Tito, el auto eléctrico argentino, ya se puede patentar: que ofrece, precio y cómo son sus rivales nacionales

Tito, el auto eléctrico argentino, ya se puede patentar: que ofrece, precio y cómo son sus rivales nacionales
El auto fabricado en San Luis ya está a la venta. Su llegada fue furor y las reservas superan las expectativas. Qué tenés que saber antes de comprarlo
Por Guillermina Fossati
06.05.2022 06.15hs Innovación

La oferta de autos eléctricos crece en el país. Pero existe uno "made in Argentina" que se destaca: Tito, producido por la empresa Coradir en San Luis, es una de las alternativas que más rápido se desarrolló y superó las proyecciones de ventas.

El modelo se empezó a idear en 2020 y hace pocas semanas dio el paso más importante: logró el patentamiento en los registros de la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor, condición esencial para poder circular en la vía pública.

Con precio de u$s15.000, ya lleva 500 unidades vendidas en un segmento en el que compite con otros productos de fabricación nacional, como Volt y Sero Electric. En el otro extremo se encuentran los vehículos de grandes automotrices como Nissan Leaf, Audi E-Tron, Porsche Taycan y Renault Kangoo.

Pero existen varias preguntas sobre estos vehículos que los compradores se plantean antes de tomar la decisión de migrar a la movilidad verde: desde la autonomía, modo de carga y velocidad de circulación, hasta la verdadera utilidad de estos modelos eléctricos. En especial, los nacionales, que son mucho más pequeños y tienen un uso limitado, pero son más baratos.

Desde las marcas explican a iProUP todo lo que hay que saber antes de adquirir uno de estos coches..

¿Por qué Tito es uno de los autos eléctricos más buscados?

Entre los modelos de producción nacional, Tito es el "más nuevito". En junio de 2020, durante la pandemia, Coradir ya había recorrido todo el camino de creación y desarrollo del vehículo y anunciaba el nacimiento de este auto eléctrico, un vehículo pequeño que funciona 100% a batería.

Tito, el auto eléctrico ya se puede patentar.
Tito, el auto eléctrico ya se puede patentar.

En octubre de 2021 comenzó la fabricación en etapas, momento en el cual se realizaron las revisiones y refuerzos de calidad típicas del inicio de producción. Este proceso se realizó junto con la primera preventa, durante la cual se comercializaronn 200 unidades de forma online.

Los cálculos fueron creciendo mes a mes. Para este año, la firma prevé una producción de 500 unidades. Sin embargo, como tiene muy buenas perspectivas y cree que una vez que los autos circulen por las calles aumentará más la demanda, ya están montando otra planta de 3.000 m2 en San Luis para ampliar la oferta.

Al mismo tiempo, empezó a diseñar y ya tiene lista una camioneta de carga, llamada Tita, que está en los últimos procesos de homologación para su patentamiento y circulación en la vía pública.

¿Cuáles son las características del auto eléctrico Tito?

Tito es un auto chico que está equipado con: 

  • Motor eléctrico asincrónico de 4.5 kw de potencia
  • Batería de litio-ferrofosfato de 8kwh y 2.000 ciclos
  • La carga total (admite parciales) se completa en entre 6 y 8 horas
  • Incluye un enchufe de 3 patas planas que se coloca en un tomacorriente estándar de casa u oficina

Si bien gran parte de sus componentes son importados, algunas piezas (como la batería, uno de los principales costos) la produce Coradir, que está avanzando en la integración nacional de las partes, hasta llegar al 80 por ciento.

Como se mencionó anteriormente, la batería es de 2.000 ciclos, es decir, la cantidad de veces que se puede recargar al 100%, lo que equivale a una distancia recorrida aproximada de 200.000 km.

Con respecto a la caja de cambios, tiene engranajes similares a un auto convencional, por lo que se conduce como un vehículo con transmisión automática, con pedal acelerador y pedal de freno.

Entre sus características más importantes se destacan:

  • Dimensiones: mide 2,83 metros de largo, por 1,50 de ancho y 1,56 de alto
  • Seguridad: equipamiento básico, con cinturones de seguridad pero sin bolsas de aire o airbags
  • Capacidad de carga: puede transportar hasta cuatro personas
  • Velocidad: el máximo es 65 kilómetros por hora
  • Frenos: a disco en las cuatro ruedas
  • Extras: cámara de visión trasera, sensores de estacionamiento y volante multimedia

Además, posee una garantía por 5 años. Como diferencial con otros compactos eléctricos nacionales, cuenta con chásis es acero y carrocería íntegramente de chapa.

