Lanzan en la Argentina los alimentos "inteligentes" tras millonaria inversión de Jeff Bezos, dueño de Amazon Más información
Más artículos

¿El nuevo "Vaca Muerta"?: este recurso natural es el gran negocio de Argentina tras el acuerdo Europa-Mercosur

¿El nuevo "Vaca Muerta"?: este recurso natural es el gran negocio de Argentina tras el acuerdo Europa-Mercosur
El entendimiento fija una prioridad de abastecimiento de minerales clave para las nuevas tecnologías, presentes en varias provincias del norte argentino
Por Patricio Eleisegui
23.07.2019 06.15hs Innovación

El acuerdo al que acaban de arribar los países que integran el Mercosur y los estados del bloque europeo vuelve a activar en Argentina la búsqueda de materiales que le quitan el sueño a las naciones que controlan la producción de nuevas tecnologías a nivel mundial.

Ocurre que, entre sus artículos y postulados, el pacto contempla que la industria del Viejo Continente comience a importar de esta parte del mundo aquellos metales raros de alta calidad que hoy adquiere de China y sendos mercados distribuidos en África.

En concreto, y según indicaron a iProUP fuentes que colaboraron en la elaboración del entendimiento, el acuerdo reduce fuertemente las barreras hoy vigentes para la exportación de esos materiales desde Sudamérica. Según los volúmenes que demande Europa, también habrá situaciones en que la venta al exterior de estos minerales se hará sin ningún tipo de restricción o pauta arancelaria.

Este cambio comprende la extracción de dos productos que, en sintonía con lo que ya ocurre con el demandado litio, colocan a la Argentina en el pelotón de los escasos territorios con presencia de estos elementos: las "tierras raras" y el coltán.

Las primeras comprenden una combinación de materiales como lantano, lutecio, escandio, itrio, cerio y neodimio, entre otros, que sólo se encuentran presentes en muy pocos macizos graníticos.

En la Argentina, desde GEMERA, la cámara que agrupa a las empresas mineras que exploran en la plaza local, precisaron ante iProUP que no sólo se comprobó la existencia de "tierras raras" en provincias como San Luis, Córdoba o Santiago del Estero, sino que además ya existen pedidos de permisos de exploración solicitados por compañías de Canadá y Australia.

Los minerales en cuestión son compuestos clave para el desarrollo de vehículos híbridos, lámparas de bajo consumo, fibra óptica, dispositivos móviles y turbinas eólicas, además de aleaciones para baterías en general, imanes, y dispositivos para visión nocturna.

El coltán, en tanto, integra la tecnología que hoy se encuentra en computadoras de todo tipo, televisores de pantalla plana, cámaras digitales, celulares y videojuegos. Su uso se extiende a la fabricación de aviones y también tiene presencia en el desarrollo de centrales nucleares.

En la Argentina, siempre según GEMERA, hay presencia comprobada del material en valles ubicados en San Luis, Salta y Córdoba.

"Fue evaluada toda la zona pampeana. Estamos a la espera de los resultados, que podrían confirmar también la existencia de coltán en distritos ubicados en la provincia de La Rioja. Sin dudas, hay muchas posibilidades de dar con más concentraciones explotables a corto plazo", expuso a iProUP una fuente de la cámara.

Y agrega: "El coltán supo tener importancia en los viejos programas de exploración iniciados por Fabricaciones Militares hace varias décadas. En los años '70 ya se evaluaba cómo extraerlo, luego el interés se fue perdiendo".

El acuerdo al que acaban de arribar las naciones del bloque europeo y la asociación que integran Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay enciende una extracción latente y desde el Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR) aseguran a iProUP que los próximos dos años serán determinantes para establecer explotaciones con capacidad para abastecer a clientes industriales en el Viejo Continente.

Prioridad europea

"Europa considera indispensables para su industria a un grupo de 35 minerales que comprenden, justamente, a las 'tierras raras' y el coltán. Y está tratando de encontrar alternativas para evitar la compra en mercados que ya conoce y no se ajustan a los requerimientos en términos de trazabilidad y precio que las empresas del bloque pretenden", afirma a iProUP Julio Ríos Gómez, titular del SEGEMAR.

El experto explica que los principales países industriales del bloque fijaron nuevos estándares para su compras con la intención de eludir la adquisición de minerales como el coltán de zonas marcadas por los conflictos bélicos, el trabajo esclavo o infantil, y el narcotráfico.

El material en cuestión posee, justamente, una evolución como producto comercial marcada por los eventos violentos y el derramamiento de sangre sobre todo en tierras africanas. Así, el control de los yacimientos de coltán encendió conflictos como la lucha interna que asoló al Congo entre 1998 y 2003, y que concluyó con la muerte de más de 5 millones de personas.

Ríos Gómez expuso que Europa pretende, a partir de políticas como las establecidas en el acuerdo con el Mercosur, desterrar su incidencia en ese tipo de conflictos.

"Las potencias industriales identificaron las zonas conflictivas y pretenden asegurarse los materiales pero ya de territorios sin esas características. Por eso el énfasis hacia adelante en todo lo que sea trazabilidad. También implementarán nuevas medidas para evitar la compra de minerales provenientes de la piratería", dijo.

Para el representante de SEGEMAR, la quita de aranceles le garantizará al mineral argentino una competitividad en términos de precio que antes ni se acercaba a los valores ostentados por proveedores como el mencionado Congo.

La nación africana en cuestión cuenta con el 80 por ciento de las reservas probadas a nivel mundial, aunque también se han detectado concentraciones importantes del mineral en Australia, Ruanda, Venezuela y Brasil.

Por estos días, la producción del material apenas si alcanza las 1.800 toneladas en términos anuales, una cifra irrisoria si se toma en cuenta que el mercado mundial de celulares mueve unos 1.600 millones de dispositivos en el mismo lapso. El coltán es insumo determinante en esa misma producción.

Ya en lo referente a las "tierras raras", el acceso a bajo precio a las reservas sudamericanas le permitirá a Europa romper con el monopolio en abastecimiento que hoy posee China.

En la actualidad, el gigante asiático domina la extracción y exportación del insumo tecnológico y en más de una ocasión ha hecho pesar esa posición de poder para elevar los precios de los materiales o establecer cupos de venta según la conveniencia de su aparato industrial.

"China ha llegado a negar el acceso a esos minerales: así de fuerte es su poder en esa actividad. Europa identificó posibilidades en determinados países de América del Sur y por eso incluyó este aspecto en el acuerdo. Esto transforma a la Argentina en un actor clave porque posee estos minerales críticos", expuso Ríos Gómez.

"Las reservas locales tienen la misma calidad que ofrece China o África. Lo relevante será poder cumplir con las cantidades de 'tierras raras' o coltán que demandan los países europeos que hacen nuevas tecnologías", añadió.

La potencia asiática tomó el control del mercado de las "tierras raras" a fines de los años 90 cuando, por política de gestión ambiental, Estados Unidos cerro su mina californiana de Mountain Pass. A partir de ese momento, China se hizo con el 90 por ciento de la provisión mundial de esos minerales.

Desde entonces, el bloque europeo y los países de relevancia en cuanto a innovación tecnológica como Japón, Corea y por supuesto Estados Unidos dependen de la producción china, que a nivel anual promedia las 120.000 toneladas extraídas. Las reservas chinas comprobadas merodean las 44 millones de toneladas.

En lo que va del año, según reportes bursátiles, las empresas asiáticas que controlan la exportación del insumo han incremento sus ganancias hasta un 40 por ciento respecto de igual período pero del año pasado. China Minmetals Rare Earth, una de las protagonistas de ese mercado, prácticamente duplicó el valor de su acción en lo que va de 2019.

La "lado B" de todo este potencial está en el impacto ambiental que genera la extracción de coltán pero sobre todo de "tierras raras". La explotación de estas últimas demanda miles de litros de agua, genera gases con peligrosas concentraciones de azufre y distintos ácidos, y también origina desechos radiactivos.

Por su parte, la actividad en torno al coltán también produce enorme contaminación de aguas y suelos, según distintos reportes de organizaciones ambientalistas internacionales. La paradoja es que tanto este mineral como las "tierras raras" son materiales en gran medida destinados a la producción de dispositivos "ecológicos".

Zonas constatadas

La presencia de la combinación de minerales que hacen a las "tierras raras" fue constatada en rocas alcalinas de distintas zonas de las provincias de Salta, San Luis y Jujuy. Sin embargo, la potencialidad más grande en términos de eventuales yacimientos se registra en Santiago del Estero.

En 2005, investigadores del CONICET verificaron la presencia de estos compuestos en cercanías a la localidad de Jasimampa, en la provincia antes mencionada. El área en cuestión ya había sido monitoreada en la década del '70, pero en ese momento la actividad estuvo acotada a la búsqueda de reservorios de manganeso.

"En el norte de San Luis hace un buen tiempo que se viene trabajando en la detección de 'tierras raras'. En este momento estamos definiendo las áreas con más potencial para comenzar a promocionar la inversión privada. La idea es poner en valor esas reservas cuanto antes de manera que la provincia pueda salir a buscar oportunidades en el exterior", indica el titular de SEGEMAR a iProUP.

En 2015, y a raíz de un artículo publicado por iProfesional, un tándem de diputados elevó un pedido de informes al Poder Ejecutivo respecto de la potencial extracción de "tierras raras" en la zona centro de la Argentina y su impacto ambiental. También se exigieron precisiones sobre la exploración para el hallazgo de coltán.

Tanto en Santiago del Estero como en la ya mencionada Salta también se ubicó, justamente, la presencia de este último mineral. Algo similar ocurre con Córdoba, Catamarca y La Rioja. La disponibilidad de columbita y tantalio, combinación que hace al coltán, en puntos distribuidos en la Pampa Húmeda fue confirmada por GEMERA hace menos de 5 años.

Tras la firma del acuerdo con la Unión Europea, lo que se espera con cierta impaciencia en el sector minero es que todas estas confirmaciones de presencia de los recursos den lugar a una actividad sostenida con respaldo incluso político.

También hay apuro porque, más allá del beneficio lógico que traerá aparejado el pacto para el segmento minero en general dada la flexibilización arancelaria, lo cierto es que Brasil también tiene reservas probadas de estos materiales que seducen al mundo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Te puede interesar