Más artículos

¿Revés para la movilidad sustentable?: ciudades se unen contra el avance de los monopatines eléctricos

¿Revés para la movilidad sustentable?: ciudades se unen contra el avance de los monopatines eléctricos
Al principio fueron recibidos con cariño pero ahora las principales ciudades de Estados Unidos se ven colmadas de estos pequeños vehículos
25.06.2019 11.58hs Innovación

La nueva costumbre de compartir los scooters tomó a las ciudades con la guardia baja. Esto no está en discusión. Pero ahora las ciudades están tratando de organizarse, uniéndose para formar una nueva coalición para averiguar qué demonios hacer con todos estos engendros eléctricos esparcidos por sus calles.

La coalición se llama Open Mobility Foundation y tiene una larga lista de objetivos:

- Mejorar la seguridad.

- Asegurarse de que los vehículos sin estacionar estén distribuidos equitativamente entre las ciudades.

- Garantizar que los scooters no bloqueen las veredas o afecten en general la calidad de vida en las ciudades.

- Analizar terabytes de datos producidos por scooters.

- Garantizar que la privacidad de los conductores de scooters esté protegida.

La última será un poco compleja, dado que la agencia que encabeza esta nueva fundación es el Departamento de Transporte de Los Ángeles (LADOT por sus siglas en inglés).

LADOT creó una herramienta digital llamada Especificación de Datos de Movilidad (MDS), para ayudar a las ciudades a administrar todas las empresas de motos y bicicletas que circulan por sus calles. Utiliza datos de ubicación de scooters y bicicletas para informar dónde colocar los carriles para bicicletas así como las acciones de castigo a clientes de la compañías que no siguen las reglas de la carretera.

Según se informa, los datos no se compartirían con la policía sin una orden judicial, no contendrían identificadores personales y no estarían sujetos a solicitudes de registros públicos.

Como era de esperar, a las ciudades les encanta la MDS, que desde entonces se han extendido a 50 ciudades de los EE. UU. y a otra docena en todo el mundo, pero las compañías de motos y bicicletas no estaban muy contentas. Uber, propietaria de la compañía de motos y bicicletas Jumpless, dijo que esto conduciría a "un nivel de vigilancia sin precedentes" y prometió detenerlo.

Particularmente, la legislatura del estado de California se está debatiendo un proyecto de ley estatal que evitaría que las ciudades regulen a las compañías de micromovilidad, bloqueando el uso de MDS.

MDS es una creación de Seleta Reynolds, gerente general del Departamento de Transporte de Los Ángeles. A medida que más ciudades adoptan el MDS como una herramienta crucial en la gestión de las empresas de micromovilidad, la fundación puede ayudar a crear cierta coherencia en su uso, porque los scooters de hoy pueden convertirse rápidamente en algo completamente distinto del mañana.

"Ese modelo de negocios, donde la movilidad a pedido está disponible a través de tu teléfono inteligente, el factor de forma seguirá cambiando", dijo Reynolds a The Verge. "Va a ser un scooter, va a ser un pod, va a ser un jetpack, va a ser lo que vaya a ser ... una de las piezas principales de MDS es cómo construir algo que pueda funcionar. para lo que sea el próximo dispositivo, sea algo que se mueve en el suelo o en el cielo."

Y con grandes compañías tecnológicas que presionan a los gobiernos para evitar que las ciudades recojan estos datos, Reynolds se dio cuenta de que "formalizar la estructura de gobierno era importante para protegerla, porque ahora es la semilla. Y tenemos una visión de dónde creemos que podría ir "

Reynolds reconoció que la recopilación de datos y la privacidad serán un "trabajo para el día uno de la fundación y probablemente un trabajo de la fundación para siempre". LADOT publicó sus propios principios de privacidad en relación con su recopilación de datos de ubicación de scooter, y Reynolds dice que parte de los esfuerzos de la fundación serán hacer que las compañías de scooters sigan esos mismos principios.

"Vamos a recopilar la cantidad mínima de datos que necesitamos, le aplicaremos técnicas de agregación y minimización, no la almacenaremos durante más tiempo del que necesitamos", aclaró la gerente.

Actualmente, hay un mosaico de reglas en todo el país relacionadas con la administración y el funcionamiento de las compañías de scooters, que parecen estar cambiando cada semana.

Nashville acaba de anunciar que estaba prohibiendo los scooters eléctricos después de que un hombre con el doble del límite legal de alcohol en su sistema fue asesinado mientras montaba un scooter. Uber sacó sus bicicletas y scooters de San Antonio, Texas, recientemente después de que la ciudad propusiera cambios que reducirían su flota a la mitad.

El estado de Nueva York recientemente legalizó los scooters eléctricos, pero permitirá que las ciudades escriban sus propias reglas para las compañías de scooters.

A medida que las ciudades se organizan, las compañías de scooters pueden encontrarse sujetas a más reglas y más cumplimiento. Eso podría ser un lastre, especialmente para aquellos que creen que los scooters pueden sacar a más personas de los autos.

Reynolds ve a MDS y la Open Mobility Foundation como una oportunidad para que las ciudades compartan las mejores prácticas, pero también para escuchar a las compañías de micromovilidad sobre sus inquietudes. Es importante hablar, dice, antes de que todos los scooters se conviertan en mochilas voladoras.

Te puede interesar
Recomendadas