Más artículos

Del otro lado del mostrador: trabajó más de 10 años en Google y se fue para crear una aplicación "anti-consumismo"

Del otro lado del mostrador: trabajó más de 10 años en Google y se fue para crear una aplicación "anti-consumismo"
Tras una década ocupando puestos de alta responsabilidad en Google, José María García se fue en 2017 convencido de que había otra manera de consumir
19.11.2019 10.46hs Innovación

Tras una década ocupando puestos de alta responsabilidad internacional en Google, José María García abandonó la compañía en 2017 convencido de que quería que el mundo tuviese las herramientas para cambiar la forma en que se consume.

"Como sociedad no somos capaces de alinear nuestros valores con nuestras acciones. Nos sentimos identificados con los principios de generosidad, solidaridad y respeto al medio ambiente, pero luego somos incapaces de ponerlos en práctica en nuestra vida", explicó García a Business Insider.

La sociedad de consumo estimula a las personas a comprar bienes aunque no los necesiten lo que lleva a hogares abarrotados de cosas. Hasta ahora estas personas decidían o bien tirar los objetos o ponerlos a la venta en plataformas como Wallapop, pero los hay que quieren deshacerse de ellos sin recibir nada a cambio y no encuentran a un nuevo dueño. 

Con esa finalidad llegó Gratix, una app que promueve el consumo responsable apostando por la reutilización para evitar malgastar recursos y generar residuos que impactan negativamente en el medio ambiente, sin una compraventa de por medio.

"La gente que regala tiene varias ventajas: muchas veces el proceso es más amable porque no estás regateando por 5 o 10 euros y, además, regalar sienta muy bien", explica el fundador, que considera que dar cosas crea adicción. Además, para evitar un uso abusivo de la app por parte de personas que no comparten la filosofía del proyecto, la plataforma incluye un sistema de puntos que facilitan el conseguir regalos. 

Pese a que Google "es una compañía maravillosa", tras más de 10 años como responsable de las líneas de negocio de anuncios de búsqueda y en aplicaciones móviles entre California y España, García decidió no crear esta aplicación dentro lo que hasta entonces era su casa.

García cree que si hubiese dependido de Google no hubiera tenido la autonomía con la que ha contado y "es muy difícil crear esto sin libertad absoluta". "Fue una decisión muy grande, pero la vida está para eso. Hay que jugársela", cuenta el exdirectivo. 

Te puede interesar