Más artículos
Solidaridad e innovación en plena pandemia: buscan crear respiradores con impresión 3D para donar a hospitales

Solidaridad e innovación en plena pandemia: buscan crear respiradores con impresión 3D para donar a hospitales

Solidaridad e innovación en plena pandemia: buscan crear respiradores con impresión 3D para donar a hospitales
Desde un grupo de Telegram 1.900 personas trabajan juntas para dar soluciones a las necesidades creadas por la crisis del coronavirus
19.03.2020 12.24hs Innovación

No se conocen entre ellos, pero llevan más de 96 horas trabajando juntos para conseguir crear el prototipo de un respirador automático que pueda ser replicado en todo el mundo mediante impresión 3D. 

Es la manera que tiene de aportar a la crisis del coronavirus el equipo de Reesistencia, compuesto por personas del sector de la medicina, la ingeniería, la impresión 3D y el diseño, entre otros, para asegurarse de que los hospitales españoles no se queden sin respiradores en caso de necesitarlos. 

"Las estimaciones apuntan a que un 3% de los infectados van a necesitar sistemas de ventilación", explicó a Business Insider España Ramsés Marrero, médico residente y maker de Reesistencia. Marrero asegura que desde los profesionales sanitarios les han trasladado el temor de quedarse sin estos sistemas para todos los pacientes que ingresen con estas necesidades. 

El equipo, que está trabajando 12 horas al día, está liderado por el ingeniero Marcos Castillo y forma parte de un proyecto mayor agrupado en un canal de Telegram bajo el nombre Coronavirus Makers. La labor del médico ha sido asegurarse de que el respirador que se estaba desarrollando cumplía con todos los criterios sanitarios requeridos y aportar toda la información que se necesita desde el punto de vista hospitalario. 

"Los proyectos de productos médico suelen ser muy lentos porque el ingeniero no sabe nada de la parte médica y el médico no entiende de la parte técnica", señala el maker. Precisamente por eso, el tiempo récord en el que se ha creado este prototipo es absolutamente "atípico" y ha sido posible gracias a una colaboración cercana entre las dos partes.

De hecho, entre los varios grupos de trabajo que han surgido dentro de Coronavirus Makers, Marrero explica que hay uno específico de médicos cuyo trabajo es comprobar que todos lo que se está desarrollando cumple con los criterios sanitarios. 

Cuando comenzó el proyecto, la idea era fabricar un respirador muy sencillo pero de funcionamiento manual. Sin embargo, apostar por los respiradores automáticos más complejos que se utilizan ahora en los hospitales implicaba un proceso de desarrollo muy concreto. 

El equipo de Reesistencia encontró la solución al problema en unos respiradores antiguos, conocidos como los Jackson Rees, que funcionaban de forma manual pero que el grupo ha conseguido automatizar. Ahora mismo el producto solo necesita que se ultime el software y "al paso que vamos no me sorprendería que estuviera listo en los próximos días", aseguró Marrero. 

El equipo ha hecho públicas las instrucciones y el código para que cualquier persona con impresora 3D u otras máquinas de fabricación digital podrá construir un respirador automático con el fin ponerlo a disposición de Sanidad y hospitales de su localidad. Para coordinar esfuerzos por Comunidades Autónomas, el grupo Coronavirus Makers, ha creado un formulario donde las personas con impresoras 3D se están apuntando. 

Los productos médicos requieren de un largo proceso de certificación que los haga aptos para su comercialización. Por eso asegura que la licencia bajo la que está ahora mismo el producto no permite su uso comercial porque "la máquina no está pensada para eso". 

De hecho, Marrero afirma que "ojalá no sea necesario tener que usarla". Sin embargo, la idea del equipo de Reesistencia es, que en caso de una emergencia, el dispositivo esté listo para ser utilizado y sea seguro. "Esto es solo un plan B para los hospitales si todo lo demás falla", asegura el médico. 

El proyecto del respirador es el más avanzado del grupo de Coronavirus makers, asegura Marrero, pero a partir de esa idea se han iniciado otros proyectos como los diseños de mascarillas de protección. Actualmente hay más de 50 iniciativas en marcha. El médico también trabaja asesorando a esos grupos de trabajo e intentando que el desarrollo se acelere lo máximo posible porque insiste en que "el gran problema de esta crisis es la falta de material médico". 

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído
Te puede interesar