Más artículos

¿Qué ciudad prohibirá la circulación de todos los autos nafteros y diésel en 2030?

¿Qué ciudad prohibirá la circulación de todos los autos nafteros y diésel en 2030?
Cada vez son más las localidades que aprueban restricciones al tráfico y a los vehículos térmicos con el objetivo de mejorar la calidad de su aire
16.05.2019 09.38hs Innovación

Diferentes ciudades en todo el mundo están trabajando para tener un ambiente cada vez menos contamido, y para eso lo primero que hacen es imponer restricciones a los vehículos a  combustión.

El ejemplo más claro en España es Madrid, donde además de un estricto protocolo anticontaminación, el Ayuntamiento de la capital del país ha creado Madrid Central, una zona de bajas emisiones en pleno corazón de la ciudad en el que la mayoría de coches tienen un acceso limitado. Otras grandes ciudades como Barcelona o Murcia también han comenzado a tomar medidas.

Sin embargo, ninguna ciudad europea ha ido tan lejos en sus restricciones como Ámsterdam, la capital de Países Bajos: para el año 2030, ningún coche o moto, ya sea diésel o naftero, podrá circular por la ciudad. Esta medida se comenzará a aplicar de forma gradual, si bien comenzará a escalar de forma rápida, pues en apenas 10 años se pretende alcanzar el objetivo antes mencionado.

Estas restricciones persiguen mejorar la calidad del aire de la ciudad, enmarcándose dentro del plan de Acción de Aire Limpio de Ámsterdam (en dicho plan se establece que el área central de la ciudad debe estar libre de emisiones para el año 2030). Las diferentes etapas de este plan serán las siguientes:

- A partir de 2020, se prohibirá el acceso al centro de la ciudad a los coches y motos diésel con más de 15 años.

- A partir de 2022, los autobuses públicos que emitan partículas contaminantes también quedarán fuera del centro de la ciudad.

- A partir de 2025, este veto se ampliará a las embarcaciones de recreo de sus canales, así como a los ciclomotores.

Para incentivar el uso del coche eléctrico, la ciudad de Ámsterdam va a incrementar de forma notable el número de estaciones de carga disponibles. Actualmente cuenta con unas 3.000; sin embargo, para 2025 este número se situará entre las 16.000 y las 23.000, lo que hará que poseer un coche eléctrico sea mucho más cómodo para los ciudadanos.

Muy probablemente, poco a poco otras ciudades europeas comiencen a copiar estas drásticas medidas, pues tarde o temprano, la circulación de los coches más contaminantes estará prohibida, por lo menos en los grandes núcleos urbano.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar