¿Otra vez sopa?: los tres factores que inflan la nueva burbuja y el gran temor que trae la economía 4.0 Más información
Más artículos

El gremio bancario va por todo: quiere que el aumento del 50% se extienda a Mercado Pago, fintech y banca online

El gremio bancario va por todo: quiere que el aumento del 50% se extienda a Mercado Pago, fintech y banca online
El secretario general Sergio Palazzo confirmó a iProUP que trabajan en un proyecto que presentarán en las próximas semanas para afiliar a empleados fintech
Por Alejandro D'Agostino
07.10.2019 06.07hs Finanzas 4.0

El sector fintech es uno de los pocos que goza de buena salud en un momento en el que casi todos los rubros sufren en cuadro recesivo. En particular, desde hace poco más de dos años, cuando el ex titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, desreguló el mercado financiero y le posibilitó operar sin ser alcanzado por las normativas que rigen para la banca tradicional.

En la actualidad hay 223 empresas, cifra que da cuenta de un crecimiento de casi 65% medido en cantidad desde noviembre del año pasado. Gran parte del éxito de las fintech fue apuntar a la población no bancarizada, que representa poco más de la mitad de la población económicamente activa, ofreciendo mayores ventajas apoyadas en la tecnología:

- Menos requisitos: en lugar de sólo utilizar el historial crediticio (que para muchos usuarios es nulo por estar fuera del sistema), utilizan fuentes de información adicionales, como redes sociales, historiales de compras, búsquedas en Google, entre otras

- Más agilidad: al ser 100% digitales, no hace falta que las personas deban acercarse a una sucursal ni firmar papeles: todo se hace desde un celular. Incluso el onboarding (alta), se efectúa a través de fotos del documento y selfies para chequear información en el Registro Nacional de las Personas

 



Esta competencia con la industria financiera tradicional no está exenta de polémicas y viene teniendo fuerte embates desde ambos lados. Si bien algunos banqueros ven a estas empresas digitales, como un complemento, otros no ocultan su enojo ante un BCRA que les permite operar fuera de su radar.

"Nosotros no competimos contra los bancos", señala Marcos Galperín, fundador y CEO de Mercado Libre, pese a que su unidad financiera –Mercado Pago– ya es considerada la fintech más importante de toda América Latina. Su frase, más que de acercamiento, apunta a alejar problemas, principalmente los vinculados con el encuadre gremial de su compañía como también de todo el sector fintech.

A la hora de ponerle nombre y apellido a los conflictos que acechan a todas estas empresas en materia laboral, emerge el de Sergio Palazzo, secretario del gremio La Bancaria, quien acaba de sellar una actualización de la paritaria del 50% que llevó el sueldo mínimo a $61.000 y pugna para nuclear bajo su sindicato a miles de personas que trabajan en fintech y firmas financieras con ADN digital.

Todo listo para avanzar sobre las fintech

En dialogo con iProUP, Palazzo señala que si bien había anunciado que iba a exigir la representación de todos estos empleados, ahora pondrá en marcha su plan para que esto suceda cuanto antes.

En los próximos días, La Bancaria presentará ante el Ministerio de Trabajo una solicitud de encuadre gremial de todos los empleados fintech. Se trata de casi 10.000 trabajadores, según cifras de la cámara del sector, que están afiliados al Sindicato de Comercio, salvo los puestos directivos que no están en convenio.

"Los equipos técnicos están avanzando para hacer cuanto antes en la presentación", asegura a iProUP Sergio Palazzo, quien agrega: "Los trabajadores fintech son bancarios, sencillamente porque realizan tareas bancarias". El gremialista afirma que "no sólo irá contra Mercado Libre" y que "la mayor facturación de la empresa de Galperín proviene de Mercado Pago y de Mercado Crédito".

Palazzo remarca que hay que separar a los empleados que realizan estas tareas (a quienes apunta a encuadrar), respecto de quienes se desempeñan en la plataforma de ecommerce, que podrán seguir como Empleado de Comercio.

"Ahora vamos por todas las plataformas digitales que brindan servicios financieros. Iremos por la actividad, que cuenta con jugadores más chicos y más grandes", asegura el líder bancario a iProUP.

Ese documento está siendo redactado por los siguientes expertos:

- El abogado Hernán Letcher

- La economista Julia Estrada

- Pedro Biscay, quien fuera nombrado como director en el BCRA por el ex Ministro de Economía Axel Kicillof y removido por decreto durante el macrismo

- El politólogo Eduardo Codianni, director y miembro fundador del Centro de Estudios de Integración Financiera

- El estudio jurídico de Héctor Recalde, abogado de la CGT y exdiputado del Frente para la Victoria

Palazzo anticipa a iProUP que no habrá convenio "a medida" de las fintech, sino que la idea es "extrapolar el de los bancarios, respetando el salario base, los bonos, la duración de la jornada laboral, las categorías y la carrera". Con el último aumento que recibió su sector y que cerró la paritaria en 50%, los bancarios pasarán a cobrar un sueldo base de casi $60.000 a fin de año, mientras que el básico del gremio mercantil para agosto es de la mitad.

A esto hay que agregar que el 6 de noviembre, Día del Bancario, los asalariados cobrarán su tradicional bono, que ascenderá a $50.000.

Palazzo reedita la discusión sobre el negocio de las fintech que no realizan intermediación. Es decir, no usan depósitos de ahorristas para prestar a quienes solicitan créditos, sino que dedican fondos propios. Esto las deja fuera de la Ley de Entidades Financieras y, además, de la "marca personal" del Banco Central.

Por lo pronto, varias entidades tradicionales ya armaron sus propias fintech, como es el caso del propio Banco Nación y su billetera PIM, que depende de la empresa Nación Servicios y ya ha recibido quejas de La Bancaria; o el Galicia, con Naranja X.

El caso de los bancos digitales –como Wilobank, Brubank y Rebanking– es distinto: como requieren de una licencia del BCRA para operar y están habilitados para intermediación financiera, sus trabajadores deben estar encuadrados en el convenio bancario.

Para Palazzo, no sólo hace falta encuadrar a los trabajadores fintech dentro de su gremio. También cree que estas nuevas empresas deben estar sujetas a las mismas obligaciones que las tradicionales. Su postura coincide con la de muchos banqueros que mastican bronca ante lo que creen que es competencia desleal.

"Tiene que haber un ente que regule a las fintech. Nadie las controla ni siquiera en temas sobre lavado de dinero. Tampoco están obligadas a realizar retenciones de Ganancias e Ingresos Brutos como sí lo está el resto de las entidades financieras", concluye Palazzo a iProUP.

¿Cuál es el verdadero encuadre gremial?

Al igual que la existencia o no de una relación de dependencia de repartidores con respecto a las plataformas Rappi, Glovo y PedidosYa; entre los abogados laboralistas no existe un único criterio para definir el encuadre gremial de los empleados fintech.

"Hay un debate novedoso sobre las fintech, si es un trabajo bancario o no. Sobre la actividad, que podría ser financiera, entraría dentro del estatuto de bancarios. Es válido el reclamo", remarca Juan Carlos Cerutti, director del Área de Derecho del Trabajo del estudio Plan A.

En cambio, para Solana de Diego, del estudio De Diego & Asociados, "es bastante cuestionable que los trabajadores fintech se encuadren bajo el convenio de bancarios".

"No están regidos por la actividad bancaria, que la regula el Banco Central. Las fintech no están alcanzadas, sino que son actividades comerciales a través de plataformas digitales", subraya la letrada.

De Diego asegura que estas nuevas empresas no encuadran "por descarte" a sus empleados en el gremio mercantil, sino que su actividad se basa en que "el objeto de las actividades fintech son operaciones comerciales: recibir y entregar dinero, que fue incluida por la Ley de Contrato de Trabajo como un medio válido para cobrar el sueldo a través de estas plataformas".

Cerutti, en tanto, resalta el caso de Mercado Libre, una compañía que desarrolla más de una actividad y que, por ello, podría tener diferentes encuadres sindicales, lo que no presenta inconvenientes con la legislación argentina".

El abogado indica que el 50% de partitarias que "consiguió Palazzo se basa en que lo que han ganado los bancos no se condice con ningún otro rubro en Argentina", por lo que "no parecería posible que todos los empleados sean bancarios".

"Es interesante que Comercio, Distribución y Bancarios tengan sus afiliados dentro de las nuevas plataformas. Desde el derecho del Trabajo tendremos apuntar a poder resolver estos conflictos con mayor apertura que en décadas pasadas", adelanta.

De Diego, en tanto, asegura que es "súper importante detectar el core business de una empresa para identificar cuál es encuadre gremial real".

Y agrega: "No nos podemos llevar por el uso de tecnología cuando la actividad principal puede ser algo que no tenga que ver con la tecnología. El uso de herramientas informáticas no define la actividad principal de la compañía".

Las cartas están sobre la mesa. El gremio bancario promete avanzar sobre las plataformas fintech, mientras que estas nuevas firmas busca la manera más rentable de llevar a cabo un negocio que promete seguir evolucionando en los próximos años.

Para Cerutti, Palazzo no enfrentará de manera "cruda" al gremio mercantil, como sí "como a principios de los 2000 Camioneros se avalanzó sobre Comercio". Y concluye: "Se vienen épocas de consenso y diálogos, en los que las compañías y el sindicato no deberían negarse a dialogar".

Te puede interesar
Recomendadas