Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

WiFi 6, al rescate: por qué es el gran salvavidas de las telcos y las cableras ante el avance de Google y Apple

WiFi 6, al rescate: por qué es el gran salvavidas de las telcos y las cableras ante el avance de Google y Apple
Las telcos se están moviendo cada vez más hacia una oferta de servicios que combina redes fijas con vínculos móviles y redes interiores
Por Cesar Dergarabedian
05.10.2019 06.00hs Innovación

La recomendación sonó como lluvia en un desierto a una audiencia compuesta por los directores tecnológicos (CTO) de un medio centenar de los principales operadores de telecomunicaciones y TV por cable: "Ustedes pueden ser los dueños de la casa, porque Google y Apple ya lo son del celular".

El autor de la sugerencia, Charles Cheevers, CTO de CommScope, uno de los principales fabricantes globales de infraestructura de telecomunicaciones fija e inalámbrica en el hogar, recordó que en el caso del video en línea, dominado por Netflix, Amazon, Disney y Apple TV, la solución para los cables operadores fue sumarlos a la grilla.

Pero esa misma solución no se puede aplicar ante la transformación digital de las casas, según se pudo constatar en el "foro de liderazgo ejecutivo" de CommScope y Arris, que tuvo lugar en la ciudad estadounidense de Miami, en el que participó iProUP.

Arris fue comprada en 2018 CommScope, una operación completada en abril de este año, por 7,5 mil millones de dólares.

Se trata de es uno de los proveedores de equipos de telecomunicaciones (especialmente video y banda ancha) que ha experimentado la mayor cantidad de consolidaciones y fusiones en los últimos años. 

Por ejemplo, si eres es cliente de Cablevisión o Flow en la Argentina, es muy posible que tu módem y/o decodificador sean de esta marca.

Commscope se consolidó como una empresa de equipos pasivos (cables, fibras, soluciones estructuradas), pero en los últimos años se ha expandido a celdas pequeñas, antenas, y con Arris ha agregado video, banda ancha y Wi-Fi.

Contexto 

Los operadores de telecomunicaciones se están moviendo cada vez más hacia una oferta de servicios que combina redes fijas con vínculos móviles y redes interiores.

Se trata de una movida estratégica en un contexto cambiante, en el cual los consumidores latinoamericanos están impulsando una transformación de Wi-Fi en el hogar, con la llegada de dispositivos conectados a la Internet de las cosas (IoT) y equipos personales inteligentes a sus casas, además de consumir más contenidos 4K y juegos.

Este crecimiento está impulsando unae demanda sin precdentes de conectividad inalámbrica más confiable y de alto rendimiento. 

Los operadores como las empresas de telecomunicaciones y de TV por cable se enfrentan al desafío de satisfacer esta demanda optimizando el ancho de banda, la capacidad de respuesta y la eficiencia para mejorar la calidad de la experiencia.

A pesar de que la fibra óptica directa al hogar (FTTH) está entregando esos anchos de banda a las residencias, la cobertura de toda la casa y los gigabits se han convertido en una "próxima frontera" crucial para los operadores en América latina. 

Los operadores de telecomunicaciones en América latina están preparándose para lidiar con un crecimiento sin precedentes en la demanda de conectividad. 

El mercado todavía está dominado por la tecnología de línea de abonado digital (DSL) a través de cables telefónicos de par trenzado, pero redes que utilizan DOCSIS para proporcionar acceso a Internet sobre la infraestructura existente de fibra coaxial híbrida (HFC) tiene datos más altas capacidades de carga.

Si bien cada operador de telecomunicaciones tiene objetivos comerciales específicos y únicos, la mayoría de ellos tiene una cosa en común: están listos para implementar selectivamente una solución de fibra de 10 Gbps en nuevas áreas a un pequeño grupo de suscriptores para un enfoque de evolución selectiva.

Convertir todos los clientes a FTTH a la vez ahora requeriría un Inversión significativa sin ingresos inmediatos para compensar el gasto.

De acuerdo al índice de de conectividad de Arris, los consumidores de México, Brasil, la Argentina y Chile están agregando una amplia gama de dispositivos conectados a sus entornos domésticos. 

El surgimiento de IoT en el hogar es evidente: el 14% de los 20.000 encuestados por Arris en todo el mundo dicen que se han conectado electrodomésticos, mientras que el 13% posee cámaras de seguridad conectadas. 

Los dispositivos inteligentes son utilizados por el 11% y el 8% emplea algún tipo de equipo activado por voz. 

En general, las expectativas del consumidor para la conectividad de alta velocidad están subiendo rápido.

Los usuarios avanzados ya están sintiendo los problemas de la alta demanda de conectividad, al igual que los hogares con niños que están en línea de manera regular. 

El informe muestra que el 90% de los usuarios piensa que es importante tener acceso a Wi-Fi de alta velocidad en todas las habitaciones. 

Aproximadamente el 61% cree que tener demasiados dispositivos activos conectados a la vez degrada la transmisión y provoca la descarga cuestiones. 

No es sorprendente que el 71% de los usuarios digan que se sienten frustrados cuando no pueden conectarse. 

Desde el punto de vista, los problemas del ancho de banda del hogar y la cobertura total tienen un impacto significativo en el cliente.

Los proveedores de servicios que no logran ganar una reputación por el riesgo de una prestación sobresaliente se enfrentan a una gama conocida de impactos comerciales adversos. 

La calidad de la conectividad moldea de manera directa la percepción del cliente sobre los proveedores de servicios, la mayoría de los cuales han reconocido que la administración de dispositivos inalámbricos no debe ser dejado en forma exclusiva a los usuarios finales. 

A medida que los suscriptores agreguen productos como tabletas, cámaras y DVR a sus hogares, necesitan routers mejorados que puedan proporcionar velocidades de gigabit para toda la casa. 

Esto presenta una oportunidad para que los operadores asuman la responsabilidad de gestionar la satisfacción del consumidor con el entretenimiento en el hogar.

La experiencia ha demostrado que ofrecer equipos de alta calidad al consumidor minimiza la rotación de suscriptores y reduce los costos de soporte con menos llamadas de servicio y traslados para cambiar los dispositivos.

Tabla de salvación

Pero agregar ofertas de productos presenta desafíos, en especial en un mercado donde los presupuestos son ajustados debido a los ingresos promedio relativamente bajos por usuario (ARPU). 

Además, el predominio de la construcción de paredes de ladrillo hace que proporcionar cobertura adecuada en todo el hogar sea problemático. 

La tecnología ofrece a los operadores la oportunidad de satisfacer de manera rentable la creciente demanda actual y prepararse para el crecimiento futuro.

La adopción del estándar de especificación de área local inalámbrica IEEE 802.11ax, denominado Wi-Fi 6 por la Wi-Fi Alliance, más enrutadores de tres bandas es una manera para que los proveedores de servicios latinoamericanos se queden a la vanguardia del juego, al tiempo que admite miles de millones de dispositivos existentes en estándares anteriores.

Según la Alianza, las redes de sexta generación alcanzarán su plena implementación este año. Es la única solución que ofrece velocidades de gigabit para todo el hogar en cada habitación y dispositivo en forma inalámbrica, y que también puede ofrecer velocidades de varios gigabits para ayudar a los consumidores a medida que continúe aumentando la cantidad de dispositivos inalámbricos en el hogar. 

La arquitectura de de esta tecnología logra un nuevo nivel de latencia más baja y mejor respuesta. Puede aumentar la velocidad promedio al menos cuatro veces en los hogares con múltiples dispositivos y áreas congestionadas como complejos de apartamentos.

También hace un uso óptimo del espectro para que se pueda obtener una cantidad máxima de datos transmitidos con la menor cantidad de errores. 

Esta plataforma fue diseñada para conectividad de alta densidad, lo que significa que puede servir de manera simultánea a docenas de dispositivos sin perder rendimiento. 

Múltiples antenas permiten el acceso punto (AP) hable con muchos dispositivos a la vez y deje que los dispositivos respondan al mismo tiempo. 

Los AP pueden programar y priorizar la comunicación con dispositivos, al igual que una red móvil. Al tomar más control, la AP puede garantizar un rendimiento óptimo para dispositivos en una amplia gama de actividades y priorizar aplicaciones como monitoreo de salud en el hogar.

Mientras que múltiples AP conectados en una topología de malla tradicional pueden comunicarse entre sí, agregar inteligencia de "dirección" asegura que el mejor AP disponible satisfaga las  necesidades de cada uno dispositivo, desde aplicaciones de baja demanda como correo electrónico hasta aplicaciones avanzadas como sistemas de juegos que requieren mejor conectividad.

