Más artículos

Facebook y Google, obsesionadas con la productividad: sus newsletters internos, disponibles hasta en los baños

Facebook y Google, obsesionadas con la productividad: sus newsletters internos, disponibles hasta en los baños
Las grandes empresas tecnológicas de Silicon Valley quieren que su cultura de trabajo enfocada en la productividad esté presente en todos los espacios
11.11.2019 18.02hs Innovación

Las grandes empresas tecnológicas de Silicon Valley quieren que su cultura de trabajo enfocada en la productividad esté presente en todos los espacios de la compañía y empapelan los baños con newsletters. 

Según indicó el portal Business Insider, Google, Facebook y Yelp son algunas de las empresas que han decidido que los mensajes importantes y las newsletters internos estén a la vista incluso cuando un empleado está en el baño. 

No es una práctica que sorprenda dentro del tecnológico mundo de Silicon Valley y revela, una vez más, la obsesión por la productividad y la eficiencia que impera en el día a día de estas compañías. 

Los ejemplos más antiguos son de 2006 y pertenecen a Google, que inició Testing on the toilet como una sola página en la que los empleados podrían encontrar consejos mientras hacían "sus necesidades". Además, el gigante de búsqueda también ha utilizado la práctica para tratar temas muy serios, como las protestas de sus propios empleados motivadas por las condiciones de trabajo en la empresa y los escándalos de acoso sexual. 

En esta imagen de una de las páginas que cuelgan del baño en Google se pueden leer los consejos que la empresa ofrece para afrontar una situación de acoso o discriminación. A juzgar por los detalles de la imagen, parece que los empleados también pueden consultar la newsletter del baño de forma online. 

Facebook y Yelp son otras de las grandes compañías con sus propias newsletter pensadas solo para el momento más íntimo en el baño en las que comparten novedades de la empresa y consejos para los empleados. 

El organizador de estas comunicaciones en Yelp asegura a Business Insider que los empleados están muy satisfechos con el programa y que ha supuesto un gran empuje para la productividad de la empresa. 

Mientras la práctica empieza a trascender Silicon Valley y conquista otro tipo de empresas, algunos expertos cuestionan la idea y se preguntan si realmente sirve para mejorar la productividad o solo es otra forma de obligar al trabajador a demostrar su compromiso con la empresa.

Te puede interesar