galeazzi, presidente de Argencon, una cámara que reúne a empresas locales e internacionales de la Industria del Conocimiento.

Según señala, en los últimos cuatro trimestres la Industria del Conocimiento generó u$s6.200 millones y ocupó 445.000 personas. "Con números conservadores, podríamos tener por lo menos 30.000 empleados más sólo el próximos año", afirma el directivo, quien estima que el sector podría crecer al 5% anual.

Sergio Candelo, presidente de la CESSI (Cámara de la Industria Argentina de Software), confirma a iProUP que luego de la confirmación de las autoridades del nuevo gobierno, se iniciaron los primeros contactos. "Afortunadamente, hay muchos funcionarios que ya se conocían de periodos anteriores, por lo que estimamos que se avanzará rápidamente en las reuniones", señala el ejecutivo.

Candelo anticipa que el énfasis estará puesto en generar más profesionales para una industria con demanda laboral que supera ampliamente la oferta. Y anticipa que el plan de la CESSI es que el sector genere 15% de las exportaciones (u$s10.000 millones) y en aumentar 8% el empleo (500.000 nuevos puestos de trabajo) en el mediano plazo.

En términos comparativos, el ejecutivo lo describe como el "Vaca Muerta" del Sector del Conocimiento, una usina capaz de generar los dólares necesarios para que la economía salga adelante.

Startups

En el albertismo reconocen el trabajo realizado por la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa (SEPYME) pero también señalan que habrá una redefinición de la estrategia. 

En la SEPYME se sentará el economista Guillermo Merediz, con cercanía a dos pesos pesados del albertismo: fue profesor de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) al igual que Kulfas y amigo del jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

Desde el ecosistema emprendedor confirman a iProUP los contactos con los equipos técnicos del albertismo, especialmente con Peirano y Nicolás Trotta, ministro de Educación y director de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, creada por el sindicalista Víctor Santamaría. 

Además, en el núcleo del Frente de Todos confirman a iProUP que habrá una "continuidad" del trabajo de la SEPYME llevado a cabo por Mariano Mayer, pero aclaran que "se modificará el enfoque". "Los heterodoxos tienen algunos prejuicios: a Kulfas le suena 'medio cool' el tema de los emprendimientos y los fondos de inversión", aseguran.

En este marco, se espera que el emprendedorismo tenga un lugar en la agenda, pero no con "la misma vidriera" que las Pyme. "Habrá continuidad, no será barajar y dar de nuevo. Pero las primeras banderas serán las Pymes y el empleo", resalta otra alta fuente del albertismo.

Según admiten, Kulfas y sus colaboradores "replantearán el esquema, aunque rescatarán instrumentos de promoción de emprendedores" ya que cuentan con "cuadros técnicos que conocen el tema".

En este sentido, en el ecosistema local surge con fuerza que el nuevo gobierno aumentará los aportes del Fondo Fiduciario para el Desarrollo del Capital Emprendedor (FONDCE), desarrollado durante la gestión Mayer.

"Por ejemplo, si aceleradora invierte u$s50.000, el FONDCE aporta la misma suma. Pero se habla de llevarlo al triple, así que en el mismo ejemplo, el Estado podría u$s150.000. Es un préstamo que sólo debe devolverse si al proyecto le va bien", explica una fuente que pisa fuerte entre las startups argentinas.

Electrónica

Se trata de uno de los sectores que se sintió más traicionado por el modelo aperturista de Macri. Y no temen en reconocerlo: tanto desde las empresas del Polo de Tierra del Fuego como las Pymes "integradoras" de electrónica del resto del país se sintieron dejadas de lado por la administración de Cambiemos.

El esquema diseñado por Peirano pone el énfasis en la electrónica y también en la metalmecánica para producir bienes de capital (es decir, que permitan generar otros bienes y servicios) para:

- Vender en el exterior y propiciar el ingreso de divisas

- Comercializar en el mercado local y, aún con insumos importados, reducir la compra de artículos del exterior

La Cámara Argentina de Industrias Electrónicas Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL) es una de las que ya tiene vínculos aceitados con el nuevo gobierno. 

La entidad viene trabajando desde hace más de cuatro años en proyectos con la Universidad de San Martín (UNSAM), cuna del think tank albertista en la que son docentes Kulfas y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. Además, el intendente del partido desde 2011 fue Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas.

Guillermo Freund, de la división Electrónica de CADIEEL, reconoce a iProUP que tuvieron contactos con los equipos técnicos del albertismo. No sólo eso: para su reconversión a la industria 4.0 contaron con el asesoramiento del economista Eduardo Hecker.

En esta transformación, Freund asegura que la Ley de Economía del Conocimiento los dejó afuera al exigir un componente de conocimiento del 70% y se lamenta: "Está hecha más a la medida de Mercado Libre o Despegar que nuestra".

Según el ejecutivo, en "el equipo de Alberto Fernández ya tienen muy estudiado a nuestro sector" y saben que "las cadenas de valor que hay que recrear deberán tener algún tipo de injerencia estatal". Por lo tanto, estima que el Gobierno tendrá en cuenta las siguientes medidas:

1.- Revisión de la Ley de Economía del conocimiento: para calcular el porcentaje (de conocimiento) necesario para dar empleo

2.- Financiamiento: "Volverán a otorgarse créditos para capital de trabajo e inversión atados a una tasa de interés lo más negativa posible"

3.- Capacitación: "Habrá una mayor integración con las universidades para generar nuevos planes y la creación de valor local exportable"

4.- Aranceles: "Apuntamos a fijar un sistema que permita discriminar componentes de productos elaborados para la puesta en marcha de estructuras productivas que ya existen"

5.- Mano de obra local: "Los profesionales argentinos deben resolver los problemas. Y los empresarios debemos recurrir a ellos en vez de comprar soluciones importadas"

6.- Impulso al "Compre Nacional" y al "Compre Provincial": "Muchas empresas del interior crean tecnología. Hay universidades que derraman muy buena ingeniería"

De ser así, esta rama de actividad -compuesta por más de 2.200 empresas y que es clave para el desarrollo del país- puede emplear a casi 100.000 personas, de las 60.000 actuales.

En Tierra del Fuego la situación es aún más apremiante: quedan 29 empresas, es decir, un 25% menos que las existentes antes de la era Macri. Y unos 6.000 empleados, contra los 8.000 que trabajaban en 2015.

"Tuvimos contactos informales con el Gobierno, pero todavía nada como sector. La expectativa existe, ya que venimos 24 meses muy flojos", afirma a iProUP Federico Hellmeyer, presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE). 

Asegura que el sector "no está tan expectante por el enfoque industrial o productivo, sino cómo 'poner plata' en la calle", aunque expresa que tienen "la sensación de que este gobierno tendrá una mirada un poco más productiva y menos aperturista".

El directivo concluye que el sector podría colaborar con las exportaciones, ya que las firmas hicieron "un esfuerzo de productividad muy grande", por lo que a partir de "algún tipo de estrategia, reintegro o incentivo se puede captar cierta porción del abastecimiento de países limítrofes y armar un esquema de producción mayor".

Te puede interesar