Más artículos

El vehículo autónomo de Apple podría llevarte al hospital ante una emergencia

El vehículo autónomo de Apple podría llevarte al hospital ante una emergencia
Un operador remoto desde un sistema central podría tomar control del vehículo en caso de emergencia para llegar tan pronto como sea posible
25.06.2019 13.07hs Innovación

En caso de emergencia, los conductores tienen la oportunidad de ir lo más rápido posible (dentro de la ley) para llegar a un lugar seguro. En muchos casos, las personas llevan al accidentado al hospital más cercano en su propio vehículo, o encontrarse con una ambulancia a mitad de camino para evitar un retraso.

Esta práctica tiene sus problemas, por ejemplo si no hay un conductor calificado disponible o si el conductor está herido. Incluso cuando se usa un vehículo manual conducido por un ocupante o uno auto-conducido, es posible que ambos no estén al tanto de los problemas en la carretera que pueden detener el avance o entender el diseño de un complejo campus hospitalario, perdiendo tiempo.

En una patente publicada el martes por la Oficina de Marcas y Patentes de EE.UU., el "Control Remoto Autorizado" de Apple describe cómo el sistema de conducción de un automóvil puede ceder el control sobre los movimientos de un vehículo a otro operador remoto, específicamente en una emergencia relacionada con la salud.

De acuerdo con la patente, se podría realizar una solicitud a un sistema de control de manejo remoto desde un vehículo a través de la consola del automóvil. El mismo comando también podría ser enviado automáticamente por el propio vehículo si detecta, según los datos del sensor, que hay una emergencia en curso.

Una vez que se realiza una solicitud de asistencia, el automóvil puede recibir una solicitud de control remoto que debe ser autenticada antes de que el operador remoto pueda asumir el control, para evitar que personas no autorizadas conduzcan el vehículo. Una vez autenticado, el acceso a los diversos sensores y controles del vehículo se entregan al operador remoto, hasta que éste abandone el control al final del viaje.

En todo momento, el sistema remoto puede emitir instrucciones al vehículo para el tránsito y puede usar sensores internos para monitorear el estado del ocupante, lo que permite un posible cambio de planes dependiendo de la situación.

La patente se refiere a un "sistema de control remoto" para la conducción externa del vehículo durante el viaje. Si bien esto podría ser para un sistema de computadora central que puede emitir instrucciones de manejo o un destino y ruta exactos para que tome el vehículo, también podría significar que una persona puede controlar manualmente el vehículo de forma remota, con autorización para conducir a velocidades más rápidas que las que la ley permite y no esté comprometida por los sistemas de seguridad del vehículo autónomo.

También es plausible que la supervisión del sistema de control remoto de los sensores internos pueda ser realizada por un profesional médico que supervisa el tránsito, y que también pueda asesorar al paciente y a los pasajeros sobre lo que pueden hacer para ayudar mientras están en movimiento.

Apple presenta numerosas solicitudes de patentes semanalmente, pero si bien las presentaciones no son una garantía de que Apple incluirá los conceptos en un producto o servicio futuro, sí muestran áreas de interés para los esfuerzos de investigación y desarrollo de la compañía.

La patente está englobada dentro del "Proyecto Titán", el nombre clave para la investigación de vehículos automotores y de conducción automática de Apple. Aunque originalmente se pensó que se enfocaba en el desarrollo de un vehículo de auto conducción de marca Apple, también ha enfocado en el desarrollo de sistemas de vehículos de auto conducción.

En la actualidad, Apple está utilizando una flota de vehículos en California para probar su tecnología de conducción automática, que se podría proporcionar a los fabricantes de automóviles en lugar de utilizarlos en sus propios vehículos.

Se han registrado muchas patentes en este campo, pero las más estrechamente relacionadas con la patente recién descubierta incluyen solicitudes de reconocimiento por gestos de personas que se encuentran fuera del vehículo, como policías que controlan el tráfico durante una emergencia, comunicaciones entre automóviles para hacer que la conducción sea más segura y un algoritmo de "confianza" que podría ayudar a acelerar la recolección y el procesamiento de datos del sensor de un sistema de manejo.

Te puede interesar
Recomendadas