Más artículos

Salón de San Pablo

Renault Symbioz, el eléctrico autónomo se exhibió por primera vez en el Mercosur

Renault Symbioz, el eléctrico autónomo se exhibió por primera vez en el Mercosur
El prototipo anticipa el futuro de la marca: un auto sin conductor, con una potencia que supera los 600 kilómetros, y un diseño interior como una casa
08.11.2018 18.38hs Innovación

La movilidad eléctrica, cero emisiones, es la premisa que instaló Renault en su stand en el Salón del Automóvil de San Pablo, donde se está llevando adelante la exposición.

La marca presenta en ese contexto por primera vez en la región el Symbioz, un prototipo de vehículo autónomo y eléctrico que resume la visión de Renault sobre la movilidad hacia 2030.

“Para el futuro no podemos pensar un auto sin imaginar el ecosistema a nuestro alrededor. Renault Symbioz es un proyecto realmente único que nos permitió trabajar con urbanistas, diseñadores, ingenieros y arquitectos”, explicó Laurens van den Acker, Director de Diseño de Renault a nivel global.

Con 4,70 metros de largo, 1,98 metros de ancho y una altura de 1,35 m, el concept-car Renault Symbioz es un sedán polivalente y futurista cuyas dimensiones exteriores corresponden a las de un vehículo del segmento D. No obstante, su espacio interior modulable es equiparable al de un vehículo del segmento E.


Su diseño exterior también es innovador. Se distingue la parte alta, flotante y arquitectónica, de la parte baja, más robusta y elegante.

La parte alta, que responde por su forma a la arquitectura de una vivienda, optimiza la luminosidad a bordo del habitáculo. El objetivo es viajar en un espacio fengshui luminoso con la sensación de una gran sala de estar, con un amplio contorno acristalado.

Gracias a su tratamiento de cristal, todas las superficies de vidrio (cristal o policarbonato) maximizan la transparencia y facilitan el paso y la difusión de la luz en el habitáculo.

Su carrocería de fibra de carbono incorpora un doble tintado metalizado. Su tratamiento mate en la parte delantera sugiere autenticidad y serenidad. El tratamiento más satinado en la parte trasera aporta elegancia y refinamiento.

 

Tanto en la parte delantera como en la trasera, tiene la firma luminosa de los faros en forma de C (C-Shape). Si bien ha sido ampliada, alargada y estilizada, dicha firma establece un vínculo identificativo entre este concept y la gama Renault actual.

Las luces traseras muestran efectos visuales dinámicos gracias a pequeñas aletas luminosas que se despliegan en función de la intensidad de la frenada.

La tercera luz de freno está integrada en suspensión en la arista del deflector aerodinámico que se encuentra en la prolongación del techo. Sus efectos gráficos verticales se encuentran también bajo el paragolpes, con la luz antiniebla.

Las llantas recuperan en su diseño el principio de los radios de las ruedas de bicicleta, evocando así aerodinamismo y ligereza. Cubiertas por neumáticos Michelin slimline de banda estrecha, estas llantas han sido desarrolladas de manera específica por el fabricante francés con la finalidad de maximizar la eficacia energética del vehículo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Más sobre Innovación