Son amigos, no bajaron los brazos en pandemia y les salió bien: proyectan facturar $15M en 2021

Son amigos, no bajaron los brazos en pandemia y les salió bien: proyectan facturar $15M en 2021
Su proyecto, Mindcircus, es una agencia de marketing digital que ya piensa en expandir su alcance. Todos los detalles de su increíble historia.
Por Carlos Altea
27.05.2021 17.22hs Innovación

La pandemia global de coronavirus COVID-19 complicó la marcha económica de buena parte de las grandes empresas alrededor del planeta. Y, obviamente, también de pequeños y medianos comercios, que debieron agudizar su ingenio para transformar su negocio y evitar resignar el mayor porcentaje posible de sus recursos para poder hacerle frente a sus compromisos.

En este difícil escenario, un grupo de emprendedores amigos argentinos consiguieron, sin embargo, mejorar los números de su proyecto, que ya contaba con algunos años de rodaje pero que encontró en el contexto de la pandemia, el escenario impensado para su despegue definitivo.

Se trata de Mindcircus, agencia de MkT Digital y Social Media, nacida hace unos diez años, aunque sus fundadores Nicolás Marchesín (Director General Creativo de Mindcircus) y Diego Arredondo (Director General de Cuentas) se conocieron hace un cuarto de siglo en los pasillos del colegio La Salle de Florida.

Marchesín y Arredondo siempre tuvieron el sueño de trabajar juntos. Y el deseo lo pudieron cumplir cuando a ellos se unió Laura Greci, una amiga en común.

En 2020, mientras gran parte de los emprendimientos locales sufrieron un fuerte cimbronazo, Mindcircus facturó más de $7M y para este año, proyectan duplicar la cifra. Además, planean expandir su presencia en otros países.

Los inicios

Con el arribo de Greci, los amigos terminaron de darle forma a la agencia que, comenzó con trabajos de diferente tipo como, por ejemplo, con folletería de diferente tipo "para conocidos" pero, sobretodo, gracias al siempre efectivo "boca a boca".

Cuando parecía que la pandemia complicaría aún más el proyecto, los amigos consiguieron empezar a comercializar algunos de sus servicios al exterior. Actualmente, el proyecto ya tiene ejecutivos en Miami, Barcelona y Panamá.

 

Antes de arribar a Mindcircus, Marchesín consiguió hacerse conocido en el ambiente de la publicidad: con apenas 23 años consiguió dirigir una boutique creativa en Colombia, y ya había dejado su sello en otras varias agencias de la Argentina como Santo, IMC, y Kepel & Mata.

El boom de Facebook y las redes

Mindcircus es una agencia de publicidad y marketing digital que comenzó a tener relevancia con la explosión de Facebook como red social, hace un poco más de 10 años.

Luego de los trabajos de folletería para "conocidos", los jovenes empezaron a ofrecer servicios para redes sociales. Básicamente, le ofrecían a los comercios la posibilidad de abrirle cuentas y luego manejarlas de acuerdo a lo que cada firma le pedía.

El impacto en los números sorprendió a los dueños de esos comercios a partir de las campañas que realizaban y, obviamente, el "boca a boca" no se hizo esperar.

El arribo de un mayor número de clientes puso a los jóvenes en contacto con compañías como Kaspersky y Terepín.

Con el crecimiento de clientes, también decidieron incorporar personal. Así, se sumaron al Mindcircus staff diseñadores, programadores y establecieron una pequeña oficina propia.

 

La inversión inicial estuvo compuesto por equipamientos aportados por los propios socios que, uno a uno, abandonaron sus antiguos empleos para dedicarse de lleno a Mindcircus.

En 2013, y con el crecimiento de la cartera de clientes se sumó Jony Jarza, al tiempo fue nombrado como socio y director de Producción.

Crecimiento sostenido

Con el paso del tiempo, llegaron clientes como Prisma, TodoPago, VisaPagomiscuentas, Fitbit, Merck, Happn, La Cabrera, Hell´s, entre otros.

Pero el arribo de la pandemia fue el momento exacto en el que los socios entendieron que la compañía era sólida porque podían mantener la estructura aunque sin la rentabilidad que habían proyectado.

Atravesada la incertidumbre inicial, sus clientes regresaron junto a nuevas compañías que decidieron aprovechar sus servicios. Algunas de esas nuevas firmas fueron Miele, para sus negocios en España y Portugal, o la compañía CoachMap, radicada en Miami.

Los fundadores reconocen que la pandemia aceleró el proceso de transformación digital que pensaban llevar adelante más adelante.

Antes de la llegada del COVID-19, el 90% de los clientes de Mindcircus eran de Argentina, pero eso cambio y hoy el 50% de los clientes que operan están afuera del país. 

Algo similar ocurrió con las personas que trabajan en la firma: actualmente, el 50% de sus profesionales viven fuera de CABA, en otras provincias y países. 

Próximos pasos

En marzo del año pasado, Mindicircus abrió una nueva oficina en Buenos Aires, más precisamente en Vicente López aunque aún no pudo usarla. 

Se trata de unos 340 m2, de los cuales, unos 150 m2 serán utilizados como un estudio de videos y fotografía profesional. Aunque desde Mindcircus también lo pensaron como un espacio de cowork para profesionales audiovisuales. 

 
El modelo de negocios que la firma pretende llevar adelante permitirá la expansión hacia otros mercados de habla hispana, principalmente en México y Miami, aunque también Europa aparece en los planes.

Mindcircus cuenta con un equipo de 25 colaboradores entre ellos profesionales de áreas como:

  • Creatividad
  • Performance
  • Analytics
  • Diseño (tanto gráfico como web)
  • Web
  • Posicionamiento
  • Desarrollo y tecnología
  • Audiovisuales 
  • Community Managers

Si bien nació en las redes sociales, el branding y la producción audiovisual, actualmente, los fundadores piensan que el contenido que se genera debe estar sustentado con análisis de datos, campañas de anuncios y, sobre todo, buenos resultados demostrables en muy poco tiempo.