La tecnología, el gran facilitador: es hora de reflexionar y reconstruir mejor

La tecnología, el gran facilitador: es hora de reflexionar y reconstruir mejor
En 2020 quedó demostrada la fuerza que puede tener la tecnología y se aprendió que un futuro digital será el pilar central dentro de la evolución social
Por *Gustavo Ripoll
04.06.2021 12.42hs Innovación

Apenas doce meses desde que el mundo despertó a la "nueva normalidad", con muchos países entrando en bloqueos sin precedentes, los programas de vacunación y la flexibilización de las restricciones locales están iluminando el final del túnel. Ahora, tenemos la posibilidad de construir un mundo nuevo y audaz mientras miramos hacia el futuro. Pero primero, tenemos que reflexionar.

Mirando hacia atrás, a marzo de 2020, estaba claro que para sobrevivir y florecer en medio de la incertidumbre resultante, la innovación sería clave para sostener algunos de nuestros sectores, cadenas de suministro y empleos más vitales. La gran velocidad y escala a la que se llevaron a cabo las transformaciones digitales y apoyaron a industrias enteras a medida que se adaptaron fue asombrosa. La tecnología jugó un papel fundamental, para mantener los negocios abiertos, los estudiantes en las aulas (a veces virtuales), las vidas sociales conectadas y los servicios esenciales fluyendo.

La tecnología como facilitador

El año pasado quedó demostrada la fuerza que puede tener la tecnología y hemos aprendido que un futuro digital será el pilar central dentro de nuestra evolución social.

Si se aprovecha de manera efectiva, la tecnología continuará liderando los esfuerzos globales para apoyar la recuperación, desempeñando un papel fundamental para permitir que los gobiernos "reconstruyan mejor" a largo plazo.

Gustavo Ripoll, vicepresidente de Dell Technologies para la región MCLA Latinoamérica
Gustavo Ripoll, vicepresidente de Dell Technologies para la región MCLA Latinoamérica.

La digitalización continua de los gobiernos será un trampolín crucial cuando se trata de impulsar el cambio a mediano y largo plazo, y si podemos tomar algo a partir de 2020, debería ser el ritmo de la innovación y el hambre de cambio.

A medida que los líderes mundiales diseñan e implementan estrategias de recuperación para reparar y reforzar la resiliencia, no es sorprendente que en todos los ámbitos estemos viendo un énfasis real en la tecnología, la conectividad y la superación de las brechas digitales. Vivimos en un mundo en el que podemos ver los frutos de la transformación digital. Hoy las citas con los médicos son en línea, el mundo utiliza videollamadas para trabajar (y para compartir tiempo y celebraciones con la familia) y muchos servicios esenciales y cadenas de suministro se vuelven digitales. - ahora podemos atrevernos a soñar aún más grande.

Reconstruir mejor significa hacer que estas tecnologías digitales se generalicen a nivel mundial y garantizar que todos tengan acceso a esos resultados mejorados. El hecho de que solo aquellas ubicaciones y ciudadanos con buen acceso digital puedan beneficiarse es pertinente y muestra la escala del desafío que se avecina para muchos gobiernos a medida que construyen protecciones contra posibles crisis futuras.

Mantener el ritmo de la innovación

La agilidad y la resistencia de las empresas y el sector público se han puesto a prueba, y las organizaciones con un control sólido de las tecnologías digitales obtuvieron mejores resultados en la pandemia que las que no lo tuvieron.

Al entrar en la siguiente fase de recuperación, el mundo híbrido llegó para quedarse. La inversión digital representará una parte clave de los planes gubernamentales en todo el mundo y puede desempeñar un papel integral en el impulso de la competitividad, el crecimiento económico y la creación de empleo.

La tecnología impulsará la agenda de recuperación y permitirá propuestas y programas verdaderamente innovadores
La tecnología impulsará la agenda de recuperación y permitirá propuestas y programas verdaderamente innovadores.

Los planes de los gobiernos para 2021 están reconociendo la importancia del acceso universal y el papel de la tecnología como facilitador de una sociedad más igualitaria.

Mantenerse conectado es clave

Las tecnologías conectivas apoyarán el despliegue de servicios digitales, manteniendo a las organizaciones, empresas y servicios del sector público operando de manera eficiente, un punto crucial ya que los ciudadanos ahora tienen mayores expectativas de los servicios que brindan sus gobiernos. Con la tecnología basada en datos, los gobiernos pueden aprovechar los conocimientos analíticos y predictivos para ayudar a prevenir cualquier cosa, desde futuras epidemias hasta incidentes de seguridad pública. La tecnología es una herramienta poderosa para que los gobiernos construyan un mundo que funcione para las personas, a nivel mundial.

Reconstruir mejor significa digital

La tecnología impulsará la agenda de recuperación y permitirá propuestas y programas verdaderamente innovadores, centrados en los ciudadanos y en reformas que prometen tener un impacto significativo en los sectores de salud, educación, gobierno electrónico, y todo ello considerando el concepto de sustentabilidad.

Las tecnologías digitales formarán la columna vertebral de la planificación de la infraestructura de cara al futuro, creando integraciones más perfectas entre las organizaciones, haciendo que los servicios esenciales sean accesibles para todos.

Lograr todo esto requiere un pensamiento innovador, un uso excelente de las herramientas digitales y la valentía para poner nuestro mundo en un curso diferente y más armonioso. Es el momento de ser audaces, de soñar de manera diferente e impulsar nuestro mundo con la ayuda de la tecnología como motor principal del cambio y la recuperación.

Gustavo Ripoll, vicepresidente de Dell Technologies para la región MCLA Latinoamérica