Más artículos
Buenos Aires: crece el uso de Big Data para predecir los gustos de los turistas extranjeros

Buenos Aires: crece el uso de Big Data para predecir los gustos de los turistas extranjeros

Buenos Aires: crece el uso de Big Data para predecir los gustos de los turistas extranjeros
Mediante el uso de Big Data, el gobierno porteño ya puede saber cuales son los lugares que más elegirán los turistas en los próximos meses.
Por iProUP
05.09.2019 19.25hs Innovación

Mediante el uso de Big Data, el gobierno porteño ya puede saber cuales son los lugares que más elegirán los turistas en los próximos meses.

Los datos provienen de la Encuesta de Turismo Internacional del Indec; las llegadas y partidas desde Ezeiza o Aeroparque; la ocupación hotelera, o los rastros que se dejan al buscar información o hacer reservas aéreas a través de plataformas digitales, entre otras fuentes.

El roaming, por ejemplo, permite un seguimiento preciso de los movimientos de los viajeros internacionales en la Ciudad. Cuando un extranjero llega a Buenos Aires, enciende su teléfono celular y si activa esta opción, también prende una señal que brinda información muy valiosa. 

Según Clarín, la suma de roamings de celulares de un mismo país va dejando marcas que permiten conocer por dónde se mueven. 

En base a estos insights, la Dirección de Inteligencia de Mercado y Observatorio del Ente porteño llegó a ciertas conclusiones. En el caso de los turistas brasileños,  que eligen hospedarse en hoteles céntricos o de Retiro. O que van a Caminito los sábados al mediodía, antes de almorzar. También, que son fanáticos de la calle Florida, aunque los domingos van menos porque los negocios están cerrados.

Por otro lado, el barrio favorito de los visitantes estadounidenses es Palermo. Aparecen sobre todo en otoño o en verano. Van a almorzar o a cenar y, los sábados a la tarde, visitan las ferias de las plazas Armenia y Serrano. 

Sobre todo, les gusta su vida nocturna. Hasta la 1 del sábado o la medianoche de los días de semana, las horas pico, se concentran en las zonas de bares. Hacia las 4, en cambio, los poseedores de celulares estadounidenses se centralizan en los boliches.

La información está disponible en la web del Observatorio Turístico del Ente y sirve para optimizar la oferta para esos turistas y mejorar negocios locales. Por ejemplo, los comerciantes de la calle Florida pueden saber qué domingos abrir y en qué horario para aprovechar el mayor flujo de brasileños durante un fin de semana largo en ese país.

En rigor, los datos son útiles para emprendedores, hoteleros, prestadores de servicios turísticos, compañías de transporte, comercios, locales gastronómicos, organizadores de congresos, cámaras y asociaciones y museos, y espacios culturales.

El propio Gobierno porteño utiliza la información del Observatorio para elaborar políticas públicas. Un caso en ese sentido es la ley de promoción hotelera, que incentiva a los establecimientos a hacer obras de modernización a cambio de créditos fiscales. 

El plan surgió porque se observó que, aunque los hoteles de cuatro estrellas porteños tienen tarifas más bajas que los de Lima o Santiago de Chile, recibían malas calificaciones en las redes sociales. La queja generalizada es que parecían detenidos en el tiempo.

Además, el análisis de Big Data muestra que los barrios más visitados por los turistas internacionales son Retiro, San Telmo, Recoleta, Palermo, Puerto Madero, San Nicolás y Monserrat.

El seguimiento de los viajeros también revela que, de a poco, se animan a conocer otras zonas que no son tradicionalmente turísticas. Así, el 31% de los visitantes extranjeros que van a la Plaza Armenia, después pasean por Belgrano, y el 22% explora Villa Crespo.

Lo más leído