Más artículos
El director del Citi no lo duda: cree que Argentina es potencia fintech y que los bancos "desaparecerán"

El director del Citi no lo duda: cree que Argentina es potencia fintech y que los bancos "desaparecerán"

El director del Citi no lo duda: cree que Argentina es potencia fintech y que los bancos "desaparecerán"
Para Driss Temsamani, director de planificación para Latiniamérica, la banca tendrá un nuevo rol y vivirá una revolución similar a la del ecommerce
Por Alejandro D'Agostino
23.11.2019 06.07hs Finanzas 4.0

"La plata de las fintech duerme a la noche en los bancos", suelen repetir los empresarios de las financieras digitales que evitan hablar de rivalidad con las entidades tradicionales y promueven por las "tres C": colaboración, competencia y complementariedad.

Uno de los bancos que leyó antes que el resto el gran avance de la digitalización fue el Citi que –si bien vendió la filial local de Citibank, su negocio minorista, en 2017 al Santander– sigue está presente en el día a día de los argentinos.

Es que la compañía nacida en Nueva York hoy es la infraestructura bancaria de las principales fintech nacionales. El caso emblemático es Mercado Pago, pero también está Moni, que ofrece microcréditos; y próximamente lo hará Ualá, el principal jugador de Wealth Management, con más de 1,3 millones de tarjetas prepagas emitidas.

Parafraseando el dicho, detrás de toda gran fintech hay un gran banco detrás que posibilita las operaciones. Así, la estrategia del Citi en tiempos de transformación digital es dejar a las nuevas financieras digitales el trato diario con el cliente y sólo dedicarse a posibilitar las transacciones.

El responsable de implementarla en la región es Driss Temsamani, jefe de planificación estratégica de Citigroup para América Latina y el Caribe, quien estuvo presente en el Argentina Fintech Forum que se realizó la semana pasada en el panel auspiciado por iProUP.

No fue la primera vez que el directivo pisó el país: todavía recuerda sus "tres años y pico en la sede de Bouchard", allá por 1999, en los que estuvo a cargo de la división de comercio electrónico del banco y atendió a clientes que más tarde se convertirían en unicornios, como Mercado Libre y Despegar.

Y así como vivió la explosión de las puntocom argentinas, también cree que el país es una gran usina de ideas fintech, quizás una de las mayores de Latinoamérica.

La nueva revolución

"El talento argentino, allá por los 2000, era excelente. Hasta hoy, la Argentina es un líder a nivel mundial en volumen de conocimiento, está entre los tres más grandes del mundo", afirma a iProUP este ejecutivo marroquí de 53 años, que a los 20 se mudó a Estados Unidos, donde reside actualmente.

Temsamani no duda de que también la Argentina país puede ser un referente en cuestiones fintech, por lo que busca que el Citi principal sea el socio elegido por estas empresas. "Las líderes utilizan al Citi. También nivel Global: Facebook, Google, Apple", señala.

Sin embargo, la entidad abrió el juego a todas las compañías fintech y de comercio electrónico que requieran de sus soluciones a través de las API (Interfaz de Programación de Aplicaciones), una suerte de "conectores" que provee a empresas tecnológicas para realizar acciones automáticamente y en tiempo real. Una estrategia que en la Argentina también es usada por el Banco Industrial.

"Un ejecutivo de una empresa sentado en Buenos Aires puede ver el movimiento de las cuenta de varios países, conectarse a esas cuentas, mover dinero, conciliar de manera automática", señala Temsamani, quien agrega que la compañía ofrece 54 API que cubren un amplio espectro de operaciones: consulta de saldo, transferencias de fondos, pagos, etc.

"Esas API son expuestas públicamente para que las use cualquier empresa, vea si está lo que busca y hasta las integre a su solución, la testee y cuando está lista para transaccionar lo haga de forma real", remarca el ejecutivo.

De esta forma, se evita hacer estas operaciones de manera manual y enviarlas por mail. "Sirve en los 140 países en los que operamos y podemos hacer transferencias entre países por API en lugar de hacerlo por SWIFT", agrega Temsamani, para graficar que una operación que tradicionalmente toma varios días hoy se resuelve en segundos.

A la hora de hablar sobre el pricing, el directivo indica: "No cobramos por estas cosas, nosotros manejamos la relación. Si una empresa trabaja con nosotros y somos su banco primario, las comisiones desaparecen a cero. Sólo cobramos si usa el servicio una sola vez", asegura.

Lo que viene

Temsamani no lo duda: Latinoamérica vivirá una explosión de financieras digitales. Y avala sus opiniones con cifras, como las de CB Insights, que afirma que las fintech de la región recibieron más inversiones que los gigantes asiáticos por primera vez: u$s481 millones, contra los u$s350 millones de India y los u$s375 millones de China.

"El secreto es el consumidor final. No sirve traer una solución de otro país a la Argentina y buscar la oportunidad sin que haya nacido en el centro del consumo, con una escala suficiente para anclar ese modelo de negocios", explica Temsamani.

En este punto, asegura, lo vital será apuntar al desing thinking. "Debe estudiarse el comportamiento del consumidor y ver dónde hay gasto de energía, fricción, frustración. Si alguien ya lo está haciendo, hay que mejorarlo y ver dónde hay fricción", remarca.

Según su visión, no hay que copiar lo que hace un banco o una fintech, sino que aconseja buscar algo que sea "breakthrough", es decir, disruptivo. "(Henry) Ford decía que nunca le pidieron un auto, sino caballos más rápidos", ejemplifica.

Esta metáfora apunta a la estrategia de Citi, en donde "desaparece" el banco. "La gente puede querer un banco digital, algo más allá de eso o hasta olvidarse de que el banco existe. Porque al final del día, al Citi lo reemplazás con una API", dispara.

"En Mercado Libre no estás pagando, estás comprando, pues el pago ya desapareció. Te dicen éste es el mejor precio y éste es el mejor producto, porque lo dice la gente. No hace falta indicar con qué este medio pagar ni a qué dirección enviarlo, porque está en el botón Comprar", ejemplifica.

Ese será, según Temsamani, el próximo paso de los servicios financieros, que van a estar integrados en la experiencia de una persona usando una aplicación móvil. Esta misma simplicidad hará que crezcan las fintech, como ya lo está haciendo el comercio electrónico.

"Con el efectivo en el bolsillo tendés a gastar menos que con el online, está comprobado a nivel global. El hecho conducir el auto hasta el shopping, estacionarlo, ir al local y demás tiene un costo psicológico que, cuando desaparece, comprás más", concluye.

Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído