La increíble historia del gurú que vive a una aldea luego de fundar un gigante de u$s2.500 M

La increíble historia del gurú que vive a una aldea luego de fundar un gigante de u$s2.500 M
Sridhar Vembu fundó una empresa de software en los Estados Unidos que cuenta con más de 9.500 empleados. Sin embargo, decidió pasar su vida en otro lado
Por iProUP
07.05.2021 15.15hs Innovación

"Soy como un director ejecutivo a distancia", declara Sridhar Vembu, mientras fija su mirada en el arrozal que parece un mar verde. Sridhar y sus hermanos fundaron Zoho en 1996, en Silicon Valley, California, el eje global de la tecnología y la innovación en los Estados Unidos.

Hoy, 25 años después, la empresa de software basado en la nube cuenta con más de 9.500 empleados y la revista Forbes le calcula un valor de casi u$s2.500 millones.

Pero después de pasar casi tres décadas en California y de llevar a la compañía al punto en el que está, Sridhar decidió mudarse a un lugar más tranquilo, muchísimo más: una remota aldea del sur de India.

Sin carreteras principales ni alcantarillado

"Tiene muchos cultivos de arroz con unas cuatro o cinco calles", cuenta Sridhar. La frondosa aldea está situada al pie de una cordillera en el distrito Tenkasi, 600 km al sur de Chennai, en la costa oriental de India.

 

Tiene menos de 2.000 habitantes, no hay carreteras principales, ni acueducto ni alcantarillado. El acceso a la electricidad también es errático, así que Sridhar depende de generadores de diésel.

Es muy diferente a Silicon Valley, así que ¿cómo se las arregla para trabajar desde aquí? Por una parte, consiguió una conexión a internet de fibra óptica de alta velocidad.

Y, por otra, ser el jefe de una inmensamente exitosa compañía tiene sus beneficios: "Básicamente, me llegan las cosas que tienen que ver con políticas importantes". "La compañía es suficientemente grande ahora y muchas de las decisiones se toman localmente dentro de un equipo".

Adaptación a la vida rural

Ninguno de sus altos ejecutivos ni sus asistentes personales viven cerca. Sin embargo, a este empresario digital le gusta ser un líder que se involucra personalmente. "Encabezo uno de los equipos. Trabajo codo con codo con los programadores y me involucro en algunos proyectos de tecnología. El equipo de software está formado por ingenieros repartidos por todo el mundo", resalta.

Sridhar vive en una casa de campo de dos dormitorios recientemente construida y se adaptó con entusiasmo al estilo de vida rural. La vivienda no tiene aire acondicionado y en lugar de conducir un auto ahora usa un motocarro eléctrico o una bicicleta, y acude a un salón de té de la aldea con frecuencia, para charlar con los lugareños.

"Estoy disfrutando inmensamente de la vida aquí. He podido conocer a mucha gente de esta aldea y las aledañas", remarca. Se le suele ver en jeans y camiseta, aunque algunas veces opta por ponerse un dhoti, una prenda masculina típica que consiste en un rectángulo de tela que se enrolla alrededor de las piernas y se fija en la cintura, luciendo como un par de pantalones anchos.

Conocido, pero no famoso

Gracias a sus apariciones en los medios, la mayoría de los lugareños saben quién es. Pero insiste en que no es una celebridad. De hecho, nos pidió no publicar el nombre de su aldea, pues no desea que llegue gente sin previo aviso.

"La vida social en el campo es totalmente diferente. La gente tiene tiempo para forjar buenas amistades. Alguien te puede invitar inesperadamente a su casa para comer. Recientemente fui a una aldea cercana y mantuve unas 10 o 15 conversaciones", desliza.

Sridhar asegura que nunca fue el tipo de empresario ostentoso de la jet-set, así que no echa de menos su vida anterior. "Nunca jugué al golf. Nunca fui un animal social. Solía viajar por negocios, pero ahora la mayor parte de esas reuniones se hacen por videoconferencia", recuerda.

Usa las redes sociales para mantenerse al tanto de las últimas tendencias en la industria, para seguir a varias personas interesantes y entablar conversaciones estimulantes.

 

Oficinas satélite antes de la pandemia

Con la pandemia, muchos se vieron forzados a trabajar de forma remota. Ahora, con la relajación de las restricciones en algunos países, algunas empresas están considerando la modalidad flexible.

Sridhar ya se había adelantado a ello, reubicando a trabajadores y a sí mismo antes de la pandemia. Como consecuencia, actualmente tienen un modelo sostenible, asegura.

Su empresa, Zoho, estableció su primera oficina rural hace 10 años en Tankasi, en el estado indio de Tamil Nadu. Desde entonces, abrió hasta 30 oficinas satélite en varias regiones de India.

"Hemos entendido que el modelo laboral va a cambiar, por lo que estamos invirtiendo en crear oficinas rurales y en (proveer) herramientas online", revela.

Sridhar espera que solo entre el 20% y 30% de su personal opte por trabajar permanentemente desde casa, por lo que las oficinas satélite podrían satisfacer la necesidad de interacción social, así como eliminar la necesidad de ir a Chennai, donde está la sede de la mayoría de los empleados en el país.

"Donde quiera que haya un grupo de empleados trataremos de establecer una oficina. La gente podrá trabajar desde casa uno o dos días y venir a la oficina el resto de días", explica. Sridhar añade que estas oficinas satélite acomodarían idealmente a unas 100 personas.

¿Por qué mudarse?

Sridhar nació en India y recordaba con cariño las vacaciones escolares en la aldea de la que era originaria su familia. A pesar de que se mudó a los Estados Unidos para estudiar y luego se quedó a trabajar, mantuvo el deseo de regresar algún día a una aldea en India. Cuando finalmente abandonó la región de la bahía en San Francisco, California, la decisión no causó mucha sorpresa entre sus colegas.

"De alguna manera, Sridhar siempre ha trabajado a distancia. Cuando vivió en California todos estos años, más de 90% de nuestros empleados trabajaban desde Chennai", cuenta Praval Singh, vicepresidente de Mercadeo y Experiencia del Consumidor de Zoho. "Debido a que siempre teníamos a nuestros equipos geográficamente disperso, dónde estuviera el director ejecutivo realmente no afectaba nuestro trabajo", añade.

Desde su aldea, Sridhar interactúa regularmente con sus empleados en EE.UU., Brasil y Singapur, así como con múltiples lugares en India.

Contra la educación tradicional

Sridhar asistió a las mejores instituciones académicas indias y estadounidenses, pero ahora se volvió muy escéptico respecto al sistema educativo. Se graduó de ingeniero en el Instituto de Tecnología de India, en Madrás, mejor conocido como ITT, y luego recibió un máster y un doctorado de la Universidad de Princeton, en EE.UU. No obstante, insiste en que su educación académica no tiene nada que ver con su éxito.

"Me estaba preparé para ser un experto en el campo de las matemáticas avanzadas y todo lo que hago ahora es aritmética básica", remarca al hacer un paralelismo. El empresario considera que "no tiene sentido imponer teorías sin contexto" a los estudiantes antes de hacerles entender cómo las pueden usar en sus vidas cotidianas. "Soy un graduado en ingeniería eléctrica. He estudiado las ecuaciones de Maxwell, pero no me acuerdo de nada de eso", explica.

"Las ecuaciones de Maxwell (que abordan los fundamentos del electromagnetismo) son importantes. Pero yo diría que se vuelven importantes sólo después de que aprendas cómo funcionan los motores eléctricos, dándoles cuerda y destruyéndolos", precisa.

 

Las escuelas Zoho

Como es un apasionado de cómo se transmite la educación, Sridhar creó las "escuelas Zoho" que eliminaron los métodos tradicionales de enseñanza y aprendizaje. Dos de esas escuelas funcionan en Tamil Nadu y él visita regularmente la que queda en el distrito Tenkasi.

Estos centros ofrecen programas intensivos de dos años en materias como tecnología de software, administración, diseño, escritura creativa y demás. Aceptan alumnos de entre 17 y 20 años que hayan cursado al menos 12 años de educación básica. Los estudiantes reciben alimentación y se les da u$s140 al mes como subsidio.

"Te enseñamos programación. Codificas aplicaciones reales", cuenta Sridhar. "Se aprende haciendo. Puedes ser un gran plomero sin entender la dinámica de los fluidos. Puedes ser un gran programador sin entender los profundos principios de la ciencia de la computación. Es importante tener eso en cuenta", asevera.

Unos 900 estudiantes que se capacitaron en las escuelas Zoho son ahora empleados de la empresa de Sridhar. Únicamente unos pocos multimillonarios, como Bill Gates y Warren Buffet, reservaron grandes sumas de sus riquezas para propósitos filantrópicos. Pero Sridhar reconoce que "no está interesado en emular el modelo occidental". En ese sentido, argumenta que la responsabilidad social es integral para su negocio.

"Tendemos a hacer muchas cosas sin tildarlas de trabajo de caridad. Cuando invertimos en la capacitación para el empleo, realmente estamos ayudando a la compañía y también ayudando a la persona que está siendo capacitada", enfatiza. Pero no termina ahí.

El ejecutivo adelantó planes para instalar un hospital de 250 camas en el sur de la India para atender las necesidades de pacientes de zonas rurales y semiurbanas. En enero, Sridhar recibió uno de los honores civiles más altos de India.

Además, fue nombrado miembro de la Junta Asesora de Seguridad Nacional, y su papel es encontrar maneras para que India adquiera conocimientos científicos en una variedad de sectores críticos para la economía y seguridad del país. ¿Se quedará definitivamente en la aldea?

Sridhar dice que espera visitar su oficina en EE.UU. cuando termine la pandemia, pero que será será un viaje corto. Asegura que no tiene planes de regresar permanentemente y que no está atraído por el glamour ni dinero de Silicon Valley. "Administro una empresa. La empresa es saludable. Pero eso no quiere decir que lleve ese estilo de vida. No estoy interesado", añade.

"No echaría de menos ese tipo de vida", revela. "Pensamos con frecuencia que el dinero lo cura todo. No es así. Necesitás adhesión social", completa.

Fuente: La Nación

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído