Ranking exclusivo: Philips arrebató a Samsung el primer puesto del negocio de TV y en celulares surge un "tapado" Más información
Más artículos

Exclusivo: Cabify y Glovo lanzan Movo en Buenos Aires para ganar la licitación de monopatines

Exclusivo: Cabify y Glovo lanzan Movo en Buenos Aires para ganar la licitación de monopatines
La empresa confirmó a iProUP que está desplegando su plan para llegar al país las "próximas semanas". Conocé antes que nadie cómo será el servicio
Por Alejandro D'Agostino
22.04.2019 06.15hs Innovación

La carrera por la transformación de la movilidad ya agitó su bandera de largada en la Argentina, con el lanzamiento de los sistemas de alquiler de autos Toyota Mobility Services, Awto (de Nissan) y MyKeego. Basados en una app, permiten ver en el celular la estación de retiro más cercana, desbloquear los vehículos, consultar dónde devolverlos y pagar con una tarjeta de crédito.

Estas plataformas atacan un problema que ocupa la pole position de las grandes ciudades: un tránsito que no da respiro, con trayectos que se prolongan exageradamente, además de otras cuestiones ambientales.

Por caso, en la Capital Federal hay 1,6 millones de vehículos particulares patentados, más del 10% del parque total del país (13 millones), sin contar el transporte público y los coches que provienen del Conurbano todos los días. Es decir, hay un auto cada dos habitantes.

 

Ante este escenario las calles de la Ciudad están por convertirse en el escenario de otra competencia por la movilidad: la semana pasada ingresó en la Legislatura un proyecto de ley para regular el alquiler y circulación de monopatines eléctricos.

La iniciativa, que el Ejecutivo porteño espera que se apruebe en mayo, denomina a estas unidades como un "vehículo de uso personal" y prevé las siguientes cuestiones:

- La edad mínima para circular será 16 años

- Podrán utilizarse las bicisendas y ciclovías

- Los rodados deberán incluir luces delanteras y traseras

- También deberán contar con frenos y bocina

- Estará prohibido desplazarse sin casco o unido a otro transporte

- La velocidad máxima será 25 km/h

"Los monopatines eléctricos son ágiles, cómodos y se usan en las principales ciudades del mundo para realizar viajes cortos y conectar con el transporte público", aseguró Esteban Galuzzi, subsecretario de Tránsito y Transporte de la Ciudad, durante la cumbre de Líderes de Transporte Público en Moscú, Rusia.

Ante la consulta de iProUP, desde la cartera afirman que "van a lanzar es una prueba piloto en la que podrán participar varias empresas", aunque no adelantan cuáles son, ya que "están charlando con varias compañías y aún no salió la resolución".

Además, subrayan que "no habrá un único proveedor como el de la Ecobici y que los ciudadanos que deseen usarla tendrán que abonar un costo".

En este sentido, las autoridades locales estiman que el esquema tarifario será igual al de los taxis, aunque más económico: un costo base, similar a la "bajada de bandera" de los taxis, de unos 25 pesos, más una "ficha" de entre 6 y 10 pesos por minuto. El sistema será lanzado en julio.

Tal como adelantó en exclusiva iProUP, el que lleva ventaja es Grin, una firma mexicana aliada con Rappi, que ya desplegó su escudería comercial en el barrio de Palermo para sumar a cafeterías, restaurantes y otros locales como socios, que ofrecerán su espacio físico como puntos de retiro y devolución de estos vehículos a cambio de una comisión.

Pero no corre solo, sino que una empresa internacional y una startup argentina también quieren estar presentes en la grilla de largada.

La primera es Movo, de Maxi Mobility, el holding español que también es dueño de dos marcas ya conocidas por los argentinos: las apps Glovo, de delivery; y Cabify, de viajes con conductor.

La otra es Voltion, una empresa local que arrancó distribuyendo en el país los monopatines de AirWheels, pero ya tiene marca y diseños propios que vende en varios mercados, incluido el europeo.

La hermana de Glovo

Maxi Mobility, que planea salir a la Bolsa este año, levantó 20 millones de euros para su expansión latinoamericana en una ronda liderada por la aseguradora madrileña Mutua y el capital de riesgo Seaya, vinculada al BBVA. Como parte de esa inyección de capital, sus monopatines ya largaron en Santiago de Chile y en junió correrán por Montevideo.

La próxima estación de la plataforma será la Argentina. En efecto, desde la empresa confirman a iProUP que el servicio llegará "en las próximas semanas" al país. Y dará inicio a una nueva forma de movilidad, ecológica y en dos ruedas.

Este mes, Movo pisó el acelerador de su expansión en la Argentina, no sólo por la competencia de Grin, sino por el interés del gobierno porteño en regular los el uso de monopatines eléctricos.

"Estamos a la espera de una regulación y en plena negociación con el gobierno", señala Miguel Abad, responsable global de asuntos públicos de Movo, en diálogo con iProUP. Y agrega: "Tenemos interés en la prueba piloto en cuanto se haga pública la convocatoria para participar".

El directivo destaca que la "costumbre de la empresa es entrar en los mercados con autorización y buen entendimiento de las autoridades". Esta estrategia la desplegaron también con Cabify: consiguieron ser "legales" exigiéndoles a los conductores registro profesional, inscripción como remis y póliza de seguro acorde.

Más allá del proyecto oficial, Movo ya se encuentra conformando el equipo responsable en la Argentina con el objetivo de comenzar a rodar durante el primer semestre. "No podría decir si en mayo o junio. Será en las próximas semanas", adelanta Abad.

Además, la firma está aprovechando el relacionamiento que consiguieron sus "hermanas" Glovo y Cabify con el ecosistema emprendedor y de movilidad, lo cual "permitió abrir puertas" para acelerar los planes locales.

En este punto, Abad remarca que aprovecharán "el vínculo con todos los socios comerciales" de Glovo para que se sumen aportando su superficie para los puntos de retiro y devolución a cambio de una parte de las ganancias que generen esos espacios.

El directivo, además, confirma que comenzarán con los barrios con mayor cantidad de tránsito y afluencia de turistas. Palermo, Puerto Madero, microcentro y el bajo porteño aparecen como los principales candidatos.

Resta definir la cantidad de unidades, pero se estima que arrancarán con unos 300 monopatines, la misma cantidad que implementaron al inicio en otras ciudades de la región, como Santiago de Chile o Montevideo.

Otro de los puntos que están analizando definir la compañía que seguros que ofrezca la cobertura para este tipo de vehículos. "En el mercado asegurador es una situación nueva, por lo que no existía previamente un producto específico y las empresas están diseñando el más adecuado. Estamos en conversaciones con varias compañías", afirma Abad.

La alternativa argentina

En 2015, los hermanos Sergio y Christian Gudalewicz comenzaron a representar localmente a varias empresas de monopatines, entre ellas, a AirWheels, una de las más importantes a nivel global. Con el know-how adquirido, ya poseen su propia marca, Voltion, y quieren participar del negocio de alquiler de estos rodados.

"Representamos a varias empresas de monopatines. Dos de ellas ofrecen el servicio de alquiler, el sistema y la aplicación. La idea nuestra era ir hacia el alquiler y, con el proyecto del gobierno porteño, nos pareció una buena oportunidad para lanzarlo", asegura Sergio Gudalewicz, director general de Voltion, a iProUP.

La compañía ya está comercializando su marca propia y para mitad de este año lanzarán su modelo "propio", es decir, diseñado internamente.

A diferencia del resto de los jugadores globales, Voltion tiene un argumento de peso para conseguir su lugar en la prueba piloto que lanzará la Ciudad: integración de trabajo argentino, tanto a nivel de construcción como del software.

"Nuestro proyecto es lanzar un producto nacional. Estamos trabajando con una empresa de Bahía Blanca para desarrollar la aplicación. E instalaremos una planta de ensamblaje en el Distrito Tecnológico de Parque Patricios", anticipa Gudalewicz a iProUP.

La empresa ya tiene experiencia en alquileres de estos rodados: ya está trabajando con Segways (monopatines que poseen las ruedas a los costados) y monopatines eléctricos a través de city tours para turistas extranjeros en la Ciudad de Buenos Aires.

Este antecedente les permitió superar una "curva" que retrasa a varias empresas del sector, como son los seguros, ya que no hay muchas compañías que ofrezcan pólizas específicas para este tipo de vehículos. En su caso, trabajan con Swiss Medical Group.

Gudalewicz asegura que al dedicarse a la venta y diseño de estos equipos, cuentan con otro diferencial: la confiabilidad en sus equipos, ya que existen muchos genéricos de baja calidad. "Ofrecemos la venta, posventa y service. Y nuestro servicio técnico hasta recibe consultas de vehículos de otras marcas", añade el directivo.

Pero otras comunicaciones telefónicas que atienden diariamente confirman cómo aumentó el interés de los argentinos en los vehículos. "Pasamos de unos pocos llamados a más de 300 por mes", confía en diálogo con iProUP.

El modelo Movo

Una vez que el sistema esté en marcha, el uso de los monopatines se realizará íntegramente desde la aplicación (disponible para iOS y Android) de Movo.

El usuario deberá escanear su DNI para comprobar su edad y, si la regulación lo impone como requisito, su licencia de conducir.

Una vez identificado, el usuario podrá consultar el mapa en su celular para hallar la estación de retiro más cercana y reservar su monopatín. Una vez que llegue al lugar, deberá escanear un código QR para desbloquearlo, colocarse el casco provisto por la compañía y salir andando.

Finalmente, el vehículo se devolverá en otro punto y se abonará la tarifa, que sigue el modelo de los taxis: un monto por desbloqueo (equivalente a la "bajada de bandera") y un cargo por cada minuto de uso.

Además, el sistema prevé que se utilice el vehículo en una zona determinada, ya que están pensados para recorridos de hasta 5 kilómetros. Como los vehículos poseen un GPS incorporado, la empresa sabrá si fueron estacionados fuera de ese área e impondrá multas.

Con respecto a los precios, el ejecutivo afirma que todavía no se han definido, pero que serán "similares a los que se manejan en la región y más baratos que un taxi". Por lo que las tarifas rondarían los siguientes montos:

- Desbloqueo: $22

- Costo por minuto: $4,50

- Estacionado fuera del área o daño: $1.100

- Multa por daño irreparable: $22.000

"Estarán disponibles de 6 a 22, aunque esto puede variar porque "cada ciudad tiene su particularidad" y estará "relacionado con la estación del año, temporalidad, etcétera", aporta Abad. Por las noches, se retirarán de los comercios y se devolverán al otro día" afirma el ejecutivo, quien agrega que toda la logística está a cargo de la compañía, a diferencia de Grin, en el que este servicio estará brindado por usuarios "cargadores".

Además de los monopatines, para una segunda fase evalúan ofrecer el alquiler de bicicletas eléctricas, como en Chile; o motos, como en España. Es decir, las tres formas de "micromovilidad" que provee la firma.

En este sentido, Abad reconoce que el plan de la compañía es hacer que Movo, Cabify y Glovo convivan dentro de una misma interfaz, en una única aplicación.

"Tenemos un trabajo estratégico, son aplicaciones independientes, pero tratamos de aprovechar las ventajas de cada una. La integración está en nuestro planes, para la Argentina no puedo adelantar una fecha. Primero tenemos que estar operando. La idea es tener una plataforma multiservicios que ofrezca todas las soluciones de movilidad", concluye.

La carrera por el transporte 4.0 comenzó y las diversas opciones se preparan para salir de boxes. Ya están rugiendo sus motores, aunque sin ruido ni contaminación, pilares de la movilidad de la economía digital.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar