La herencia "buena": mirá los avances de Macri en transformación digital del Estado que deberá continuar Alberto Más información
Más artículos

Más Economía del Conocimiento para salir de la crisis: el "plan Alberto" para generar dólares y miles de empleos

Más Economía del Conocimiento para salir de la crisis: el "plan Alberto" para generar dólares y miles de empleos
El presidente electo apostará al sector para traer divisas, pero también para reactivar otros rubros de la economía. El rol del Estado y las universidades
Por Alejandro D'Agostino
25.11.2019 06.07hs Innovación

Por estas horas, el presidente electo Alberto Fernández está analizando los nombres que conformarán el Gabinete de ministros que lo acompañará cuando asuma el poder el 10 de diciembre.

Los postulantes que suenan son muchos, pero aún no hay definiciones. Sí se conoce que varias de las carteras que fueron transformadas en secretarías por Mauricio Macri en su afán de mostrar "austeridad" ante el Fondo Monetario recobrarán su estatus de ministerio.

Una de ellas será la conducida por Lino Barañao hasta el 10 de diciembre, que se transformará en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. El propio Fernández fue el encargado de subrayarlo una y otra vez durante la campaña y también en los debates presidenciales.

Uno de los nombres en danza para liderarlo es Fernando Peirano, economista que se desempeñó como subsecretario de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva durante el gobierno de Cristina Kirchner. Además, lideró el equipo técnico que recibió los reclamos y sugerencias de los investigadores para el armado de la plataforma de campaña del Frente de Todos.

"Todavía no hay una lista corta de candidatos al Ministerio. La designación es una atribución del presidente electo, quien será el encargado de elegir a sus colaboradores", destaca a iProUP Peirano, quien el viernes participó de un panel en el Consejo de Ciencias Económicas sobre la Ley de Economía del Conocimiento.

En ese encuentro además estuvo presente Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y Pymes. Durante la charla, ambos dirigentes no sólo mostraron un trato cordial, sino que además dejaron entrever que Peirano también está participando de la transición de esta cartera que impulsó esa norma y la ley de Capital Emprendedor, que inició las Sociedades de Acción Simplificada.

Asimismo, el hombre del Grupo Callao, think tank del albertismo, utiliza en sus apariciones públicas un discurso que se emparenta más con el que podría pronunciar un ministro de Producción que con el de un ministro de Ciencia y Tecnología.

Esto deja al descubierto la visión del próximo gobierno: el sector tendrá un lugar de privilegio como generador de divisas y de empleo para salir de la crisis económica.

El Plan

"Tenemos la necesidad de convertir los pesos en dólares. La salida, además de discutir la relación con el FMI, tiene una cuestión de fondo: recuperar una parte de los u$s25.000 millones de exportaciones que se perdieron", apunta Peirano, quien asegura que hoy el país está en un cuarto de esas ventas al exterior.

De acuerdo con el economista, el sector jugará un papel clave en este objetivo, ya que la Argentina no es rica en recursos naturales per cápita, como el caso de Chile con el cobre. Pero sí lo es en Ciencia y Tecnología.

"Tenemos la mayor plataforma de Investigación y Desarrollo (I+D) exportable de América Latina, con el doble de investigadores por habitante que Brasil", se entusiasma el economista, quien cree que el "paradigma 4.0 es la llave" para traer dólares al país.

En este punto, el primer paso será recuperar el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación para resolver tres impactos que recibió el sector durante el macrismo, según el diagnóstico de Peirano y la comunidad de investigadores:

- Económico: "Se redujo el 43% de recursos reales del Presupuesto. Es parecido a lo que le pasó a la industria, donde sólo un tercio de las máquinas está activa. Esto influyó en la ciencia experimental, el funcionamiento de las instituciones y también en la enorme caída del salario, con becarios debajo de la línea de la pobreza"

- Institucional: "No se respetaron los planes de fomento, como el 'Argentina Innovadora 2020', ni la integración de los ámbitos colegiados, como el Conicet, que quedaron mucho más debilitados"

- Simbólico: "Desde la andanada de trolls en las redes sociales contra los investigadores hasta las declaraciones de altos funcionarios, incluido el Presidente, sobre las capacidades científico-tecnológicas, la idea de tener universidades que potencien el ascenso social y el pensamiento crítico que impulsen el desarrollo del país"

El primer punto por atacar será el económico. Peirano anticipa que no sólo se recompondrán los salarios del Conicet, sino que también se subirá a 650 la cantidad de nuevos becarios, luego de que el macrismo redujera a 450 la nómina.

"Debemos empezar por recrear un horizonte. Todo lo ocurrido en estos últimos años generó un escenario proclive a la fuga de cerebros", advierte Peirano, quien agrega que una reciente encuesta indicaba que "más del 80% de los científicos pensaron en irse del país".

Por lo tanto, el nuevo gobierno encarará las siguientes medidas:

- "Una estrategia de emergencia para recomponer el presupuesto perdido en los años de Macri. Desde la gestión debemos trabajar en reunir los fondos faltantes"

- "Institucionalizar una trayectoria de aumento salarial en ciencia y tecnología basada en una Ley de Presupuesto plurianual"

- El trabajo por misiones, similar a las delegaciones conformadas por funcionarios y empresarios para concretar negocios, alianzas y vínculos en otros países. "Representa 40% de los fondos de la Unión Europea para promoción de la innovación en base a objetivos de política pública, que termina siendo carta de presentación para actores públicos y privados", indica

- "Lograr un compromiso de otros ministerios para ampliar la inversión en Investigación+Desarrollo (I+D) pública que termine potenciando la I+D privada".

Por lo tanto, el sucesor de Lino Barañao tendrá un rol de coordinador, ya que "deberá dialogar en igualdad de condiciones con otros ministros en energía, ambiente, salud, transporte, educación", según confía Peirano a iProUP.

No sólo ciencia

Para el economista, la Ley de Economía del Conocimiento "es una expresión positiva del Congreso sobre uno de los senderos de la economía", pero está incompleta: "Es una invitación para recorrer el camino, pero le falta cómo generar los recursos humanos. Hay que acompañarla de otras decisiones".

Si bien descarta modificaciones en la ley, asegura a iProUP que durante el gobierno de Alberto Fernández se encararán "programas que colaboren con la capacitación", tanto de nuevos talentos, como de personas con otra formación para reinsertarse en el mundo laboral.

"Lo único que podemos decir es que consideramos que tiene que haber una estrategia que esté vinculada a generar becas para la formación tecnológica. Ya hubo antecedentes con el programa Becar", asegura Peirano a iProUP.

"Alberto lo dejó en claro en su visita a la CGT al reconocer que hay cambios tecnológicos y que deben generarse oportunidades de formación, para que el mundo del trabajo pueda ir aprovechando estos cambios y mitigando todo lo posible los efectos adversos", remarca.

Para ello, resalta, debe haber una mayor articulación con las universidades nacionales y los centros productivos. En este punto, sugiere que el plan 111 Mil, que buscaba formar programadores, no logró el impacto esperado por la falta de integración con el sistema educativo

En este sentido, Peirano asegura que los perfiles técnicos deben tener un plan de carrera similar al Conicet, que genera unos 2.500 doctores al año en ramas científicas. E imitar esas cifras en las carreras tecnológicas, pero no sólo las relacionadas con Sistemas, sino también en "formación en ciencia de datos, biotecnología, nanotecnología, nuevos materiales".

"Tenemos que entender la industria 4.0 como mucho más que software. Ver cómo se articula con la electrónica y la metalmecánica, y ser protagonistas en la creación de estos nuevos equipos y sistemas", sentencia el dirigente del Grupo Callao.

De esta forma, coincide con el pedido las Pymes de la electrónica agrupadas en CADIEEL, que al no poder integrar 70% de "conocimiento" en sus sistemas para pasar de los 60.000 empleos actuales que posee el sector a unos 100.000.

Según Peirano, no habrá un cambio de la Ley de Economía del Conocimiento para que estas compañías estén abarcadas porque "es algo muy complejo que llevaría mucho tiempo"-

Aunque asegura que evalúan el lanzamiento de "programas complementarios". También tienen en carpeta otros reclamos del sector, como el acceso al financiamiento y que el Estado tenga en cuenta a soluciones creadas por firmas locales.

"Se están analizando líneas de crédito, becas, crédito fiscal en I+D y el compre argentino siempre que tenga impacto", remarca Peirano, quien detecta que las apuestas al talento y al crecimiento de las empresas debe confluir en una transformación de la matriz productiva.

En este punto, lo inquietan las cifras del CIPPEC, que aseguran que sólo el 6% de las firmas está avanzando en la transformación digital, en tanto que casi la mitad utiliza tecnología obsoleta.

Por eso, el dirigente divisa la oportunidad de la Argentina para la fabricación bienes de capital es decir, aquellos que sirven para generar bienes y servicios, como la maquinaria, tanto para el uso por empresas locales como su venta al extranjero.

El último viernes, ante las consultas de contadores, emprendedores y estudiantes de Económicas, Peirano aseguró que habrá "estabilidad fiscal" y una "AFIP que genere oportunidades", en alusión que no habrá trabas para las exportaciones.

Además, el economista afirmó que los avances en trámites a distancia que llevó a cabo Modernización tendrán una continuidad y que privilegiarán que "la información circule con la menor fricción posible". No es un dato menor, ya que la cartera dirigida por Andrés Ibarra diseñó la Ventanilla de Comercio Exterior con más de 300 trámites virtuales que ahorran tiempos y costos.

De esta forma, la Economía del Conocimiento será uno de los temas que tendrá continuidad con la próxima administración. Y promete ser un nuevo Vaca Muerta en un país que necesita con urgencia generar divisas.

Te puede interesar