Con Wi-Fi 6, los dispositivos obtienen una mejor cobertura en todo el hogar,  independientemente de dónde se encuentra la puerta de enlace o enrutador. Además, ayuda a reducir el consumo de energía y a extender la duración de la batería de los dispositivos, particularmente teléfonos inteligentes.

Alternativas

Commscope y Arris ven dos formas importantes de desarrollar las diferentes tecnologías que está apostando hoy. El primero es el desarrollo de Wi-Fi 6, que es esencial,  en opinión de la empresa, para que la conectividad en interiores pueda ofrecer la misma calidad de servicio y funcionalidad que el 5G. 

Y el segundo está en la línea de dispositivos conectados, con un enfoque especial en lo que la compañía llama Smart Media Devices. 

Estas plataformas tienen como objetivo integrar diferentes  dispositivos, como decodificador de video, teléfono, asistente personal, centro de IoT, punto de acceso Wi-Fi y altavoz. 

Tal vez algo aún lejos del poder adquisitivo promedio de los consumidores en América Latina, pero una herramienta valiosa para los clientes de mayor valor.

Cheevers dijo que Wi-Fi 6 es una forma clave para que los proveedores de servicios de Internet aseguren una cobertura interior con el mismo nivel de calidad que las redes 5G, una mejor cobertura, un menor consumo de batería, y la posibilidad de servicios gestionados. 

"Todavía no hay integración de operadores entre los servicios interiores ofrecidos por las redes Wi-Fi y los servicios proporcionados por la red inalámbrica, pero está empezando a ser más real en el entorno 5G", dijo Cheevers.

Para Morgan Kurk, CTO de Commscope, la lucha en cualquier red de hoy es la latencia. "Este es el factor que marca la diferencia en la percepción de cada red", advirtió. Para el especialista, las tecnologías 5G y Wi-Fi 6 están avanzando hacia una reducción sustancial de las latencias, en línea con otras tendencias en redes fijas. 

De hecho, señaló el ejecutivo, hay tres tendencias que rigen la evolución de las redes hoy en día: virtualización, densificación y optimización. 

"A los proveedores de tecnología les gusta estar en un entorno propietario. Pero hoy es el momento de la virtualización, las plataformas abiertas. Los operadores están en todas partes, necesitamos estar donde están los clientes, ya sea en espacios residenciales, comerciales o públicos. Esto crea una oportunidad para hacer cosas que no eran posibles ", dijo Kurk.

Wi-Fi de 2,4 GHz o 5 GHz, esa es la pregunta que se hacen los operadores. Sin embargo, hay quien se niega a que la tecnología de conexión inalámbrica más utilizada quede relegada a estas dos bandas.

Por esa razón, varios gigantes tecnológicos quieren usar Wi-Fi de 6 GHz como frecuencia extra para mejor rendimiento y velocidad en ciertas situaciones y con algunos dispositivos.

¿Hay algo que pueda poner de acuerdo a Apple, Google, Microsoft, Facebook, HP, Qualcomm, Intel, Broadcom y Marvell? Sí: usar una nueva banda para tener una súper velocidad en los dispositivos. 

Wi-Fi se ha utilizado en las 2,4 GHz y 5 GHz, pero el año pasado, el ente regulador de EEUU (FCC) aprobó el uso de la de 6Hz ofreciendo un total de 1.200 MHz para que los dispositivos pudieran comunicarse sin depender de las redes móviles.

Los operadores de telecomunicaciones prefieren una subasta de ese espectro para poder utilizarla en las futuras redes 5G.

En ese sentido, quieren que la FCC apruebe el uso de esta frecuencia con lo que se denomina Very Low Power (VLP) Wi-Fi. Con esta tecnología de bajo consumo, los dispositivos podrían transmitir sin causar interferencias con otro equipamiento. 

Se utilizaría para dispositivos y situaciones muy concretas. Por ejemplo, compartir la conexión del móvil con otro dispositivos (tableta o computadora), conectar al móvil cascos o gafas de realidad virtual, reproducción de video en un coche o streaming UHD 4K.

Con esta solución, la conectividad entre los dispositivos sería ultrarrápida y no sería necesario depender del 5G, sobre todo en interiores. 

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar
Recomendadas