Más artículos

La Argentina ocupa el puesto 20 en el mundo por sus profesionales en Inteligencia Artificial

La Argentina ocupa el puesto 20 en el mundo por sus profesionales en Inteligencia Artificial
La demanda de profesionales especializados en Inteligencia Artificial continúa su crecimiento, y Argentina se va posicionando como referente mundial
05.05.2019 14.57hs Innovación

El desarrollo de talento especializado en las nuevas tecnologías, como la Inteligencia Artificial, no sólo es un atractivo para las empresas, sino que universidades, centro de capacitación y cursos online se interesan cada vez más en ello.

Sumando todo, Argentina ha sabido desarrollar una alta proporción de personas capacitadas en esta disciplina. No es extraño entonces que una investigación del World Economic Forum y LinkedIn, a nivel mundial la Argentina ocupa el puesto 20 por su cantidad de profesionales con habilidades en IA.

El ranking lo encabeza Estados Unidos, y en América Latina, también se posicionan bien Brasil y México. Aunque el informe destaca que en la Argentina existe —como en todos los países relevados— una pronunciada brecha de género, con apenas el 17% de mujeres formadas.

Pero la inserción laboral está concentrada, consigna el informe. Más de la mitad de los profesionales con algún nivel de conocimiento en IA trabaja en dos sectores: Software y Servicios Informáticos (40% del empleo) y Educación (19%). Le siguen Servicios Financieros (7%), Manufactura (6,5%) y Servicios Corporativos (4,5%). Por el contrario, las industrias con menor porcentaje de especialistas en IA son Entretenimiento, Minería y Energía.

Las habilidades con mayor prevalencia entre los perfiles relevados son machine learning, estructura de datos y recuperación de información; los profesionales, en tanto, son principalmente ingenieros de software, docentes, bibliotecarios y analistas de datos.

"Las técnicas de IA no sólo son muy demandadas y están en auge, sino que también se encuentran en pleno desarrollo y evolución —afirma Federico López, gerente de la práctica de Computación Cognitiva de la firma de desarrollo de software Baufest—. Mes a mes avanzan y cambian mucho, con la incorporación de mejoras. No está todo inventado. Eso imprime un desafío muy grande al momento de elegir la capacitación, porque es preciso poder determinar qué aspectos fundamentales se van a mantener por más que haya modificaciones. Por lo cual, debemos saber anticiparnos".

Juan Badino, cofundador de Acámica, una entidad que brinda capacitación en programación, experiencia de usuario y ciencia de datos (incluye Inteligencia Artificial) para empresas, público en general y profesionales, destaca la necesidad de entrenar y reconvertir a la fuerza laboral en estas áreas "para que se puedan insertar en los empleos y nuevos perfiles que genera la economía digital".

A su entender, "son habilidades que también deben asumir las profesionales tradicionales". Y agrega que en el mercado laboral de experiencia de usuario, ciencia de datos y programación, "hay empleo, salarios competitivos y posibilidades de crecer profesionalmente, pero todavía no hay la suficiente cantidad de gente capacitada".

La incorporación de estas habilidades no se limita a los profesionales de informática. La doctora en Ciencias de la Computación Marcela Riccillo, docente de IA en los programas de postgrado del ITBA, destaca que los equipos de trabajo que desarrollan sistemas basados en técnicas de Inteligencia Artificial deben ser multidisciplinarios, "integrados por gente de distintas especialidades y enfoques, ya que se aplican en distintos campos, como por ejemplo medicina o negocios". En su caso, dicta en la Sociedad Argentina de Informática (SADIO) varios cursos, como "Aplicaciones de Inteligencia Artificial para Humanidades" o "Aplicaciones de Artificial para proyectos".

"La Artificial incluye tres áreas de estudio: visión artificial, procesamiento del lenguaje natural y aprendizaje automático —explica Riccillo—. El objetivo de la capacitación es formar criterio, ayudar a comprender qué está pasando hoy alrededor de Artificial y aclarar conceptos. También, que puedan tener una visión de cuál es el potencial de estas herramientas y qué sistemas se pueden construir con ellas, ya que no todas sirven para todo. Y muchas empresas todavía no saben cómo aplicarlas".

En la práctica de Computación Cognitiva de Baufest —donde se desarrollan sistemas de aprendizaje automático, como asistentes virtuales, aplicaciones basadas en visión por computadora, clasificadores automatizados de comentarios, sistemas predictivos o asistentes para redes sociales— la capacitación está orientada a los lenguajes de programación y a técnicas de Artificial, como procesamiento de lenguaje natural, redes neuronales para interpretar imágenes y algoritmos de machine learning y deep learning. Se recurre, principalmente, a capacitación online, como los sitios Edx, Code Academy y Udacity.

En el ámbito corporativo, "la capacitación está más cerca de los problemas y soluciones concretos", expresa López. "Son herramientas que se pueden usar y aprovechar una vez que se tiene una buena formación académica previa", añade el ejecutivo, que lidera un staff integrado por ingenieros y programadores, y que se proyecta ampliar con profesionales de ciencias de la computación.

En Acámica, en los programas in company se trabaja con una modalidad a medida, sobre casos y aplicaciones concretas, pero el nivel de profundidad está en función del público a capacitar: si se trata de especialistas en tecnología, el nivel de dirección. "Hay demanda de parte de las empresas, pero también incertidumbre: la transformación digital es un hecho, pero la pregunta es ¿en qué capacitamos?", dice Badino. "Nuestra meta es formar científicos de datos que puedan pulir los grandes volúmenes de información de las empresas y generen sistemas y modelos inteligentes con datos sólidos mediante una solución de machine learning", comenta.

En el ámbito universitario, también crece la oferta educativa. Para sus carreras de grado, la Universidad Nacional del Sur (UNS) cuenta una materia que dicta los contenidos clásicos de Artificial, y que se ha actualizado "para introducir temas más recientes, como aprendizaje automático y redes neuronales, que es lo que se utiliza hoy en día y que explotó por el gran volumen de información que hay disponible. A los alumnos les interesa mucho", destaca Ana Maguitman, investigadora del Laboratorio de Investigación y Desarrollo en Inteligencia Artificial (Lidia) y docente de la UNS.

Para los estudiantes avanzados se dicta una materia optativa que aborda técnicas avanzadas de aprendizaje automático y minería de texto. "Son temas muy populares entre los alumnos; los perciben como muy prácticos y concretos, que les pueden servir en su inserción laboral, tanto si quieren dedicarse a la investigación, o trabajar en empresas o el sector Gobierno", explica la docente.

A nivel de postgrado, la universidad está por lanzar una especialización en Ciencia de Datos que abordará estos temas y que estará abierta a profesionales de otras disciplinas. Según Maguitman, "el programa surgió ante las consultas que recibimos por parte de personas que no provienen de las ciencias de la computación, como economistas o físicos, para capacitarse en estas técnicas, porque las consideran relevantes para aplicar a su trabajo", indicó Clarín.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar
Recomendadas