Ranking exclusivo: Philips arrebató a Samsung el primer puesto del negocio de TV y en celulares surge un "tapado" Más información
Más artículos

Internet de las cosas y Big Data expanden el negocio deportivo a nuevos récords

Internet de las cosas y Big Data expanden el negocio deportivo a nuevos récords
Los vínculos que unen deporte y patentes viven una expansión gracias al registro de familias de invenciones desarrolladas bajo la tecnología
Por Cesar Dergarabedian
01.05.2019 14.17hs Innovación

La industria del deporte alcanzará este año los 73.500 millones de dólares sólo en los Estados Unidos, y parte de su rentabilidad proviene de la propiedad intelectual en sus distintas formas, como marcas, patrocinios y derechos de radiodifusión.

Sin embargo, los negocios deportivos se expanden a nuevas fronteras y records con la aplicación intensiva de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Por ejemplo, con el registro de familias de patentes deportivas desarrolladas bajo la Internet de las cosas (IoT, sigla en inglés; y más del 37% de las patentes "deportivas" solicitadas corresponde a eSports (videojuegos).

Estos nuevos negocios son encabezados por los Estados Unidos y China. En Europa, el ranking lo lideran Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España.

La relación entre las patentes y el deporte es cada vez más estrecha: desde las marcas registradas, motor clave para el desarrollo de patrocinios en el ámbito deportivo, hasta los derechos de radiodifusión en competiciones y encuentros.

Los vínculos que unen deporte y patentes viven una expansión gracias al registro de familias de invenciones deportivas desarrolladas bajo las TIC.

"En el ámbito deportivo, la tecnología IoT permite a los deportistas conocer de forma detallada, en qué punto está su nivel de rendimiento. Pero a su vez, es una potente fuente de recursos en forma de datos", aseguraron desde esta empresa.

Según su directora comercial, Cecilia Aloise, "esta fuente de información es lo que marca la diferencia a la hora de conseguir resultados en las grandes competiciones, ya que no solo proporciona datos, sino que estos se pueden conseguir en tiempo real. Nuestros clientes de la industria del deporte son cada vez más conscientes de la ventaja competitiva que proporcionan estas tecnologías y por eso las protegen".

Estas invenciones incluyen tecnologías relacionadas con el calzado y equipamiento deportivo, maquinaria y, por supuesto, videojuegos, que representan más del 37% de las familias de patentes recopiladas.

Cambios revolucionarios

Además del peso económico y el crecimiento de estos sectores en los últimos años, las invenciones deportivas en el ámbito de la IoT han dado lugar a algunas de las patentes más revolucionarias de la última década.

Los siguientes son ejemplos de cómo la tecnología ha transformado la manera de hacer deporte, solucionado antiguos problemas y sobre todo, permiten analizar resultados de manera exhaustiva.

En el caso del fútbol, los "goles fantasma" no son ya el problema que fueron gracias en parte a ciertas invenciones patentadas. 

El empleo del "ojo de halcón" o cámaras de muy alta resolución en el tenis, también empleadas en otros deportes, permite hacer un seguimiento exhaustivo del recorrido de la pelota en su camino hacia el arco.

Se trata del hoy popular VAR, una solución patentada que la FIFA decidió implantar a comienzos de esta década, y que desembarcó en el Mundial de fútbol por primera vez en Rusia 2018.

No es la única que ayuda en este sentido: existen tecnologías como la de Goalref, que, mediante sensores magnéticos distribuidos por todo el arco, pueden determinar la posición exacta del balón.

Otras, como la de Cairo GLT system, utilizan un campo magnético para identificar la situación de aquel, también monitorizado en forma individual.

En el caso del fútbol americano, la National Football League (NFL) emplea sistemas para recibir y procesar miles de datos y estadísticas en tiempo real de los jugadores y su rendimiento mediante tecnología RFID. Todo ello para evitar ciertos debates y conocer con exactitud qué sucede en el campo de juego.

¿Cómo se puede mejorar el rendimiento cuando influyen en él diversos agentes externos e internos? Los "wearables" (vestibles), tan populares en día en el ámbito del deporte, ya son capaces de detectar qué aspectos deben mejorar los profesionales del esquí en función del entorno, las condiciones meteorológicas y otros factores internos y externos.

Un ejemplo de ello es TheSystem de Snowcookie, un dispositivo capaz de detectar con precisión los cambios que el profesional debe aplicar para mejorar su rendimiento analizando el tallado, la técnica y la posición corporal.

Para ello cuenta con tres sensores inteligentes: uno central, que porta el deportista, y dos más situados bajo cada uno de los esquís.

La información obtenida se vuelca en una aplicación que permite revisar los descensos en 3D y analizar las áreas y terrenos sobre los que se es más competitivo, así como las debilidades sobre las que debe trabajar el deportista.

En el ciclismo, la inadecuada presión en los neumáticos de una bicicleta afecta al rendimiento del ciclista, pero también a su seguridad.

Por ello, la empresa Sothis propone unos sensores especiales para la medición de la presión de las ruedas en tiempo real.

Su alta precisión y frecuencia de muestreo constante garantizan la fiabilidad de los datos, mejorando el rendimiento y minimizando el riesgo de accidente.

La información se recibe también a través de una aplicación, en la que se puede personalizar y ajustar el rango de presión en el que se desea circular en función del entorno.

En la natación, muchas marcas apuestan por insertar sensores en sus tejidos para regular la humedad, la temperatura, la salud del deportista y el esfuerzo que este hace, tratando con ello de mejorar su técnica y proteger su salud.

Un ejemplo de ello son las pulseras que permiten hacer seguimiento de los resultados obtenidos en competición, como la Gear Fit2Pro.

También en 2018, Apple (el mayor solicitante de patentes que vinculan IoT y deporte a nivel mundial), registró un sistema de análisis de resultados orientado a la natación.

Apple Watch es uno de los "wearables" más populares del mercado, y sus sistemas de análisis de actividad son aplicables a diferentes actividades deportivas.

Los equipos de rugby disponen desde hace algunos años de dispositivos de localización en las camisetas de los jugadores, lo que permite medir la distancia recorrida, velocidad e intensidad.

Los equipos de Irlanda e Inglaterra emplean tecnología proporcionada por la compañía StatSports para obtener este tipo de información.

Además, también se emplean en rugby dispositivos para la monitorización física que miden la frecuencia cardiaca, el ritmo respiratorio, la temperatura corporal y que incluso proporcionan datos sobre las colisiones entre jugadores.

La compañía Catapult Sports ha desarrollado un sistema probado científicamente denominado minimaxX que, mediante sensores de presión giroscópicos y magnéticos nos permite saber el ángulo en el que se ha producido el choque, la velocidad, dirección y fuerza del impacto.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar