Más artículos

Cybermonday, cuando lo barato puede salir caro: consejos para hacer una compra segura

Cybermonday, cuando lo barato puede salir caro: consejos para hacer una compra segura
Las compras en Internet son un fenómeno que cada vez se extiende más entre las personas a la par de las posibilidades de fraudes y estafas
05.11.2019 12.49hs Innovación

Con la fiebre por las compras en Internet y con el CyberMonday gran cantidad de fraudes y estafas. Por eso es vital cuidarse y saber si una web es segura es posible con solo fijarse en una serie de elementos.

Lo primero es fijarse en la barra de direcciones del navegador, y prestar atención a la 'url' de la web en la que se está navegando. El 'https' del inicio de la dirección tiene que aparecer un candado, lo que certifica que es una web segura. También hay que fijarse si en el inicio de la 'url' es 'http', porque si le falta la 's' de 'security' (seguridad) puede ser una página fraudulenta. Pero no es lo único sino también hay analizar el contenido de la 'url' y ver si tiene algo que ver con el contenido del resto de la web.

Otro de los factores para detectar una web no segura es la ortografía y el contenido de la página web, ya que existen muchas páginas falsas con múltiples faltas de ortografía o mal traducidas. Esto puede indicar que se trata de una suplantación de otra web o que es una página con fines fraudulentos. Si se desconfía de la página web, es conveniente buscar opiniones de otros usuarios sobre esta página y en caso de encontrar poca información relacionada con la web, mejor desconfiar. 

Otra medida es tratar de ponerse en contacto con la página a través de un correo electrónico o una llamada. Si la página no dispone de ningún medio de contacto o si el correo electrónico que aparece es sospechoso o la forma de responder por email es extraña, puede que se trate de un engaño.

A la hora de comprar es importante comparar los precios de la web no confiable con otra legal. Es cierto que dependiendo de la tienda los precios varían, pero siempre dentro de márgenes similares, en cambio si un producto vale 600 dólares y en otra página web vale 100, lo mejor será prender las alarmas ya que como dice el dicho "cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía". 

Por último todas las páginas que venden por Internet deben informar de quién está detrás de esa tienda online. Esta información se encuentra en el apartado de "Políticas de privacidad" de la web, aunque también puede aparecer en "Aviso legal" o en "Quiénes somos". Si no aparece esta información por ningún lado o no es del todo clara, es mejor desconfiar y buscar otra página web que cumpla con todos los requisitos.

Te puede interesar
Recomendadas