Día del Padre, en alerta: cómo evitar estafas al comprar por Internet

Día del Padre, en alerta: cómo evitar estafas al comprar por Internet
Por segundo año consecutivo se espera que las compras por esta festividad se hagan por distintos canales online. Un experto comparte sus consejos
Por Juan Silvestrini
18.06.2021 10.43hs Innovación

El domingo se festeja el Día del Padre en Argentina. Y, como no podía ser de otra manera, en la era de la digitalización y del comercio electrónico, se espera que gran parte de los regalos sean comprados por Internet.

La facturación por comercio electrónico creció 124% en Argentina durante 2020. De acuerdo con un informe  que realizó la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) junto a la consultora Kantar, en 2020 hubo  casi 1,3 millones de personas que empezaron a comprar a través de internet, un 6% en comparación a 2019. 

Las compras online son parte de la
Las compras online son parte de la "nueva realidad"

No obstante, en forma paralela aumentaron los delitos informáticos y las estafas online. Según datos de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) el fraude y  estafa en cuentas bancarias, como el robo de claves de acceso a homebanking o de datos  de tarjetas de crédito, fue uno de los delitos que más creció el año pasado al pasar de 22  casos denunciados en 2019 a 641 en 2020

Esta cifra representa un incremento de casi el 3.000% tras el vuelco masivo de usuarios a  canales digitales durante la pandemia.  

"Las técnicas están siendo cada vez más depuradas, y son más efectivas. Esto sucede porque hay cada vez más información nuestra personal en Internet, y encima está disponible de manera gratuita", comenta a iProUP Pablo Lima, Sales Sales Director South Cone de VU Security, compañía de ciberseguridad enfocada en prevención de fraude y protección de la identidad.

Y agrega: "Es la principal herramienta de los ciberdelincuentes. Uno de los principales problemas está en que el tiempo entre que se diseña el ataque y se ejecuta es cada vez más corto, lo que hace que el impacto sea mayor. En el ecosistema, la industria más afectada son las fintech".

Hoy, el ataque más común, sin dudas es el phishing, que es cuando terceros se hacen pasar por marcas reconocidas. 

Los cibercriminales se profesionalizaron y las estafas son cada vez más populares.
Los cibercriminales se profesionalizaron y las estafas son cada vez más populares.

Por ejemplo, en los últimos días circuló una estafa por WhatsApp de un supuesto sorteo que MercadoLibre está haciendo por su aniversario, que la propia compañía ha salido a desmentir. 

"Este es un perfecto ejemplo de cómo funciona el phishing, alguien se hace pasar por una marca muy reconocida y envía un link para que los usuarios clickeen. Los delincuentes buscan hacerse con datos personales como usuarios, contraseñas, números de tarjetas de crédito, DNI, e incluso código PIN del cajero o del hombanking. Una vez que obtienen estos datos, hacen compras para explotar la tarjeta, por ejemplo, o hacen retiros de efectivo por sumas mínimas para no encender alertas", comenta Lima.

A tener cuidado

Las estafas pueden tener diferentes formas, pero, en todos los casos, se tratan de  estrategias con las que los delincuentes atraen la atención de usuarios de dinero digital  para hacerse de datos personales y, entonces, robarles dinero, hacer consumos con sus  tarjetas o pedir préstamos de rápido otorgamiento. 

"En vista de todo esto, se están empezando a regular ciertas cuestiones que de alguna u otra manera velan por el correcto equilibrio entre la protección de la identidad y otras cuestiones propias de cada uno, y la oferta de los bancos", suma Lima.

En este contexto, es necesario estar muy pendiente de situaciones atípicas y saber  responder para evitar caer en la trampa.  Para poder gestionar compras y evitar engaños, Lima comparte algunas recomendaciones para evitar las estafas.

  • Comprar a través de sitios oficiales o tiendas online de reconocidos negocios  comerciales. 
  • Realizar la compra a través de una conexión segura y tratar de evitar las redes de  WiFi públicas y las conexiones abiertas de bares o restaurantes, por ejemplo. • Acceder al sitio de interés desde un buscador o tipeando la URL. 
  • Evitar comprar a través de links que lleguen en SMS, redes sociales, WhatsApp o por  mail. 
  • Evitar ingresar los datos de la tarjeta dos veces, ante fallas en el pago, hasta que no  estar seguros de que no se haya realizado un cargo en la tarjeta. 
  • Reconocer que los procesos de pagos pueden demorar hasta un minuto; durante  ese tiempo no darle "refrescar" al navegador. 
  • Evitar entregar los datos completos de la tarjeta a desconocidos. • Desconfiar de los precios demasiado bajos y comprobar la posibilidad de  devolución, ya que la existencia de esta política es una señal de confianza. En caso  contrario, no es aconsejable realizar la compra. 

"Lleva muchos años construir conciencia social y estamos todos trabajando, no solo los fabricantes sino también los prestadores de servicios, gobiernos y bancos. Todos los que operamos en el mundo digital estamos siendo cada vez más convincentes en la forma de educar a los ciudadanos en estas cuestiones", concluye.