Más artículos

Llegan las Proptech: podrás alquilar sin ir a la inmobiliaria y hasta invertir en un "pedacito" de una vivienda

Llegan las Proptech: podrás alquilar sin ir a la inmobiliaria y hasta invertir en un "pedacito" de una vivienda
Las startups del sector prometen menores costos y hasta la posibilidad de comprar un porcentaje de una propiedad. Cuáles son y qué ofrecen en el país
Por Florencia Barragán
17.01.2019 04.00hs Innovación

La tecnología atraviesa todos los aspectos de la vida de las personas. Hoy, hasta algunos kioscos aceptan tarjeta de débito para una compra de apenas $100. Aún así, en el universo inmobiliario se conservan las costumbres más tradicionales. 

Pero para abonar el monto del alquiler, los inquilinos se ven obligados a entregar una pila de billetes y recibir como constancia de pago un papel escrito a mano. Esto le ocurre a más del 90% de los inquilinos, según la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

 

Sin embargo, en el mundo la innovación también se está imponiendo en el sector de bienes raíces. La tendencia es tan fuerte que hasta ya tiene nombre: PropTech, acrónimo de Property y Technology. Aunque también se utiliza ReTech (Real Estate Technology).

Estos términos se usan para referirse a las startups que innovan en el sector inmobiliario a partir del aprovechamiento de las nuevas tecnologías. Los ejemplos más gráficos y sorprendentes son las casas que se construyen con impresoras 3D o los robots que monitorean las obras.

Esta tendencia capitaliza las grietas del mercado tradicional para imponerse, a paso lento y firme, en la Argentina. Las experiencias no se basan simplemente en inmobiliarias que ponen fotos de propiedades en sus redes sociales.

Actualmente, en el país ya es posible comprar una propiedad vía crowdfunding (financiamiento colectivo), firmar un contrato de forma digital y recorrer una propiedad mediante un tour en 360 grados. Y todo desde el celular.

Esta iniciativa PropTech local la conoce de cerca Andrea Rodríguez Valdez, directora de MKTre.com, una plataforma que relaciona a los actores del sector.

"El mercado argentino ya viene introduciendo tecnología en el sector inmobiliario desde hace años porque tiene un buen ecosistema emprendedor. Pero si hablamos de PropTech puramente, podríamos decir que se escuchó por primera vez hace un año", recuerda.

De hecho, recién a mediados de 2018 se encontraron todas las startups de la región en el evento PropTechLatam Summit, organizado por Rodríguez Valdez. Y este año planean repetirlo en cinco países, entre ellos, la Argentina.

En términos económicos, el inmobililario es un sector importante de cualquier nación. No sólo porque permite acceder a una vivienda en un país con déficit habitacional, sino porque los "ladrillos" siempre fueron una inversión confiable dentro de un contexto económico de turbulencias y vaivenes constantes.

El mundo cambió y el Real Estate debe acompañar esta transformación, afirma Andrés Ávila Páez, miembro de Reporte Inmobiliario, una plataforma que sigue de cerca este mercado.

"El sector se maneja como hace 50 años. La única manera de que siga creciendo es que se adapte. La gente utiliza Netflix para ver una película o Mercado Libre para comprar algo. ¿Por qué en el Real Estate tienen que salir a la calle a tocar el timbre de una inmobiliaria?", se pregunta Ávila Páez.

En este sentido, Hernán Ibáñez, gerente comercial de clasificados en Mercado Libre, indica a iProUP que "Internet y las nuevas tecnologías transformaron la manera en que nos relacionamos con el entorno, y eso también impacta en la forma en que elegimos una casa para vivir o un departamento para alquilar".

Los casos más novedosos en el país

En el país hay casi 80 startups identificadas con el universo PropTech, un número similar a México y Chile, según un mapa realizado por MKTre.com.

"Estamos muy bien posicionados a nivel regional", destaca Rodríguez Valdez, realizadora del relevamiento.

Los clasificados de los diarios tienen cada vez menos hojas. A la hora de alquilar una propiedad, existen páginas como ZonaProp o Argenprop que funcionan como vidriera para ver fotos del lugar y ponerse en contacto con el dueño. Pero está muy lejos de todo lo que se puede hacer de forma online.

La startup Alquilando, lanzada en 2017, es un marketplace donde hay propiedades para rentar. La diferencia es que, además de verlas, es posible avanzar en todo el proceso para cerrar la operación en la computadora o el smartphone: desde pagar con tarjeta la reserva hasta enviar por mail el recibo de sueldo.

El proyecto arrancó a partir de una mala experiencia, cuenta a iProUP, Mauro Ayala, su fundador y CEO.

"Queríamos alquilar una oficina y todos los procesos burocráticos eran del siglo pasado. Había que ir a la inmobiliaria, señar en efectivo, hacer trámites. Hubo tanto en el medio que se cayó la operación", recuerda.

Además, lo que la convierte en una PropTech con un futuro prometedor son los servicios que se pueden gestionar online, como la cobranza. Y un abanico de seguros para quienes no cuentan con garantía de alquiler.

Este es un problema clave del sector, porque no todos poseen un familiar directo que sea dueño de una propiedad en la Ciudad. De hecho, Ayala asegura que uno de cada dos inquilinos que rentan una propiedad tiene este conflicto.

En este sentido, asegura que la gestión de un alquiler podría salir hasta 50% menos y terminarse en 24 horas.

"Las inmobiliarias no tienen tantos productos financieros. Nos asociamos con 50 empresas para gestionar toda la documentación que se necesita y en esa variedad se pueden encontrar mejores precios", explica.

Este año, buscarán incorporar la firma digital del contrato, proceso que habilitó hace algunos meses el Ministerio de Modernización. Con este paso, inquilinos y propietarios completarían todo el proceso sin tener que conocerse personalmente.

Además de Alquilando, en la Argentina se destaca Properati para venta, alquiler e inversión en emprendimientos, que ya tiene expansión regional con el apoyo de OLX. Clickaparts ofrece servicios similares. Una opción interesante es Wimet, una novedosa plataforma para alquileres temporarios de lugares para eventos.

Sobre el mercado inmobiliario total, la participación de las inmobiliarias online aún es incipiente, y esto es justamente lo que le confiere un altísimo potencial de crecimiento. En Reino Unido, donde la tendencia arrancó unos años antes, el 15% de las transacciones en el mercado inmobiliario se realizan en el universo PropTech.

Comprar y vender desde el celular

Parecería impensado comprar una casa sin visitarla junto con un agente inmobiliario o sin llamarlo por teléfono a cada rato para despejar dudas. Pero no para Lugaren, la primera inmobiliaria online de Latinoamérica, lanzada hace poco más de un año.

"En una inmobiliaria tradicional, la página web es un complemento. Para nosotros, la plataforma es central, no tenemos local a la calle", explica Pablo Brodsky, de 38 años, fundador de la compañía.

En la página web de Lugaren, el vendedor de una propiedad (el dueño o una inmobiliaria) carga toda la información desde su hogar u oficina, mientras que el comprador recorre distintas viviendas desde la computadora con un tour virtual en 360 grados.

En caso de tener alguna duda, hay un bot que responde las 24 horas con inteligencia artificial. Se puede planificar una visita a través un calendario online. Y, para reservar la unidad, la documentación se firma digitalmente y el depósito se recibe con tarjeta de crédito.

"Con el tour virtual es posible saber mucho. Tuvimos más de 10 personas del interior del país que hicieron reservas de departamentos sin coordinar ninguna visita", cuenta Brodsky, quien revela que el uso de la tecnología tiene dos principales ventajas para los compradores.

Por un lado, la baja de costos por no tener un local y empleados, lo que se traduce en precios más bajos. Mientras que en una inmobiliaria se paga el 3% de comisión, en Lugaren es un valor fijo de $10 mil más IVA, sin importar el valor de la propiedad.

"La Argentina es el segundo país más caro de Latinoamérica, después de Venezuela, para hacer una transacción de este tipo. Mucha gente no puede acceder a una vivienda por los gastos inmobiliarios y de escribanía", explica Brodsky.

Por el otro, la rapidez para realizar un trámite tan importante, como la compra de una casa, desde una computadora.

En este sentido, Brodsky recuerda: "En año marcado por la fuerte devaluación, como lo fue 2018, pudimos salvar muchas operaciones por ser expeditivos en las fechas de firma. Estamos obsesionados en reducir tiempos en un país volátil como la Argentina".

Comprá un "pedacito" de una casa

El crowdfunding o financiamiento colectivo también llegó al ecosistema inmobiliario. Hay diversas plataformas en la Argentina que permiten invertir pequeños montos en propiedades.

Este fue el caso de Bricksave, startup que en marzo cumple tres años. Desde la página, se puede invertir desde u$s1.000 en propiedades de distintas partes del mundo.

Sofia Gancedo, directora de operaciones de la empresa, cuenta cómo surgió la idea. "Yo venía trabajando en desarrollos inmobiliarios con Eduardo Costantini. Él nos recomendaba siempre los bienes raíces, porque es una de las mejores inversiones que se puede hacer", recuerda.

Sin embargo, no cualquiera tiene el dinero para ello. "Tenés que tener todo el capital. En cambio, con crowdfunding podés tener "pedacitos" del inmueble y de esta forma hacerlo más accesible a la gente común", explica Gancedo.

Bricksave ofrece depositar el dinero y firmar los contratos de forma digital. Además, en el corto plazo sumarán blockchain e inteligencia artificial para la asignación de inversores y propiedades.

Según cuenta Gancedo, quien fue una de las fundadoras de Dinero Mail, en la compañía trabajan 10 personas. Con menores costos fijos, buscan que los inversores obtengan mayor rentabilidad. Y, a la vez, operan con propiedades en Nueva York, Miami, Barcelona y próximamente Singapur para diversificar las carteras.

"Hace poco, una francesa llamada Charlotte estaba escalando en el Tíbet y desde un campamento invirtió con su laptop 20 mil dólares en una vivienda en Barcelona", afirma la empresaria.

Además de la rentabilidad, Gancedo remarca que la inversión en ladrillos es muy elegida en las economías inestables de Latinoamérica para mantener los ahorros.

Con esta tecnología de financiamiento colectivo, en la Argentina también se destaca Crowdium, que ya ha recibido el aporte de inversores locales y extranjeros. Otra es LinkRE.biz, una plataforma de crowdlending (préstamos) para levantar fondos para desarrollos inmobiliarios.

El futuro de las PropTech

En Latinoamérica, el 37% del ecosistema PropTech se concentra en la compraventa de inmuebles, el 33% en la administración, 20% en la construcción y 10% en renta, según un informe de UNISSU, un agregador PropTech que reúne más de 6 mil proyectos de todo el mundo.

Desde Reporte Inmobiliario explican el porqué de esta tendencia. "Las cosas más simples y fáciles de adaptar se trajeron a la Argentina, como crowdfunding y alquileres".

"El último año, la inversión en empresas de tecnología relacionadas al sector inmobiliario creció 162% a nivel mundial. Por eso, las últimas inversiones fueron en mejorar el cotizador de desarrollos. Y vamos a introducir la posibilidad de reservar propiedades en tiempo real", afirma Hernán Ibáñez, gerente comercial de clasificados en Mercado Libre.

Los especialistas son optimistas en cuanto a todas las tecnologías que se podrían desarrollar.

"Lejos no veo nada", afirma Ávila Páez, miembro de Reporte Inmobiliario, si bien percibe como una barrera la situación económica actual.

"Un mercado en movimiento como el de los créditos hipotecarios de 2017 hacía pensar que llegarían más herramientas, como modelos 3D de impresión o realidad aumentada", agrega Ávila Páez. Considera que cuando se reactiven las ventas, llegarán nuevas innovaciones, porque aunque haya un diferencial, el cliente no está.

Andrea Rodríguez Valdez, directora de MKTre.com, sugiere prestar atención a lo que pasa en otros países.

"El Reino Unido fue el primero en desarrollar el tema. Y ahora Estados Unidos y Europa pasaron de la necesidad de incorporar tecnología a adoptarla plenamente. Hay que incorporar información para adaptar casos de éxito", concluye.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Te puede interesar