Más artículos

Home office masivo: cómo fue la reacción de los argentinos en la primera semana de trabajo desde sus casas

Home office masivo: cómo fue la reacción de los argentinos en la primera semana de trabajo desde sus casas
Para el 56% de los entrevistados, trabajar en modalidad home office es algo totalmente nuevo, mientras que el resto lo hacía esporádicamente
25.03.2020 20.43hs Innovación

Adecco Argentina realizó un estudio con más de 4.500 trabajadores para conocer cómo se sienten y cómo cambió su vida la implementación de home office en sus tareas diarias.

Para el 56% de los entrevistados, trabajar en modalidad home office es algo totalmente nuevo, mientras que el resto lo hacía esporádicamente.

Frente a esta cuarentena total, si pudiera elegir, el 56% preferiría realizar este tipo de modalidad laboral sólo algunos días a la semana, el 25% optaría por trabajar siempre desde su casa, mientras que el 19% es más tradicional y prefiere su oficina o lugar de trabajo, según el relevamiento.

Al consultarles si se cambian de vestimenta para trabajar desde casa, el 68% sí lo hace, se saca el pijama o la ropa de dormir, pero se pone algo cómodo. El 18% admite que se queda en ropa de dormir todo el día y, sorpresivamente, el 14% se cambia como si fuera a trabajar a la oficina.

La comodidad es fundamental y, frente a esto, el 47% está preparado para ello, ya que cuenta con un escritorio de trabajo. El 31% utiliza alguna mesa donde haya espacio, el 17% usa cualquier espacio de la casa que le resulte útil y el 4% aprovecha estar en casa y trabaja desde su cama o desde un sillón.

El estudio también se centró en la productividad laboral y ahí el 42% le dedica más horas al trabajo desde su casa que en la oficina, mientras que un 40% cumple exactamente las mismas horas como si estuviera en su lugar de trabajo. Sólo el 18% admite relajarse y trabajar menos horas desde su casa.

A su vez el 60% de los trabajadores está conectado con su equipo laboral durante esta cuarentena, el 31% se conecta con ellos solo cuando es necesario, y el 2% no logra mantener una buena comunicación a distancia.

Por otro lado, 6 de cada 10 encuestados afirman que trabajan más relajados desde su casa que yendo a la oficina.

Para el 28% es lo mismo, y para un 11% trabajar desde el hogar le resulta más estresante.

Entre los beneficios para la mayoría, la ventaja más valiosa es ahorrarse el viaje al trabajo y la comida.

Sin embargo, para muchos hay ciertos factores negativos que pueden hacer que trabajar desde casa sea más estresante, algunos de ellos son: trabajar en soledad, sin equipo de trabajo; en su hogar están rodeados de toda la familia; en oportunidades alegan no tener buena conexión a internet y que no pueden desconectarse con las tareas laborales.