Lanzan una app-red social para canjear bienes y servicios sin levantarte del sillón: ¿cómo aprovecharla?

Lanzan una app-red social para canjear bienes y servicios sin levantarte del sillón: ¿cómo aprovecharla?
Se trata de Mundo Canje y tiene por objetivo ayudar a usuarios con el intercambio de productos y servicios. Todos los detalles y sobre su funcionamiento
Por Carlos Altea
19.08.2021 16.22hs Innovación

Hace dos décadas, entre fines de 2001 y principios de 2002, durante otra grave crisis económica que azotó a la Argentina, se popularizaron en diferentes zonas las denominadas "ferias de canje" o "clubes de canje". Complicados por el duro contexto, miles de argentinos se acercaban a estas iniciativas para ofrecer los bienes y servicios que poseían a cambio de otros y, de esa forma, intentar atravesar la situación de la mejor forma posible.

Veinte años después, en otro duro momento económico para miles de argentinos -a raíz de los inconvenientes generados por la pandemia global de coronavirus COVID-19-, un argentino lanzó la primera aplicación y red social que intenta facilitar el intercambio de bienes y servicios.

La app se llama Mundo Canje y su fundador y CEO, Lucas M. Hourmann, le cuenta a iProUP de qué se trata su proyecto, al que denomina "la primera aplicación y red social de canje, venta e intercambio de productos y servicios".

Hourmann es Licenciado en Comercialización de la Universidad de Palermo, donde también se especializó en Dirección y Administración de PyMES. Además, estudió Administración de Empresas en la UBA y es Agente de Propaganda Médica, en la UAI.

"En la nueva era de la economía colaborativa, Mundo Canje lanzará en los próximos días una nueva Aplicación y Red Social basada en nuevas tecnologías y redes de cooperación que facilitará el intercambio, la venta y compra de productos o servicios entre las personas, comerciantes, profesionales independientes y emprendedores. Somos la Primera Red Social que ofrece múltiples opciones de intercambio para toda la comunidad. MUNDO CANJE es la opción más eficiente de vender, canjear e intercambiar productos y servicios", resalta Hourmann.

Y añade: "Potenciamos las probabilidades de concretar operaciones mediante la selección de categorías, y el catálogo de publicaciones que ofrecen los usuarios en sus perfiles".

El orígen del proyecto

Mundo Canje comenzó su desarrollo a principios de 2017, mucho antes del arribo de la pandemia. "Surgió cuando entendimos con Flavio G. Suffiotti (director y socio de Mundo Canje) que las condiciones del mercado, los nodos y grupos de canje e intercambio estaban en auge para lanzar una Aplicación de canje e intercambio pensada para usuarios cercanos, sin gastos, comisiones, encriptamiento de datos y fundamentalmente fomentando el libre comercio entre usuarios", remarca el ejecutivo.

Hourmann precisa que "la llegada de algunas aplicaciones de viajes nos ayudaron a analizar un nuevo modelo de interactividad con el fin de estudiar la cercanía de usuarios en tiempo real mediante la geolocalización para optimizar la logística, tiempos y costos de entrega".

"Años atrás la idea del intercambio había surgido una tarde hablando con un amigo con quién habíamos salido a patinar por Palermo y me comentó que estaba con intenciones de comprarse una bicicleta. Fue entonces cuando se me ocurrió entregarle mi bicicleta sin uso a cambio de sus patines y recibir dinero por la diferencia existente. Desde ese entonces, comencé a buscar la forma de poder adquirir productos y/o servicios a cambio de otros entregando o recibiendo dinero por la diferencia existente", agrega. 

Recuerda que, de esta idea, "comenzamos a pensar diferentes alternativas de intercambios para usuarios cercanos". "Comenzamos a desarrollar un nuevo sistema de intercambio. Dejamos atrás el arcaico modelo unilateral de canje y desarrollamos un nuevo modelo multilateral de intercambio, donde cada usuario ofrece varios productos o servicios con el fin de ser intercambiados por otros del mismo rubro u otros de interés", cuenta.  

 

Optaron por el nombre Mundo Canje, básicamente, porque les gustó. "Ante un mercado que iba creciendo en distintas regiones, diferentes países, intuimos que este nombre cerraba la idea de integrar un nuevo modelo de negocios".

"Nuestra visión es poder llegar al mundo entero adaptando y agregando más funcionalidades para que todos puedan vender e intercambiar productos y servicios con usuarios cercanos a su ubicación real", destaca Hourmann.

El ejecutivo cuenta que siempre lo motivó ayudar a la gente y, sobretodo, al sector de pequeñas y medianas empresas que "no podían salir a flote por la crisis".

"Esa motivación se vio de alguna manera más imperiosa cuando llegó la pandemia. Esto nos ubicó en el escenario más horrible de imaginar, crisis social, y económica y con algunas pautas poco sostenibles en el tiempo. Todo el mundo necesita seguir para poder brindar a su familia, salud y educación entre tantas otras cosas", remarca.

Y agrega: "Mundo Canje además de tener oportunidades de negocios y de alcance regional, te permite pertenecer a una nueva Red Social de integración que tiene como base la economía colaborativa, una oportunidad, un desafío que nos propone acompañar a todos los que creen que la aplicación es una oportunidad legítima y que la hacemos entre todos".   

Diferenciales

"Actualmente hay algunas plataformas de trueque e intercambio que funcionan en la red, pero ninguna supo escuchar o entender la experiencia o necesidades reales de los usuarios", resalta el ejecutivo.

"Nosotros escuchamos sus problemáticas, sus dificultades y analizamos cómo poder resolverlas. Es por ello que nos ha llevado mucho tiempo poder ajustar, analizar y desarrollar todos los requerimientos funcionales que consideramos imprescindibles para mejorar la experiencia del usuario y a la vez facilitar la conectividad y negociaciones entre las personas", precisa.

Según Hourmann, Mundo Canje mejora y optimiza el modelo arcaico unilateral al ofrecer múltiples opciones de canje para lograr intercambios exitosos. En ese sentido, la aplicación busca optimizar recursos y costos de adquisición en un mundo cada vez más conectado. "La gran ventaja que ofrece es ampliar el mercado comercial sin límites geográficos ni horarios ya que se puede realizar cualquier transacción durante todo el año, las 24 horas, los 7 días de la semana", destaca.

"También existe un beneficio social, el consumo colaborativo", sostiene el fundador y presidente de Mundo Canje, Lucas M. Hourmann: "El intercambio entre pares implica la reaparición de una nueva comunidad, la gente aprende nuevamente a confiar en los demás", agrega.

Hasta el año pasado ya existían diferentes tipos de empresas que alentaban la economía colaborativa, entre ellas (autos compartidos), (préstamos económicos entre particulares), Airbnb (hospedaje a viajeros), Couchsurfing (hospedaje gratuito), Thredup (intercambio de ropa), Shippify (logística compartida) y Verkami (donación colectiva a favor de creativos).

Mundo Canje, en cambio, conecta a usuarios del mismo rubro y otras categorías de interés para vender, canjear e intercambiar productos y servicios.

Sobre el modelo de negocios

El ejecutivo reconoce que resultó "sumamente estresante encontrar la forma de llevar adelante y finalizar el proyecto".

"Hemos tenido infinidad de reuniones con grandes corporaciones, desarrolladores, políticos e incluso nos topamos con varios impedimentos y trabas burocráticas. De echo, las últimas dos fases de desarrollo se llevaron a cabo en plena pandemia, con todo lo que conlleva avanzar en tales condiciones", resalta.

Y subraya que, como todo en la vida, cuando uno tiene que tomar una determinación, sea cual fuere, debe saber que es altamente probable que se resignen recursos y desestimen oportunidades.

"Siempre estuve dispuesto a tomar riesgos porque desde un principio creí en el proyecto, estaba completamente convencido de que en el fondo el interés subyace en poder facilitar la vida de miles de personas. Teniendo esa filosofía y creencia de base, es muy difícil que las cosas salgan mal, porque en definitiva de eso se trata, creer en la gente, en sus capacidades y estar convencido de que todo nuestro esfuerzo se debe y es para por ellos. Todo el desarrollo e inversión fue fruto de nuestro esfuerzo y convicciones", explica el ejecutivo.

Hourmann cuenta que "aún no hemos facturado ni recibido ganancias" a partir del uso de la aplicación. "Sólo contamos con el auspicio de dos empresas por el momento. Nuestra mayor satisfacción está íntimamente relacionada en poder facilitar las operaciones de venta y canje de miles de personas", resalta.

"A medida que sigamos incorporando más usuarios, mejorando y paralelamente agregando más funcionalidades, recién ahí estaremos en condiciones de planificar distintas alternativas de monetización para hacer crecer el negocio, contratar más empleados y seguir invirtiendo en tecnología", remarca.

Por otro lado, detalla que sus primeros clientes surgieron cuando lanzamos nuestra primera plataforma web (https://www.mundocanje.com), la cual brindó la posibilidad de ofrecer un servicio a cambio de otro.

"Fueron muchos meses de trabajo de campo, encuestas, entrevistas, investigación de mercado, y varias acciones de promoción. Hoy por hoy, contamos con sólo dos empresas que anuncian publicidad en nuestra aplicación y otros tantos clientes que ofrecen sus servicios de forma gratuita", explica.  

La llegada de la pandemia

El ejecutivo considera que "el coronavirus transformó a las personas desde su enfoque más cercano a tener la obligación de aceptar que ya no somos los mismos".

"La incertidumbre, el costo emocional y la imposibilidad que el esfuerzo no acompañe los logros nos condenó a una situación donde el entusiasmo y las perspectivas eran sólo sueños. De manera que todo se vio afectado, los negocios son sólo negocios", enfatiza.

Para Hourmann, "aquí lo importante es moverse y adaptarse rápidamente con herramientas que permitan el crecimiento, la interconectividad con el mundo con el fin de volver a crecer con bases más firmes y ventanas al futuro".

 

"Desde mi óptica, bastante promisorias, como yo digo siempre: "La voluntad es el primer paso". En ese orden de ideas, ofrecemos enormes posibilidades para reactivar trabajos y capacidades, ya que conectamos y ofrecemos la oportunidad de ingresar en una nueva Red y comunidad de intercambio donde se generan importantes contactos con usuarios del mismo rubro u otros de interés y oportunidades de negocio en general", insiste.

Desafíos a superar

Hourmann cuenta que uno de los mayores desafíos que tienen por delante es el contenido, más precisamente, "las publicaciones que suben nuestros usuarios".

"Decidimos saltear este 'faltante' o mejor dicho 'problemática', brindando a los usuarios la posibilidad de seleccionar las categorías y subcategorías que deseen ofrecer a la comunidad, de esta forma, podrán disponer y encontrar un listado preciso de usuarios que ofrecen determinadas subcategorías", resalta.

Y precisa: "Un usuario podrá canjear indumentaria con otros usuarios de la misma categoría, e incluso podrán encontrar publicaciones relacionadas a dicha categoría".

"Por supuesto, llevará algún tiempo para que comiencen a familiarizarse e interiorizarse con la Aplicación, generar nuevos contactos, chatear, e ir a subir contenido a sus perfiles. Pasamos de un sistema unilateral a un sistema multilateral de intercambio, en donde las operaciones no necesariamente pueden darse con usuarios de las mismas categorías, sino que también pueden concretarse diferentes tipos de intercambios", destaca.

El ejecutivo resalta que "la clave" está en entender que los usuarios disponen de más productos o servicios en sus perfiles para vender o intercambiar.

Nuevas tendencias

El CEO de Mundo Canje remarca que "hace años venimos estudiando, analizando y observando el comportamiento y crecimiento exponencial de cientos nodos de canje en la región, páginas y ferias de intercambio, coleccionables, automóviles, permuta de inmuebles y miles de grupos de canje y venta en las redes, más precisamente en los grupos de Facebook".

"Incluso, existen importantes plataformas de compra y venta en donde los usuarios ofrecen permuta de determinados productos aportando o recibiendo dinero a cambio. Creemos fehacientemente que estamos entrando en un nuevo mundo, un nuevo modelo de libre intercambio y negociación en donde las relaciones entre usuarios mejoran y ayudan a generar una nueva red y comunidad de economía colaborativa", destaca.

Y añade: "Creo que necesitamos ser más colaborativos, por varias razones, en primer lugar para tomar conciencia del daño que estamos causando al medio ambiente y, por otro lado, creer en la buena predisposición y solidaridad de la gente".

"Yo creo mucho en la gente. Todo lo que uno entrega y ofrece, vuelve y de mejor forma. Por ello decidimos destinar recursos y capacidades en la generación de una nueva comunidad colaborativa para también integrar aquellas personas que fueron excluidas del sistema capitalista ya sea por causas de la pandemia u otros motivos diversos que de alguna manera u otra resulta muy difícil poder activar en condiciones adversas, ya sea por presiones impositivas, decisiones políticas, sociales y económicas", enfatiza.   

Próximos pasos

"Tenemos varios requerimientos funcionales pendientes para seguir agregando, como por ejemplo: la opción de seguir a usuarios, una nueva sección de beneficios e incorporar una novedosa billetera virtual para brindar créditos a usuarios", completa.  

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído