Más artículos

Nestlé hace punta: el gigante alimenticio suma reconocimiento facial para procesar pagos

Nestlé hace punta: el gigante alimenticio suma reconocimiento facial para procesar pagos
Las soluciones biométricas se están volviendo cada vez más populares en el área de la seguridad, así como en los procesos de pago
16.11.2019 19.16hs Innovación

La implantación de nuevas tecnologías biométricas, como la huella dactilar, el iris o, en este caso, el reconocimiento facial, ha tenido fuerte impronta en le área de seguridad y control de accesos.

Es por esta seguridad, sumado a la confianza y facilidad de uso, que ahora también encuentran su espacio en el mundo del procesamiento de pagos.

Un ejemplo es la tienda ‘Nestlé Market’, ubicada en la sede del grupo, en Esplugues de Llobregat (Barcelona), que ha puesto en marcha la primera solución de pago con reconocimiento facial en una tienda en España.

Con esta implantación, los clientes pueden pagar sus compras sin necesidad de utilizar un medio de pago físico como una tarjeta bancaria, un móvil o dinero en efectivo.

El proyecto se ha desarrollado conjuntamente entre CaixaBank

La dirección financiera de Nestlé España y los servicios jurídicos y tecnológicos de la compañía y el equipo del Payment Innovation Hub (una alianza multisectorial formada por CaixaBank, Global Payments Inc., Visa, Samsung y Arval).

La iniciativa, que se estrena como experiencia piloto y estará en funcionamiento durante los próximos tres meses, persigue mejorar la experiencia del cliente, ya que se hace más ágil el momento del pago en la caja, a la vez que se incrementa la seguridad de la transacción.

Para utilizar el sistema, el cliente solo debe descargar la app Face To Pay Nestlé Market, disponible para Android e IOS, y registrar en ella sus datos personales, su tarjeta y la imagen de su cara. En el establecimiento, se ha habilitado una caja rápida exclusiva dotada de una tablet con cámara y conexión a Internet.

En el momento del pago, el cliente debe hacerse un selfie con la tablet de caja y el sistema comparará la imagen con el patrón biométrico almacenado en la base de datos a partir de la fotografía registrada en el momento del alta. Si hay coincidencia, se procede al pago.

A lo largo de este periodo de prueba, la empresa analizará la adaptación de la nueva tecnología a las necesidades del comercio minorista. En opinión de Maria Dolors Liu, responsable de las tiendas ‘Nestlé Market’, "el pago por reconocimiento facial es una solución de pago cómoda, fácil y segura que permite que nuestro cliente pueda pagar sin necesidad de usar tarjetas, móvil o efectivo".

"Estamos convencidos de que, por un lado, mejora y simplifica el proceso de compra del cliente y, por el otro, al permitir pagar de forma inmediata, se reduce el tiempo de espera en caja y, en consecuencia, las posibles colas que se pueden generar en épocas de mucha afluencia como las Navidades. Es un hecho que, pensamos, es clave para mejorar la experiencia de compra del cliente a su paso por nuestra tienda".

Tal y como ha comentado Maria Dolors Liu a Alimarket Gran Consumo, aún "es pronto para saber si haremos el sistema extensivo al resto de tiendas".

En la actualidad, ‘Nestlé Market’ cuenta con tres puntos de venta, ubicados en sus oficinas centrales de la citada Esplugues de Llobregat, en la fábrica de café soluble de Girona y en la planta de La Penilla (Cantabria), todas ellas abiertas al público.

Hacia los pagos invisibles

La excelencia en la experiencia del cliente es el objetivo de la mayor parte de los retailers, que tratan de implantar soluciones en sus puntos de venta dirigidos, entre ostros aspectos, a reducir la fricción en el momento del pago, como los desarrollados por Visa en su laboratorio berlinés, entre ellos, el escaneo de productos a través de smartphone que evita el paso por caja o espejos y pantallas interactivos que permiten la compra de artículos.

También la startup PayMark Fast

Ha desarrollado un método de pago basado en tecnología RFID mediante el cual, a través de etiquetas identificativas en todos los productos se realiza una lectura simultánea en la línea de caja, con lo que el consumidor ahorra tiempo en esperas. Asimismo, el método, según la empresa, garantiza la disponibilidad del stock físico para pedidos online, con lo que facilita la omnicanalidad, indicó América Retail.

Te puede interesar
Recomendadas