Más artículos

Golpe para las empresas de delivery: otro país pide regularizar a más de 60.000 repartidores

Golpe para las empresas de delivery: otro país pide regularizar a más de 60.000 repartidores
Para la justicia italiana, en base a una investigación en toda la península, se trata en realidad de trabajadores dependientes y no autónomos
Por iProUP
25.02.2021 09.50hs Innovación

La justicia italiana exigió la regularización de unos 60.000 repartidores a domicilio que trabajan para importantes plataformas, entre ellas Uber Eats y Deliveroo, informó la fiscalía.

"Es fundamental modificar el contrato" que vincula a los repartidores con el empresario porque "no se trata de un servicio independiente y ocasional, sino de un servicio coordinado y continuo", explicó la fiscalía de Milán en un comunicado.

Para la justicia italiana, en base a una investigación en toda la península, se trata en realidad de trabajadores dependientes y no autónomos.

"La gran mayoría de los repartidores trabajan con contratos de independientes y ocasionales", pero "los controles de la policía han establecido (...) que la realidad es otra", agrega el comunicado.

La investigación inició en julio de 2019 tras varios accidentes de tráfico en esa ciudad y se extendió gradualmente a todo el territorio italiano.

"Fueron entrevistados más de 1.000 repartidores a domicilio en bicicleta" de toda la península, precisa el comunicado.

El tribunal informó a las cuatro empresas afectadas, Foodinho-Glovo, Uber Eats Italy, Just Eat Italy y Deliveroo Italy, que contaban con un plazo de 90 días para tomar las medidas indispensables para regularizar esos trabajadores.

La decisión afecta a más de 60.000 repartidores que trabajaban para esas cuatro empresas entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de octubre de 2020, precisó la fiscalía.

Las autoridades, en particular las oficinas para la inspección del trabajo, han establecido una serie de violaciones de las condiciones de seguridad de esos trabajadores.

Las multas por tales irregularidades, aplicadas a las 60.000 personas durante el período en cuestión, representan un monto de 733 millones de euros (890 millones de dólares).

Las cuatro empresas deberán aportar también las cotizaciones sociales por el mismo período, una cifra que no ha sido cuantificada. "Los repartidores a domicilio no pueden ser tratados como esclavos", declaró a la prensa el fiscal Francesco Greco.

Contactada por la AFP, la asociación italiana de plataformas de entrega rápida (Assodelivery) no quiso reaccionar a la decisión judicial.

En un comunicado enviado a la AFP, la plataforma Uber para esas entregas explicó que "ha puesto en marcha en los últimos meses un sistema de protección mayor así como mejores condiciones laborales para los repartidores independientes" de Italia.

Caso español

Luego de varios meses de negociaciones llevadas a cabo por las empresas, sindicatos y el Gobierno, finalmente se ha establecido que los riders que trabajan para las plataformas de reparto a domicilio en España como Glovo o Deliveroo deberán ser trabajadores asalariados y no autónomos.

Esta es la conclusión a la que han llegado los agentes sociales a raíz de las negociaciones que comenzaron el pasado mes de octubre, convocadas por la ministra de trabajo Yolanda Díaz con el fin de establecer de forma definitiva el modelo laboral de las plataformas digitales.

"Una laboralización forzosa de los repartidores llevaría a los restaurantes a dejar de percibir una importante fuente de ingresos adicionales", afirmaron.

Mientras el Gobierno, los sindicatos y las patronales siguen negociando el contenido de la llamada ley de riders, cuya aprobación podría producirse en las próximas semanas tras el principio de acuerdo para considerar de forma general a todos los repartidores de comida a domicilio como asalariados, se siguen desvelando detalles de la futura normativa y de cómo se abordará su puesta en marcha.

Así, el Ministerio de Trabajo había propuesto a los agentes sociales ofrecer un plazo de 3 meses a partir de la entrada en vigor de la ley de riders a las plataformas de reparto de comida a domicilio para que se adapten a la nueva normativa y regularicen la situación de sus repartidores falsos autónomos contratándolos como asalariados.

La ley

En el marco de la celebración por la última reunión de trabajo de la Ley de plataformas digitales (Ley de riders) en la que todas las partes reconocieron que hay que laboralizar a los riders. Según las fuentes, la propuesta presentada por los empresarios para llevar a cabo la nueva regulación afecta solo a los riders y no incluye otros negocios de las plataformas digitales.

Ahora, el ministerio de Trabajo evaluará las propuestas presentadas por sindicatos y empresas para elaborar la regulación por lo que, por el momento, el modelo no está cerrado y quedan aún puntos por definir.

"Una laboralización forzosa de los repartidores llevaría a los restaurantes a dejar de percibir una importante fuente de ingresos adicionales", afirmaron.

Las reacciones tras esta noticia no se han hecho esperar y cerca de un millar de restaurantes (943) que operan a través de las plataformas Deliveroo, Stuart, Glovo y Uber Eats han firmado el "Manifiesto de restaurantes españoles sobre la Ley Rider" en el que reclaman al Gobierno una solución regulatoria que no dañe más al sector, especialmente en un momento en el que hacer frente al duro golpe provocado por la pandemia.

el sector del delivery generó más de 708 millones de euros en 2019
El sector del delivery generó más de 708 millones de euros en 2019.

Desde la asociación

En este escrito, reclaman una solución "que permita fijar un marco que aporte seguridad jurídica al sector del reparto de comida a domicilio. Una solución que permita mantener la flexibilidad, esencial para la supervivencia de la economía a demanda, compatible a su vez con una ampliación de coberturas y protecciones sociales para los repartidores", señaló la APS (asociación creada por las plataformas digitales de delivery Deliveroo, Stuart, Glovo y Uber Eats) en un comunicado.

Según el manifiesto, una laboralización forzosa de los repartidores llevaría a los restaurantes, en su mayoría pequeños y medianos comercios, a dejar de percibir una importante fuente de ingresos adicionales. De esta manera, podrían dejar de ingresar más de 250 millones de euros solo en los primeros 12 meses, de acuerdo a los datos manejados por las plataformas.

Asimismo, recuerdan que el sector del delivery generó más de 708 millones de euros en 2019, un 10,1% más que en 2018, y contribuyó a generar o mantener más de 15.300 empleos totales en restauración, comercio minorista y sectores asociados, según un estudio elaborado por AFI para Adigital.

Por otro lado, el informe indica que pedidos realizados a través de estas plataformas crecieron un 46,4% en 2019, alcanzando los 36,2 millones, gracias a los más de 64.500 acuerdos de colaboración de las plataformas digitales y los restaurantes y comercio

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído