¿Otra vez sopa?: los tres factores que inflan la nueva burbuja y el gran temor que trae la economía 4.0 Más información
Más artículos

¿Producto disruptivo o "puro humo"?: después de la carne de laboratorio llega el "huevo sin gallina"

¿Producto disruptivo o "puro humo"?: después de la carne de laboratorio llega el "huevo sin gallina"
El "huevo sin gallina" es un nuevo alimento elaborado con ingredientes vegetales con el objetivo de dejar usar animales en prácticas agrícolas industriales
30.10.2019 09.45hs Innovación

El sector alimentario se encuentra en plena transformación, impulsado por compañías que están desarrollando sus productos "de laboratorio", sin animales. Más allá de las marcas como ya conocidas, como NotCo o Beyond Meat, comenzaron a aparecer alternativas que buscan hacerse un lugar en el mercado.

El "huevo sin gallina" es un nuevo alimento elaborado con ingredientes vegetales con el objetivo de dejar usar animales en prácticas agrícolas industriales.

Por el momento se trata de una propuesta que no persigue ningún fin comercial, de hecho proviene de la diseñadora Annie Larkins, quien lo presentó ahora durante la Semana del Diseño Holandés en Eindhoven.

Y es que no sólo se nos muestra como una alternativa alimenticia, sino también de diseño al jugar con sus formas y posibilidades, ya que si estamos creando un nuevo huevo, porque no hacerlo también de otra forma.

Annie Larkins Egg Without A Chicken

La idea central de Larkins fue usar el diseño para explorar y recrear nuevas formas que pudiesen mejorar a un huevo, esto sin depender de la capacidad biológica de la gallina y aprovechando las herramientas tecnológicas que tenemos hoy día.

El resultado fue un alimento que puede ser alargado o en forma de cubo, que mantiene una clara y una yema cubierta por una cáscara. Y que, afirma, mantiene características nutricionales y sabor similares a las de un huevo. Todo esto con la ventaja no necesitar una gallina para obtenerlo.

El experimento de Larkins se basa en una mezcla de utiliza sal de Kala Namak, que nace de una roca cocida en horno que se utiliza en el sur de Asia, la cual sirve para imitar el sabor "azufrado" de huevo. Así como un alginato, que es un ácido que se encuentra en las paredes celulares de las algas marrones, para así crear una forma parecida a la yema, que incluso se puede reventar como si fuera real.

Esta mezcla está cubierta por una membrana que mantiene todo unido. Mientras que la cáscara fue lo más complicado de desarrollar, ya que se trata de una cera derretida a base de plantas, donde se sumerge el "huevo" varias veces para crear varias capas de esta cera y así tener una textura parecida a la cáscara. Incluso probó el usar cáscaras reales derretidas para formar una nueva mezcla que sirva para cubrir a su "huevo sin gallina".

Como mencionan en Xataka, Larkins no busca crear un producto comercial sino abrir el debate y ofrecer posibilidades ante el creciente problema de la falta de alimento y el aumento en tasa de población. Una solución de producción de alimento que podría ayudar en una eventual crisis.

Te puede interesar
Recomendadas