Medicina 4.0: El Senado argentino declararía a la medicina remota como pública y universal

Medicina 4.0: El Senado argentino declararía a la medicina remota como pública y universal
La pandemia de coronavirus aceleró los tiempos de implementación y regulación de prácticas tecnológicas en la medicina y en el recetado de medicamentos
Por iProUP
19.08.2021 20.33hs Innovación

La pandemia global de coronavirus COVID-19 generó todo un desafío para el sistema de salud argentino y aceleró los tiempos de implementación y regulación de prácticas tecnológicas en la medicina y en el recetado de medicamentos, con la mira puesta en un nuevo paradigma en el que podrán convivir en un necesario equilibrio las consultas profesionales presenciales y las digitales.

Pero no solo eso, sino que la situación demostró que la conectividad es un aliado importante y rubros como el de la Salud vivieron las falencias de las telecomunicaciones en el país.

El acceso a la salud hace tiempo que paso a ser un derecho básico y universal. Y en una situación de pandemia como la actual, el acceso a Internet se acerca a dichas definiciones.

Por esa razón, el Senado argentino avanza con la implmentación de un proyecto de Ley de Interconexión en Red de los Establecimientos de la Salud Pública que invita a los operadores a sumarse.

Telemedicina para todos

La propuesta, que ya comenzó a debatirse en la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado local, cuenta con el apoyo del Gobierno Nacional, y tiene como objetivo conectar a los casi 8.500 Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) y los 1.500 hospitales públicos que conforman la red de Salud pública de Argentina.

Los fines de la iniciativa son claros: declarar a la telemedicina como un servicio de telecomunicaciones y sumarlo al listado de programas que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) contempla en artículos del Fondo Fiduciario del Servicio Universal (FSU).

El mismo resalta: "Este servicio será operado preferentemente por la empresa de telecomunicaciones del Estado Argentino (Arsat), o por los operadores privados o cooperativas. Los gastos que demanden la conectividad, informatización y mantenimiento serán solventados por el FSU".

Así, la iniciativa abastecería de conectividad de "ultra banda ancha" a los centros de salud centricos, así como a los que están ubicados en las regiones más rurales del territorio nacional

Asimismo, facilitaría la actualización hacia mejoras y eficiencias en sus procesos administrativos, aumentaría sus caracteristícas prestacionales y facilitaría la recolección de información para desarrollar políticas públicas basadas en esos datos.

"La idea es que, a partir de la sanción de la ley, la telemedicina sea considerada un servicio de telecomunicaciones que merezca el apoyo del servicio universal y del FSU; un financiamiento que se corresponde tanto para Arsat como para los operadores privados, cooperativas e ISPs de todo tipo", comentó Guillermo Schor Landman, uno de los autores del proyecto e histórico promotor de la telemedicina en Argentina.

Y agregó: "Sobre todo, considerando que los más necesitados de este tipo de servicios son aquellos lugares que están más alejados o por fuera de las grandes ciudades".

La necesidad de conectividad en el país vive una alta demanda. Aproximadamente unas 400 localidades cuentan con un nodo de Arsat pero que no poseen un operador, es decir, que el cableado de fibra no conecta con ningún nodo de estos pueblos, dejando sin conecividad a miles de personas. Y el problema se agudiza cuando se trata de telemedicina.

"Es absolutamente indispensable contar con un sistema de información soportado por una red de telecomunicaciones/TIC que permita compartir información en tiempo real entre todos los prestadores de servicios socio-sanitarios", argumentó sobre el proyecto en diálogo con TeleSemana.com.

Además, lo definió como una "vital la implementación de TICs, ya que contribuiría a que los sistemas de información sanitaria sean mucho más eficaces y eficientes".

La telemedicina se impuso en 2020 con los efectos del confinamiento por la pandemia
La telemedicina se impuso en 2020 con los efectos del confinamiento por la pandemia

Luchas politícas por su aprobación

Se trata de la segunda vez que la propuesta pasa por el Senado luego de haber alcanzado estado parlamentario en medio de la administración de Mauricio Macri tras ser discontinuada por falta de tratamiento.

Ahora, nuevamente presentado ante la Cámara por María Inés Pilatti Vergara, senadora nacional por el Frente de Todos, el proyecto consigue ahora una segunda oportunidad, tras haber superado su primera etapa de debate en comisión.

"En esta oportunidad, el proyecto avanza con mucho apoyo a diferencia del intento anterior, porque tenemos mejor sintonía a la hora de diagnosticar el problema", sostuvo Agustín Kozak, economista que integra el equipo de especialistas que trabajan en la iniciativa, mientras que se mostro "optimista".

Si bien 2021 es un año electoral en Argentina y muchos proyectos tenderían a pasarse por alto ante este factor, la necesidad que este proyecto busca solventar lleva su tiempo tratando de ser aceptada.

Avanza en Argentina un proyecto de ley para declarar la telemedicina como
Avanza en Argentina el proyecto de Ley de Interconexión en Red de los Establecimientos de la Salud Pública

La implementación de recetas digitales

El uso de recetas digitales de medicamentos y las consultas médicas por intermedio de dispositivos electrónicos de comunicación son los dos principales cambios que se generalizaron durante la pandemia y que en el país cuentan actualmente con proyectos legislativos en tratamiento avanzado para regularlos.

En el marco del encuentro virtual, el diputado nacional Pablo Yedlin, médico y titular de la Comisión de  Acción Social y Salud Pública de la Cámara Baja, disertó sobre "La legislación de Receta Digital y Teleasistencia Médica" y avanzó sobre la historia de la norma que recientemente se aprobó y pasó al Senado para su tratamiento.

Yedlin recordó que l"Ley del Arte de Curar", desde 1967 establecía que "las prescripciones y recetas deberán ser manuscritas, en castellano, fechadas y firmadas", pero luego se fueron realizando modificaciones que algunos centros asistenciales u obras sociales habían comenzado a implementar.

"Hubo varios intentos en estos dos años de querer avanzar en formatos electrónicos, pero con  idas y vueltas hasta que la pandemia aceleró todo", destacó el legislador, quien citó la autorización expresa del Ministerio de Salud de la Nación para el uso de la receta digital, como forma de evitar la movilización innecesaria de los pacientes durante la cuarentena.

Yedlin hizo hincapié en la importancia de garantizar la privacidad y preservar los datos de los pacientes, y consideró que superada la pandemia el camino a seguir "debería estar conformado con que se habilite electrónicamente la prescripción, que la gente pueda ir a cualquier farmacia, y que el farmacéutico pueda ver en un sistema esa información y posteriormente archivarla digitalmente".

Por su parte, el senador Mario Fiad, presidente de la Comisión de Salud del Senado de la Nación, destacó que en el corto plazo el cuerpo comenzará a tratar en comisión la ley llegada de Diputados sobre receta digital para no provocar demoras innecesarias.

Fiad remarcó que tras realizar consultas con todo el sector médico nacional se trabajó en un proyecto de ley que avanzara además sobre telemedicina por un lado y la historia clínica digital por otro. La norma busca regular la telemedicina y presenta, como punto central, la conformación de una Agencia Nacional de Salud digital, que estará a cargo de reglamentaciones, controles y definiciones. 

Temas relacionados
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído