¿Otra vez sopa?: los tres factores que inflan la nueva burbuja y el gran temor que trae la economía 4.0 Más información
Más artículos

Bancos digitales van por profesionales y monotributistas: dan cuentas gratis, tarjetas premium y rebajas del 30%

Bancos digitales van por profesionales y monotributistas: dan cuentas gratis, tarjetas premium y rebajas del 30%
Ante la suba de las comisiones, los argentinos están apostando a estas entidades que brindan "costo cero" y una serie de beneficios
Por Alejandro D'Agostino
07.11.2019 06.15hs Finanzas 4.0

Una nueva notificación de correo llega al celular. El mensaje tiene al banco como remitente e incluye dos PDF adjuntos: uno, con el resumen del mes; otro, con una comunicación sobre el aumento de las comisiones.

"Se fueron por las nubes", vociferaron muchos argentinos que recibieron ese email portador de malas noticias. Y no es para menos, ya que los gastos bancarios aumentarán hasta 40% a partir del 31 de diciembre.

En el caso de las entidades líderes, las cifras son las siguientes en promedio:

- Cuenta corriente: $750 por mes

- Paquete (cuentas, tarjeta y chequera): entre $1.000 y $2.000 mensuales

- Renovación de tarjeta internacional: $3.500

- Renovación de tarjeta VIP: $12.000

- Mantenimiento de tarjeta: a partir de los $250

El panorama es aún más inquietante para los monotributistas: no sólo se verán afectados por estos incrementos (ya que el pago de estos paquetes para sus operaciones cotidianas sale de su bolsillo), sino que desde enero sus obligaciones mensuales con la AFIP aumentarán la friolera del 51%, por la actualización de las escalas.

Así, los monotributistas y empleados "insatisfechos" deberán destinar una mayor porción de sus presupuestos a los servicios bancarios, algo que los argentinos vienen haciendo desde comienzos de año según cifras del Banco Central reveladas a iProUP:

- Tarjetas de crédito: de los 26 millones de titulares que había en diciembre se pasó a menos de 23 millones (-13%)

- Plazos fijos: se redujeron de 4 millones a casi 3 millones, una baja de 25%

- Cuentas corrientes: prácticamente sin cambios, con 6,4 millones

Así, con la mira puesta en los monotributistas, profesionales y empleados en relación de dependencia que no tienen bonificadas las tarjetas u otros servicios, los bancos digitales lanzaron su "operativo seducción": es que ven al "aumentazo" de la banca tradicional como otra gran oportunidad para crecer en cantidad de usuarios, tratando de convencer a los descontentos a que comiencen a operar por mobile banking.

Sin ventanillas

En Argentina hay tres bancos digitales que ofrecen sus prestaciones de manera gratuita y se presentan como la alternativa a todos aquellos que necesitan un paquete de servicios -similar al ofrecido por entidades tradicionales- pero que quieren reducir algunos ítems de sus presupuestos.

- Wilobank, comandado por empresario Eduardo Eurnekian y el ex presidente del BAPRO Guillermo Francos

- Brubank, creado por el ex número uno del Citi en la Argentina, Juan Bruchou

- Rebanking, del holding rosarino Grupo Transatlántica

Este trío se diferencia de las fintech porque están regulados por el Banco Central y entonces deben cumplir con todas las obligaciones y normativas que rigen para el resto de las entidades. De hecho, sus cajas de ahorro poseen una clave bancaria uniforme (CBU) en lugar de la clave virtual uniforme (CVU) como las de financieras digitales.

Al mismo tiempo, se distinguen de la banca tradicional porque no poseen sucursales ni Homebanking: todas las operaciones pueden ser realizadas desde una app y la resolución de reclamos, por teléfono celular o chat. El alta de usuario también es vía telefónica y en menos de 10 minutos: sólo basta subir la foto del DNI y una selfie.

Si bien nacieron para promover la inclusión financiera, gran parte de los usuarios que ya bancarizados están apostando a estas aplicaciones para ahorrar costos o, simplemente, ganar agilidad en el uso de productos.

"Analizando el scoring de los usuarios, podemos decir que 70% están bancarizados", afirma a iProUP Stefano Angeli, CEO de Rebanking. En tanto, desde el banco fundado por Eurnekian aseguran que la mitad de sus clientes posee cuentas en entidades tradicionales.

Wilobank es el que viene concentrando mayor cantidad de clientes: 80.000, de los cuales la mitad también tramitó una tarjeta de crédito. Rebanking tiene cerca de 25.000 cuentas (3.100 tarjetas de crédito otorgadas). Por su parte, Brubank contabiliza apenas 10.000 cajas de ahorro.

Costo cero

Ante el aumento de los gastos en entidades tradicionales, los analistas esperan que una importante cantidad de empleados, profesionales y monotributistas que desean recortar gastos apuesten por estas soluciones.

"En un contexto de crisis, si aparecen alternativas que brinden los mismos, o hasta mejores servicios, sin cobrar comisiones, queda claro que habrá una migración hacia las fintechs y los bancos digitales", asegura a iProUP el economista Ariel Setton.

"El costo cero de mantenimiento es muy atractivo y muchos usuarios se dan de alta porque saben que tendrán un servicio bancario básico, caja de ahorro en pesos y en dólares, tarjetas de crédito y débito gratis", remarca Guillermo Francos, de Wilobank.

Ignacio E. Carballo, director del Programa en Fintech & Digital Banking de la UCA, agrega que estas entidades tienen "características particulares que las torna muy competitivas, como remunerar la caja de ahorro, cuotificar consumos y ofrecer el dólar más barato del mercado".

Tanto Wilobank como Rebanking añaden un atractivo extra: remuneran los saldos en cuenta de los clientes. La rentabilidad es de 20% y 25% anual respectivamente, incluso si ese dinero permanece "ocioso" un solo día. Brubank, en cambio, no activó esta posibilidad.

Estas entidades también ofrecen plazos fijos con tasas que superan el 50%, por encima de casi todos los bancos de la City y a tono con el Nación (52%). La empresa que dirige Francos ya tiene 5.000 colocaciones por $200 millones, mientras que la compañía de Angeli va por las 2.000.

El hecho de ser gratuitos no es la única ventaja que proponen. "También ofrecen operabilidad 24x7, atención online y una interfaz del usuario mucho más amena", recuerda Setton.

"Un gran diferencial es evitar ir a la sucursal y usar un canal de comunicación online para resolver trámites por mail, chat o teléfono", destaca Angeli, quien cree que las cuentas sueldo todavía no son un negocio interesante para estas entidades.

En este punto, el CEO de Rebanking señala: "No tenemos una propuesta de solución integral para toda una plantilla de personal, ya que los empleados requieren una suite de servicios más completa".

"En estas cuentas, los bancos tradicionales 'cazan en el zoológico', ya que tienen mayor capacidad de segmentar sus paquetes por ingresos. A mayor salario, mejores propuestas: descuentos más altos, préstamos a tasa 0, suma de millas o acceso preferencial a aeropuertos", enumera Setton.

Pero los online también preparan su batería de beneficios.

- Rebanking ya ofrece promociones con su tarjeta American Express. Su versión básica no tiene costos y el usuario puede abonar por mes para contar con membresías superiores, como Gold, Platinum y Black.
Así, es posible a acceder a 25% de descuento y tres cuotas sin interés en Mercado Libre y Mercado Pago. También promueve rebajas de 50% en Rappi, 30% en supermercados, 20% en indumentaria y 9 cuotas sin interés en pasajes de Transatlántica Viajes

- Por su parte, Wilobank brinda una Mastercard de crédito para acceder a las promociones de "las dos semanas contactless por mes que lanza esta marca de tarjetas: hasta 30% de descuento en YPF, supermercados y restaurantes. Y avanza en sus planes de ofrecer más servicios bancarios –como seguros– de terceros, a partir de una Interfaz de Programación de Aplicaciones (API) para conectarse con entidades financieras asociadas.

Opciones a medida

En el caso de monotributistas y profesionales independientes, la alternativa más completa es la de Wilobank, que ofrece cajas de ahorros en pesos y dólares; tarjetas Mastercard de crédito, débito y prepaga; plazos fijos y cuenta remunerada.

Los empleados –o monotributistas– que ya poseen una cuenta en otra entidad y un plástico para retirar fondos, pueden optar por Rebanking, ya que por el momento no brinda una tarjeta de débito aunque avanza en un acuerdo con Mastercard que sellará en el corto plazo.

Así, el usuario podrá ampliar su oferta de productos con una American Express sin costo. Además, es el banco con la cotización del dólar más baja en plaza. Brubank, en tanto, viene jugando muy de atrás: no tiene tarjeta de crédito ni tampoco remunera saldos.

Pero no son los únicos que tienen en mira a la clase media argentina que buscan una alternativa a la banca tradicional. Mercado Pago otorga sin gastos una tarjeta Mastercard con chip (está homologando la versión contactless) junto al Patagonia, con cuotas sin interés en Mercado Libre y compras con QR.

Como parte de esta estrategia, el Patagonia además brinda una caja de ahorro sin costo y tarjeta Visa Débito para operar, completando una propuesta similar a la de un banco digital.

Paradójicamente, las turbulencias económicas prepararon un terreno firme para la expansión de los bancos virtuales. "Algo que podemos rescatar de la crisis es un mayor impulso de los consumidores hacia estos nuevos players de índole digital", adelanta Carballo.

Los argentinos le sacan punta al lápiz y buscan en las nuevas plataformas financieras una forma de amortiguar los gastos bancarios. Y evitar sobresaltos cada tres meses, la frecuencia con la que llegan esos mails bancarios con malas noticias.

Te puede interesar
Recomendadas