Dólares más baratos: ¿cuánto ahorrás si comprás online en una sociedad de bolsa, fintech o sucursal de un banco? Más información
Más artículos

Dilema telco: Argentina depende de Huawei para redes 4G y 5G, en pleno conflicto China-Trump

Dilema telco: Argentina depende de Huawei para redes 4G y 5G, en pleno conflicto China-Trump
Mientras la guerra comercial tiene sus vaivenes, una mirada sobre las redes muestra el rol clave de la empresa oriental hoy y en futuros escenarios
Por Andrea Catalano
31.05.2019 11.22hs Innovación

Huawei, el gigante chino de las telecomunicaciones que está en el ojo de la tormenta global, es el principal proveedor tecnológico de la red 4G de Argentina.

De hecho, es responsable por el 70% de la red nacional de Telecom y por el 100% de la ubicada en el AMBA.

En el caso de Movistar, el core de su red móvil es también 100% de esta compañía china, lo mismo que la conectividad desplegada entre las provincias. Cuando se trata de Claro, la compañía posee extensiones de fibra óptica y de infraestructura de microondas también abastecidas por el mismo proveedor.

Además, un tercio de la fibra óptica de ARSAT ubicada en el centro del país es de Huawei, compañía que también tiene presencia en los nuevos despliegues que, de esa tecnología, encaran diversos cableoperadores en el país.

Como se advierte, gran parte de las comunicaciones que se realizan en la Argentina pasan por el equipamiento de la mayor empresa de tecnología de China.

Los datos fueron provistos por fuentes relacionadas directamente con la compañía. Por su parte, los operadores móviles prefirieron no ahondar en esos detalles.

Eso sí, cuando hay que hacer demostraciones de las futuras redes 5G, ninguna duda en mostrar con qué proveedor encaran esas pruebas, en la Argentina y en el mundo. Este jueves Personal decidió mostrar la experiencia de su red 5G en un entorno real con tecnología Huawei, en el shopping DOT, en el barrio de Saavedra.

Ante este escenario y la guerra tecnológica que, fronteras afuera, libran China y Estados Unidos, ¿qué efectos colaterales podrían producirse en estas pampas?

En Argentina, un negocio sobre ruedas

"No se ve impacto hoy. Si hay un cambio de decisión en cuanto al proveedor de red tiene que ver más con el contexto electoral que con la situación global", dijo a iProfesional una fuente de la empresa que agregó: "En Argentina los negocios están realmente bien. Tenemos un contacto totalmente fluido con los operadores y no hay ningún cambio en los proyectos que se pueda relacionar de algún modo con el conflicto de China con Estados Unidos".

En estos días sí hubo consultas de parte de los operadores móviles hacia la compañía china sobre la situación, con el objetivo de comprender el panorama de manera directa. Pero nada más.

Sin embargo, el tema es sensible. Tanto, que nadie quiere hablar en on. Los consultados prefieren la reserva. Es que, en tiempos álgidos, es mejor observar y mantener el perfil bajo para prevenir cualquier tipo de consecuencia inesperada.

Hasta los organismos internacionales están evaluando la situación, de acuerdo con recorrido de consultas que hizo este medio entre ellos. Ninguno ha manifestado su postura aún, aunque en las próximas semanas podrían comenzar a conocerse algunas de ellas.

Parte de la cautela reside también en que se trata de un conflicto que excede a la industria. No es que un proveedor acuse a otro por un tema en particular, o que una compañía quiera que otra eleve su perfil inversor en infraestructura. La cuestión política supera a lo demás.

El conflicto entre Estados Unidos y China con foco en Huawei tiene dos aristas: por un lado, las redes de telecomunicaciones, por el otro, los dispositivos móviles. El primero es el que más interesa a nivel local, puesto que la participación de la empresa china en el mercado móvil es de sólo 4%, según datos de Carrier y Asociados.

"No es tan fácil cambiar una red por otra. A nadie le conviene esta situación. Lo único que genera un conflicto de este tipo es retrasar las decisiones de inversión que corren por cuenta de los operadores", aseveró a iProfesional una fuente experta del mercado.

El informante apuntó que las decisiones de inversión en infraestructura se toman a cinco años, de modo que cambiar de operador no es algo que se pueda hacer de un día para el otro. Y esto es así porque, en muchas oportunidades, los mismos proveedores del hardware son los que financian parte o gran parte de esa inversión.

"Estas decisiones pasan más por lo financiero que por lo tecnológico", subrayó.

Es decir, golpear a Huawei no significa que su competencia -Ericsson y Nokia-Alcatel- termine beneficiada, sino que también recibe el impacto negativo porque un escenario de incertidumbre sólo retrasa las decisiones.

Respecto de la afirmación que señala que frenar a Huawei terminará teniendo impacto negativo en las futuras redes 5G, también es relativizada por los expertos. Coincidieron que los tres proveedores de red impulsan la innovación en niveles similares.

La participación de Huawei en el mercado global de infraestructura de redes es del 40%, agregó una de las fuentes consultadas. Ese porcentaje se repite en niveles bastante similares en América Latina. A los otros fabricantes de equipamiento les queda el resto del mercado en proporciones más o menos iguales, un 30% para Ericsson y otro tanto para Nokia.

En la Argentina, las inversiones en redes 4G de parte de los tres principales operadores móviles, Personal, Movistar y Claro, están en marcha. Pero en modo "coyuntura argentina", es decir, más lentas de lo que el Gobierno pretende. La razón responde a la crisis que se desató hace más de un año, cuando se produjo la devaluación del 100% y la Argentina ingresó en un período de recesión.

Entonces, fuera de lo coyuntura, ¿es posible pensar en un cambio de escenario hacia adelante respecto de la participación de Huawei en las redes argentinas?

Una de las fuentes consultadas dibujó diversos panoramas, con sus distintos niveles de probabilidad.

¿Qué haría que las compañías móviles abandonen a Huawei como proveedor de red?

1. Que el Gobierno nacional diga que China nos espía. "Pero no tenemos capacidad para determinar eso", se sinceró la fuente. Recién esta semana se publicó la Estrategia Nacional de Ciberseguridad en el Boletín Oficial. Y hasta que se ponga en marcha pasará un tiempo tan largo como los tres años que demandó llegar a este objetivo.

2. Que, por cuestiones de negocios, aparezcan grupos de empresas que necesiten asegurarse que sus comunicaciones no pasen por Huawei. También tiene sus dificultades.

3. Que, por motivos de financiación, aparezca un banco de inversión sosteniendo los desembolsos de un operador y que exija que no se compren equipos chinos. O que, ante una refinanciación de deuda, se imponga una condición de este tipo.

4. Que Brasil, producto de la buena relación que el presidente Jair Bolsonaro teje con su par Donald Trump, tome una decisión tajante respecto de Huawei y genere efecto dominó en la región.

Pero, por ahora, los cambios son especulativos más que reales. Vale insistir en que Personal mostrará hasta el primer domingo de junio cómo funciona una conexión 5G basada en equipos de red de la empresa oriental. A esa presentación ya asistió el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.

Los celulares Huawei

¿Qué pasa con los teléfonos?

Aquí la historia es distinta. Huawei tiene una participación de mercado baja en la Argentina en comparación con lo que sucede en el mundo y en la región.

En el primer trimestre del año, la empresa se convirtió en la segunda fabricante del mundo, detrás de Samsung, según datos de Counterpoint Research. De esta manera, Apple quedó relegada al tercer lugar.

A nivel regional, la empresa ostenta muy buenas cuotas de mercado, tal el caso de Colombia, donde es una de las líderes. Pero esa situación no se repite a nivel local.

Como se dijo, su market share es de 4%. El año pasado la compañía encaró un nuevo proceso de negocio en el país, y producto de ello, dejó de ensamblar sus teléfonos en Tierra del Fuego. Es decir, los equipos Huawei que se venden en el país son 100% importados, confirmó la empresa.

Hacia adelante, no se sabe aún cómo continuará. Gran parte dependerá de cómo evolucione la coyuntura y cómo quede definido el país luego de las elecciones.

Los únicos movimientos dados en el último tiempo por la empresa respecto de los productos para el usuario final tienen que ver con la apertura de su tienda oficial en Mercado Libre, hace dos meses, donde vende accesorios, algunos pocos modelos de smartphones y aparatos hogareños que se integran con el celular.

Es decir, la compañía se mantiene con un mínimo nivel de actividad en el negocio en el que no tiene una posición de liderazgo. Paciencia oriental.

La comunidad de negocios china siempre tuvo muy buenas relaciones con el Gobierno argentino, más allá de su color político. La buena articulación con la Cámara Argentino-China lleva décadas. Apellidos de peso del mundo de los negocios son habitués de este espacio.

En los últimos años la relación se aceitó, a tal punto que hoy los acuerdos de cooperación van del vino y la carne al tango, pasando por el mercado energético y el financiero, entre otros. Hasta la valla que el Ministerio de Seguridad inauguró en el paro del pasado 30 de mayo fue donada al Gobierno por la República Popular China.

Estados Unidos, a través de su secretario de Estado, Mike Pompeo, insistió en las últimas horas en que "Huawei es un instrumento del Gobierno chino". Y lo hizo luego de que la compañía presentara una moción de juicio sumario como parte del proceso para cuestionar la constitucionalidad de parte de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) de 2019.

En este complejo contexto legal y político, la tecnológica volvió a pedir al gobierno de Estados Unidos que detenga la supuesta campaña de desprestigio en su contra.

El mundo de las telecomunicaciones mira con atención, pero sigue girando. La Argentina también.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar
Recomendadas