Más artículos

Omnicanalidad e inteligencia de negocios, dos claves fundamentales para hacer crecer a tu empresa

Omnicanalidad e inteligencia de negocios, dos claves fundamentales para hacer crecer a tu empresa
La aplicación de la tecnología viene de la ano de implementar nuevas estrategias de negocios que le saquen el mayor provecho para hacer crecer tu empresa
12.10.2019 11.05hs Innovación

El objetivo de toda empresa es crecer y hacer más negocios. Es por ello que hacer un buen uso de las tecnologías disponibles en el mercado es fundamental.

Pero también hay que tener en cuenta que eso trae aparejado un cambio rotundo en la cultura y forma de emprender tales modificaciones, y no caer en el uso de la tecnología, por ella en si misma.

Hay dos modalidades diferentes que hay que encarar en forma contundente para aprovechar todas las vías de comunicación con los clientes actuales y los potenciales: la omnicanalidad y la inteligencia de negocios

Una de las tendencias más importantes en inteligencia de negocios para cualquier marca es la computación en la nube. Por otro lado, la omnicanalidad estará fuertemente ligada a las soluciones de voz en el futuro próximo

La tecnología ha habilitado a cualquier marca y persona a alcanzar grandes metas. No solo es posible tener sistemas personalizados para una gran variedad de tareas y metas. También se pueden utilizar y aprovechar productos y servicios plana y llanamente futuristas. A futuro, estos sistemas prometen realizar tareas cada vez más impresionantes y extravagantes. Pero también hay grandes oportunidades de negocio en este sector, de las cuales destacan dos.

También te puede interesar: eCommerce: "La experiencia del cliente omnicanal será la brújula del comercio argentino"

En primera instancia, está la omnicanalidad. Este concepto se refiere a una experiencia donde los usuarios están perpetuamente conectados. Para una marca, esto significa que se puede tener una interacción constante y continua con el público objetivo. Según Plytix, esto significa grandes oportunidades en mercados como el retail. Por ejemplo, la capacidad de alcanzar una personalización para los usuarios, así como la redefinición de los espacios físicos y digitales.

Por otro lado, también la inteligencia de negocios es un factor muy atractivo. Cualquier marca tiene a su disposición un volumen mucho más grande de datos e información disponible sobre su mercado y sus usuarios. Cuando se analizan estos insights y se ejecutan las reflexiones correctamente, entonces es cuando las empresas pueden descubrir su potencial. Y, como apunta Data Pine, alcanzar mejores resultados en seguridad, experiencia de consumidor, etc.

¿Cómo puede una marca aplicar ambos conceptos sin morir en el intento?

La pregunta es cómo pueden las empresas llegar a tocar estos dos conceptos sin morir en el intento. Al final, se trata de una misión compleja. No solo es cuestión que la marca pueda estar en constante contacto con los consumidores y el mercado a lo largo de todos o casi todos los puntos disponibles. Además, es importante tener la infraestructura necesaria para aprovechar toda esta información que se genera en estos canales y procesarla. ¿Cómo lograrlo?

La clave de casar la omnicanalidad con la inteligencia de negocio

Para que una marca pueda empezar a aprovechar estas tendencias, debe tener la estructura correcta. De lo contrario, es imposible siquiera empezar a producir resultados. Las tecnologías móviles están apuntalando a la omnicanalidad y la inteligencia de negocio. Es solo cuestión de gestionar los canales adecuados con la mentalidad precisa para la empresa.

También te puede interesar: Marketing omnicanal: estos son los errores más comunes y cómo evitarlos

Al mismo tiempo, alcanzar esta mezcla perfecta no es algo sencillo. Se necesita de mucha experiencia en el segmento y saber emplear las herramientas tecnológicas disponibles a la marca. Por estas razones, no cualquier compañía está lista para realizar un proyecto independiente, indicó América Retail.

Te puede interesar