Más artículos

De vender un puntero láser defectuoso a amasar una fortuna de u$s18.000 M: la curiosa historia del creador de e-Bay

De vender un puntero láser defectuoso a amasar una fortuna de u$s18.000 M: la curiosa historia del creador de e-Bay
Hoy, el ecommerce es cosa de todos los días. Pero fue un proceso que llevó más de 25 años y que tiene a un inmigrante francés como protagonista
Por Fernando Casino
08.01.2021 06.15hs Innovación

Si algo le faltaba al eCommerce para consolidarse como actor fundamental del comercio moderno era un año como el 2020, en el que la pandemia puso de manifiesto la importancia de los canales online. 

Su uso explotó, con números récord de facturación y confirmó que la web tiene herramientas de sobra como para convertirse en la principal vidriera de millones de comercios minoristas y, por qué no, de grandes empresas.

Si bien hoy comprar por Internet es cosa de todos los días, no fue un proceso que se desarrolló de la noche a la mañana. Su génesis puede marcarse 25 años atrás en el calendario, cuando un desarrollador creó una plataforma que, en poco tiempo, se convertiría en sinónimo de "comercio electrónico" a la manera de Coca-Cola con las gaseosas o iPhone con los smartphones.

Surgida en 1995, eBay fue, antes que Amazon, la firma que llevó las transacciones digitales a miles de personas en Estados Unidos y, luego el mundo. 

Además de popularizar el concepto de clasificado online, sentó las bases de un modelo que luego replicarían decenas de empresas, entre ellas Mercado Libre, que vió en la compañía fundada por Pierre Omidyar un espejo en el cual reflejarse a la hora de forjar sus primeras armas.

Los inicios

Omidyar nació en París en 1967. Hijo de padres iraníes que habían aterrizado en Francia para estudiar en la universidad, a los 6 años cruzó el Atlántico para mudarse a Washingston.

Mientras cursaba en la Potomac School, el joven inmigrante comenzó a desarrollar su interés por las computadoras, lo que lo llevó a especializarse en ese campo: en 1988 se graduó con una licenciatura en ciencias de la computación de la Universidad Tufts.

Con el título bajo el brazo, Omidyar entró a Claris, una subsidiaria de Apple

Con el título bajo el brazo, Omidyar entró a Claris, una subsidiaria de Apple, donde ayudó al desarrollo de MacDraw, la popular herramienta gráfica de Mac. En 1991 se convirtió en emprendedor al cofundar Ink Development, dedicada a crear interfaces de usuario de computadora utilizando un lápiz y una tableta en vez de dispositivos tales como un teclado y un mouse.

La empresa luego viraría hacia el comercio electrónico y pasaría a llamarse eShop en 1993, centrándose en un esquema B2C, es decir, "de la empresa al consumidor". Así, el programador franco-iraní daba sus primeros pasos en el nicho que más rédito iba a darle en años posteriores.

Posteriormente, eShop sería vendida a Microsoft en 1996 por u$s50 millones, cifra nada despreciable para la época de la web 1.0. A Omidyar le ingresó u$s1 millón por la operación: para ese entonces, su cabeza ya estaba en otro proyecto.

Nace eBay

En 1995, Omidyar, que en ese momento tenía 28 años, se sentó en su computadora durante todo un fin de semana largo para escribir el código original de lo que luego se convertiría en eBay. El portal fue lanzado el Día del Trabajo (lunes 4 de septiemnre de 1995) con el nombre de AuctionWeb, "sitio de subastas".

La palabra "eBay" se hizo sobre la marcha cuando le dijeron que su primera opción de nombre para su sitio web "echobay" ya había sido registrada. Sin ganas de hacer un segundo viaje a California, para volver a registrar la marca, se le ocurrió "eBay". El resto sería historia.

Según contó su creador en varias oportunidades, el objetivo fue, simplemente, crear un espacio virtual para el encuentro entre vendedores y compradores de artículos nuevos y usuarios. 

Un dato curioso sobre su génesis es que el primer producto vendido a través de la plataforma fue un puntero láser roto, cuyo valor era de u$s14. Omidyar contó que tras la venta se contactó con el comprador para preguntarle si sabía lo que acababa de comprar. La respuesta lo descolocó: "Me gusta coleccionar punteros láser que no funcionan".

