¿Otra vez sopa?: los tres factores que inflan la nueva burbuja y el gran temor que trae la economía 4.0 Más información
Más artículos

Conocé la app argentina de gestión escolar que hoy ya factura $30 millones al año

Conocé la app argentina de gestión escolar que hoy ya factura $30 millones al año
Dos jóvenes emprendedores crearon Blended, una plataforma de comunicación y gestión escolar que ya se usa en más de 350 colegios
06.11.2019 12.43hs Innovación

Para Nicolás Giménez la educación fue siempre un tema que le despertó interés y por eso había decidido basar su tesis en la problemática en América Latina. "Hubo un dato que fue el disparador: cuatro de cada diez chicos no terminan la secundaria y, entre los que terminan, el continente tiene una de las peores calidades educativas", comentó en una nota para el sitio Forbes Argentina. 

Cuando estaba terminando su carrera de Administración de Empresas en la Universidad de San Andrés, donde conoció a su socio Federico Hernández y a partir de la investigación que realizó para la tesis, empezó a profundizar en los números para entender la dimensión de la problemática. En América Latina hay 150 millones de chicos en edad escolar y el Banco Mundial estima que 50 millones no completarán su educación. Así, descubrió que el 90% de las 700.000 escuelas de América Latina se comunican mediante un chat pero no pueden generar contenidos.

Hoy, la start-up ya cuenta con un staff de 18 empleados. "Nuestro modelo se basa en el boca en boca y que los colegios y padres nos vayan recomendando por el vínculo que generamos con las escuelas", confirman los jóvenes fundadores. Así, el año pasado, la compañía registró un crecimiento explosivo: ya a través del viejo cuaderno de comunicados y grupos de mails o Whatsapp.

En 2016, Nicolás y Federico decidieron crear Blended, una plataforma de comunicación y gestión escolar en la nube que incluye una aplicación para celulares para que los padres pue- dan recibir información relevante de sus hijos. "Digitalizamos el cuaderno de comunicaciones y la gestión interna de los colegios, que están llenas de planillas." 

Para dar los primeros pasos, la compañía recibió u$s 200.000 de Wayra, la aceleradora de Telefónica, y de algunos inversores ángeles. "Nos reunimos con autoridades de muchos colegios, docentes y padres para entender sus necesidades puntuales", recordaron los emprendedores. 

Para las familias, Blended ofrece una aplicación móvil amigable e intuitiva en la cual los padres pueden recibir toda la información relevante acerca de sus hijos: calificaciones, inasistencias, llegadas tarde al colegio, fotos, videos y un calendario integrado de eventos, como exámenes o partidos de fútbol. Según la configuración que realice cada colegio, los padres pueden interactuar respondiendo las consultas del colegio mediante un chat, pero no pueden generar contenidos.

Hoy, la start-up ya cuenta con un staff de 18 empleados. "Nuestro modelo se basa en el boca en boca y que los colegios y padres nos vayan recomendando por el vínculo que generamos con las escuelas", confirman los jóvenes fundadores. Así, el año pasado, la compañía registró un crecimiento explosivo: ya está presente en 370 instituciones y alcanza a 100.000 familias en el país. 

El modelo de negocios se basa en el modelo SaaS (Software as a Service), a través del cual cobra un abono mensual a las instituciones educativas de acuerdo con la cantidad de alumnos. Además, ofrece dos planes: uno para aquellos que quieren solo la parte de comunicación (que tiene un valor de $ 15 por alumno) y otro para la parte de gestión (con un valor de $ 25 por alumno). 

Este año, fueron reconocidos como la mejor start-up del mundo por la prestigiosa competencia Seedstars World, de la que participaron más de 8.000 empresas de 64 paísesLos fundadores esperan que Blended pueda alcanzar las 1.000 escuelas en diciembre y que cierre el 2019 con una facturación de $ 30 millones, lo que significaría cuadruplicar el crecimiento. 

Además, el otro foco es estar a la vanguardia de la innovación y generar información de valor agregado para los directores y autoridades de los colegios para que puedan tomar decisiones. "Por ejemplo, los alumnos en riesgo, los que tienen potencial de quedarse libres, de dejar la escuela, de mejorar el rendimiento. El objetivo es mejorar las métricas para mejorar la calidad informativa. Cuantos más datos e información tenés en el colegio, mejor es la calidad educativa para los chicos" remarcaron.

Te puede interesar
Recomendadas