Con pocos seguidores también podés ganar plata en Instagram: qué hace y cuánto cobra un microinfluencer

Con pocos seguidores también podés ganar plata en Instagram: qué hace y cuánto cobra un microinfluencer
Las marcas que buscan a los influencers prefieren aquellos con una audiencia consolidad. Llegar a ese punto les otorga la posibilidad vivir de las redes.
Por Natalia Foletti
05.02.2021 14.11hs Innovación

¿Alguien podría pensar que Facebook es viejo o un terreno poco hostil? Difícil. Pero si hablamos de publicidad 2.0 el panorama es claro. Redes como Tik Tok o Twitch, y en tercer lugar Instagram son las que más audiencia están convocando. La ecuación es simple: más audiencia, mayor monetización, igual a más tracción de marcas.

Por eso, tener seguidores se vuelve un arte. Un arte poco abstracto que puede llegar a equivaler a al alquiler mensual de un departamento pequeño. O a un sueldo básico. Como la cantidad de seguidores define la forma y el monto de manera crucial ser un micro influencerse se vuelve, lejos de un hobbie, un trabajo a tiempo completo.

Por un solo posteo se puede llegar a cobrar desde 5.000 pesos hasta 300.000 pesos. Dependiendo de la cantidad de seguidores. Teniendo como base a 5.000 followers ya se puede comenzar a realizar acciones con marcas. Si se llega a los 20.000, el panorama cambia, se puede empezar a vivir trabajando de influencer.

Vivir en y de las redes.
Vivir en y de las redes.

Los influencers pueden cobrar:

  • Por canje de productos por una acción puntual
  • Relación por contrato anual
  • Monetizada

Según un comunicado de Be Influencers, una agencia argentina que ejecuta y desarrolla estrategias de influencer en marketing para todo Latinoamérica,  el mundo de los influencers se mueve en dos niveles:

  • Los celebrities que tienen mucha llegada, e incluso se los puede ver aparecer en la televisión y pueden despertar interés en varias audiencias
  • Más pequeños o microinfluencers que tiene la particularidad de tener una audiencia compuesta por comunidades intensas. Y estos son los que están transformando las tendencias y los usos.

Juan Marenco, CEO de BeInfluencers, comenta a iProUP que los microinfluencers habitualmente tienen una temática en particular y a medida que van creciendo se tornan más generalistas.

"Habitualmente, tienen una comunidad más intensa y activa que los acompaña. Eso los vuelve muy interesantes, porque al ser más grandes la comunidad está más dispersa. En general, tienen menos de 40 años y depende la plataforma que usen", afirma.

Marenco explica que Facebook no se utiliza para generar de contenidos, sino que está asociado a los grupos cerrados. "A Instagram le está costando tomar target nuevo e hizo muchos cambios en la plataforma. Eso genera una disconformidad en muchos creadores de contenidos. Al cambiar los algoritmos sin avisar, les empieza a exigir cosas, que usen real, otros tipos de formatos, le bloquean la posibilidad de poner contenido en sus posteos, y eso son barreras para los influencers, que se ven atacados. Pero muchos no pueden pasarse a otras redes porque tienen su audiencia en Instagram", completa.

Por otra parte, resalta que Facebook fue menos amigable con esta comunidad y que incluso YouTube tiene sus propios creadores de contenidos. "Facebook siempre tuvo una relación más tensa. Las empresas se dieron cuenta que necesitan a los influencers", concluye.

Asimismo, el experto adelanta que este año Twitch va a crecer mucho, y que se va a comenzar utilizar Peoople, que se trata de gente que recomienda cosas que consume. "Para aquellos que quieran comenzar tienen que generar contenido bueno y de valor. Y las marcas van a aparecer, si están pensado en vender las marcas nunca van a llegar. Hay que priorizar la creación de contenido, e ir adaptando el contenido en base a la audiencia".

Uno de los influencers más destacados es Gonzalo Beceda que comenzó en Blogpost, y al popularizarse Instagram trasladó la plataforma, haciendo review y utilizando diferentes herramientas que ofrecía instagram.

El trabajo del influencers está cada vez más masificado. Para trabajar con una marca, Beceda recomienda que la marca te guste, te haga sentir identificado. "Nada es gratis. Si no conectas con el producto te va costar generar el contenido. Uno va aprendiendo en el camino", indica.

Beceda recomienda que lo primero que se tiene que hacer es definir el producto que se quiere, saber hacía donde se va y que se puede ofrecer a las marcar. "La claridad es tan atractiva para las marcas como para las audiencias. A veces la mejor paga es que la marca te nombre Embajador, otras veces si la marca no te guste tanto se trata de poner un precio determinado".