Quienes lo compran y para qué se usa

La venta de modelos eléctricos nacionales es variada y no hay un parámetro común. En principio, las que más consultan por los pequeños nacionales son empresas de logística y transporte de corta distancia, por los beneficios económicos. Lo mismo sucede con predios privados (countries, centros de exposiciones, etc.), ya que ofrece más prestaciones que un "carrito de golf".

Sin embargo, también este coche eléctrico atrapa la curiosidad de todo tipo de consumidor. "La demanda de Tito fue una verdadera sorpresa, al punto que se agotó apenas salió la preventa", confía a iProUP Juan Manuel Bareto, presidente de Coradir.

El ejecutivo asegura que tienen "compradores de todas las edades, desde jóvenes de 18 años, con una mirada más ecológica, hasta otros de 70, que valoran la practicidad".

¿Cuáles son los autos eléctricos argentinos que compiten con Tito?

Entre algunos de los productos de fabricación nacional que compiten con Tito se destaca el VOLT, fabricado en Córdoba. La marca comercializa tres modelos con los siguientes precios:

  • A1, desde $1.5 millón
  • W1, desde $2 millones
  • E1, desde $2,2 millones

En cuanto a las características, el Volt Z1 Start es el modelo "de entrada" y cuenta con una batería de 4 kWh, con una autonomía de 60 km; mientras que el Z1 Power Long Rage 80 km sin reposta. En ambos casos, ofrecen una velocidad máxima de 40 km/h y se recargan en dos horas y media.

Por su parte, el W1 Start cuenta con una batería de 10 kWh, con 150 km de autonomía; mientras la del W1 Power Long Rage es de 20 kWh. En ambos casos, su velocidad máxima es de 80 km/h.

Volt, otro eléctrico nacional.
Volt, otro eléctrico nacional.

En cuanto al Volt e1, el modelo "utilitario", integra una batería de 20 kWh y 150 km de autonomía, al igual que el Power Long Rage. Ofrecen una velocidad máxima de 105 km/h y la recarga demora 10 horas. En todos los casos, se enchufa al tomacorriente hogareño.

En lo tecnológico, con excepción del modelo de entrada de gama, todos incorporan una pantalla táctil de 7" para controlar funciones del vehículo, salvo el E1, cuyo display es de 10 pulgadas. 

"Estimamos alcanzar una entrega aproximada de 400 en 2022, si las condiciones del país y el mundo lo permiten. En 2023 mejoraremos esa cifras", indica a iProUP Daniel Parodi, CEO de Volt Motors.

El caso de Sero Electric

Sero Electric es otra marca de producción nacional con diferentes propuestas. Entre ellas, cuenta con las versiones:

  • Sedán: $1,7 millones
  • Utilitario alto con puertas: $1,6 millones
  • Utilitario bajo largo: $1,9 millones
  • Furgón: $2,1 millones

Todos están homologados para patentar, por lo que se puede circular en las calles. A los precios mencionados anteriormente hay que añadirles el IVA.

Sero Electric, otra propuesta para circular por las calles.
Sero Electric, otra propuesta para circular por las calles.

También es posible elegir entre dos tipo de baterías: de plomo, que cuesta $326.000 adicionales, o la de larga duración, de $412.000. En todos los casos, se enchufa a un tomacorriente convencional de 220 voltios y una demora de cinco a siete horas.

La autonomía es estos modelos oscila entre los 40 y 100 km dependiendo del pack de bateríasforma de uso. En esto último influye la carga, tipo de terreno y la forma de conducir. La velocidad máxima es de 50 Km/h para vía pública, con la posibilidad de establecer un valor menor para predios privados. La capacidad de transporte es de dos personas. En total, soporta hasta 270 kg.

Por otro lado, Sero Electric ofrece otras opciones que no se pueden patentar, pero si usar en entornos cerrados (por ejemplo, countries), como el sedán sin puertas, que cuesta $1,5 millones, a los que habrá que añadir $326.000 para la batería de plomo o $412.000 para la de mayor duración.

Todas las ofertas apuntan a un precio similar al de un naftero 0km económico, para ofrecer una alternativa económica ante los modelos de las grandes terminales, que arrancan en los u$s60.000.

Estos últimos están pensados para mostrar la intención de las marcas de migrar hacia tecnologías más ecológicas, aunque esperan que esos valores desciendan a medida que crezca la demanda.

Es cuestión de tiempo, pero es el camino hacia donde van todas las automotrices, que irán sumando modelos poco a poco en el país para mostrar la realidad que ya se registra en otros mercados.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído