La nueva Inteligencia Artificial para diseñar microchips de Google ya supera al talento humano

La nueva Inteligencia Artificial para diseñar microchips de Google ya supera al talento humano
Google desarrolló un sistema de inteligencia artificial capaz de superar a los expertos humanos en el diseño de nuevos microchips.
Por iProUP
14.06.2021 20.00hs Innovación

Hasta ahora, la distribución de los miles de bloques de memoria que pueden llegar a contener los chips, así como de los cables que los conectan, es un proceso que no podía automatizarse y por ello lo realizan manualmente expertos humanos, que pueden tardar en ello semanas o incluso meses.

Nuevo sistema

Google desarrolló un sistema de inteligencia artificial (IA) capaz de superar a los expertos humanos en el diseño de nuevos microchips. Logra reducir el tiempo necesario para algunas tareas de meses o semanas a tan solo horas.

 

El sistema creado por Google, fue entrenado mediante aprendizaje automático para tareas necesarias en el diseño de nuevos chips como colocar los bloques de memoria en los procesadores, según informó la revista Nature, donde la compañía publicó la investigación.

Hasta ahora, la distribución de los miles de bloques de memoria que pueden llegar a contener los chips, así como de los cables que los conectan, es un proceso que no podría automatizarse y por ello lo realizan manualmente expertos humanos, que pueden tardar en ello semanas o incluso meses. Este es el primer paso en la fabricación de un procesador.

Mejor que los humanos

Google aseveró que el uso de mecanismos de IA acelera notablemente el proceso, denominado "floorplaning", y permite diseñar la distribución de bloques de memoria de los microchips en tan solo horas.

La tecnología creada por Google es capaz de generar diseños de procesadores en menos de seis horas
La tecnología creada por Google es capaz de generar diseños de procesadores en menos de seis horas

La tecnología creada por Google es capaz de generar diseños de procesadores en menos de seis horas con una tasa de optimización "por encima de la creada por seres humanos o comparable", utilizando para ello una red neuronal profunda entrenada mediante técnicas de aprendizaje reforzado.

El sistema va colocando los bloques de memoria uno a uno y aplica la información procedente del diseño de una muestra de 10.000 procesadores para determinar cuál es el mejor lugar para colocar la próxima pieza, de mayor a menor tamaño. El algoritmo funciona incluso en nuevos tipos de diseños de microchips, según Google.

Fuente: elobservador.uy