Asimismo, circula la leyenda que dice que Omidyar creó la empresa para que su mujer pudiera coleccionar dispensadores de caramelos Pez con mayor facilidad.

Oficialmente, el primer empleado fue Chris Agarpao, contratado para coordinar las operaciones de compraventa. Un cuarto de siglo después, todavía trabaja en la empresa con el cargo de Inspector en Workplace Resources.

Para 1996, eBay ya contaba con más de 4.000 usuarios registrados. En tan solo dos años ya se habían comercializado un millón de productos. Para 1998, contaba con medio millón de usuarios, y, producto de su éxito, inició la incursión en la bolsa de valores, que se daría un año después.

De esta manera, en apenas 4 años, eBay pasó de ser un proyecto de fin de semana de Omidyar a una firma multimillonaria que dominaba el comercio de la llamada web 1.0.

Con dinero fresco en sus arcas, comenzó a expandirse a pasos acelerados: en 2001 compró al grupo francés iBazar por 100 millones de dólares, lo que le permitió aumentar su presencia en Europa. En 2002 se quedó con Paypal, una movida que resultó clave para dominar el naciente mercado fintech: en ese momento desembolsó nada menos que u$s1.500 millones.

Entre 2004 y 2007, eBay realizó otras transacciones estratégicas como comprar Rent.com, Gumtree y Skype, adquirida en 2005 (luego la vendería a Microsoft). Incluso se hizo de StubHub, lo que convirtió a la empresa en la principal plataforma de venta online de tickets.

Para 1996, eBay ya contaba con más de 4.000 usuarios registrados.
Para 1996, eBay ya contaba con más de 4.000 usuarios registrados.

Más aun, en esos años invirtió en Mercado Libre: en octubre de 2001 firmó un acuerdo por el cual pasó a ser el principal accionista de la firma de Marcos Galperín. Así, MercadoLibre tomó las operaciones de iBazar de Brasil y ambas compañías se convirtieron en socias exclusivas para América latina.

Nuevos rumbos

A esa altura ya era un peso pesado de Internet, servicio mediante el cual se llegó a vender hasta un yate de u$s168 millones (el comprador, según rumores, fue el empresario ruso Roman Abramovich) o una cena con el mismísimo  Warren Buffet, que se subastó por u$s4.5 millones con fines benéficos.

A principios de 2008, se había expandido a todo el mundo, contaba con cientos de millones de usuarios registrados, 15.000 empleados e ingresos de casi u$s7.700 millones anualesOtro gran movimiento se dio en 2014, cuando se decidió que Paypal se convirtiera en una firma independiente, con el objetivo desarrollar mejor su negocio y, al mismo tiempo, salier a la bolsa.

Omidyar, mientras tanto, fue disminuyendo paulatinamente su participación en la compañía. En 2004 creó junto con su esposa Omidyar Network, una empresa de inversión filantrópica dedicada a "aprovechar el poder de los mercados para crear oportunidades para mejorar la vida de las las personas". 

Hasta la fecha, Omidyar Network ha comprometido más de u$s270 millones a firmas comerciales y organizaciones sin fines de lucro para favorecer su desarrollo económico y la participación individual a través de múltiples áreas de inversión, incluida la microfinanciación, los derechos de propiedad, la transparencia del gobierno y los medios de comunicación social.

Asimismo, el creador de eBay se transformó en ejecutivo de medios, fundando Honolulu Civic Beat y la iniciativa First Look Media, que contrató a periodistas de primera línea para desarrollar un estilo de periodismo "independiente". Incluso se adentró en el cine: fue uno de los productores ejecutivos de la ganadora del Oscar "Spotlight", ambientada en el mundo del periodismo.

En 2020, luego de 25 años en la empresa, Omidyar dejó la junta directiva de eBay, aunque conserva el puesto de "director emérito", aunque sin derecho a voto. Esto, sin embargo, no debería preocuparlo demasiado: como accionista mayoritario, su fortuna asciende a u$s14.000 millones

Así, además de ocupar el puesto 168 de la popular lista de Forbes de las personas más ricas del mundo, Pierre se convirtió en empresario de sangre iraní con mayor fortuna. Nada mal para un proyecto de fin de semana que comenzó vendiendo un puntero láser defectuoso.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído