Amazon quiere quedar afuera del nuevo "impuesto mínimo" que acordó el G7: ¿puede salvarse?

Amazon quiere quedar afuera del nuevo "impuesto mínimo" que acordó el G7: ¿puede salvarse?
Esto apunta a la fiscalidad de las grandes tecnológicas que no pagan impuestos en países donde apenas tienen presencia corporativa, pero sí mercado
Por iProUP
07.06.2021 12.32hs Finanzas 4.0

En lo que podría ser una nueva polémica para el gigante del ecommerce minorista, Amazon podría 'escaparse' del nuevo tipo mínimo de Sociedades que ha consensuado el G7.

Este sábado el G7 alcanzaba un histórico acuerdo para un impuesto de Sociedades mínimo global que podría dejar en el aire la controvertida tasa Google que países como España ya han aprobado y están gravando. Se trata del primer paso hacia una nueva fiscalidad sobre las grandes tecnológicas que no pagan impuestos en países donde apenas tienen presencia corporativa, pero sí mercado.

Facebook, Amazon y Google ya se han pronunciado públicamente, alabando el acuerdo
Facebook, Amazon y Google ya se han pronunciado públicamente alabando el acuerdo.

Normas globales

Por su parte, Facebook, Amazon y Google ya se han pronunciado públicamente, alabando el acuerdo. "Creemos que un proceso dirigido por la OCDE que cree una solución multilateral ayudará a dar estabilidad al sistema fiscal internacional. El acuerdo del G7 supone un paso adelante en el esfuerzo por lograr ese objetivo", recalcaba un portavoz del gigante del comercio electrónico a Reuters.

No es la primera vez que un portavoz de la compañía defiende un proceso coordinado e internacional frente a los tipos que han ido aprobando diversos países europeos en los últimos meses. Mariangela Marseglia, responsable de Amazon en España, destacaba el año pasado en este medio que "el mercado no es solo un país, necesitamos normas globales".

Pero varios expertos han destacado en The Guardian que la multinacional estadounidense podría seguir eludiendo este nuevo tipo. El nuevo tipo hunde sus planteamientos en dos pilares. El primero: se aplicará sobre multinacionales con un margen de beneficios mayor al 10%. Un impuesto del 20% sobre este margen se redistribuiría y gravaría en los países en los que operen estas compañías.

El segundo pilar es el tipo mínimo global de Sociedades, de un 15%, lo que desincentivará a grandes empresas a declarar sus beneficios en paraísos fiscales.

el margen de beneficios de Amazon el año pasado fue de solo el 6,3%
El margen de beneficios de Amazon el año pasado fue de solo el 6,3%.

Según lo que publicó el diario británico, Amazon es uno de los mayores negocios del mundo con una valoración bursátil de unos u$s1.600 billones, y unos ingresos de más de u$s386.000 millones en 2020. Su filial en Luxemburgo no pagó nada en impuestos de Sociedades sobre sus ventas, valoradas en Europa en 44.000 millones de euros.

¿Amazon puede escapar?

No obstante, el margen de beneficios de Amazon el año pasado fue de solo el 6,3%. Esto se explica en que la tecnológica reinvierte buena parte de sus ganancias. Pero también es la razón por la que Richard Murphy, profesor visitante de Contabilidad en la escuela de negocios de la Universidad de Sheffield, cree que este acuerdo es "inapropiado" poner el corte en un margen del 10%.

Asimismo, Paul Monaghan, responsable de la Fair Tax Foundation, coincide y resume que, basándose en lo conocido, el nuevo tipo "no captura a Amazon". "Si hubiera otras capas de detalles con las que se podría 'cazar 'a Amazon sería genial, pero por el momento no es así", agregó.

El homólogo de Monaghan, Alex Cobhan, este responsable de Tax Justice Network, considera que si la OCDE no puede asegurarse de que Amazon paga, "no solo fracasará con su respuesta a la demanda de la opinión pública de justicia, también ofrecerá una guía para que otras multinacionales tecnológicas eludan ese impuesto de la misma manera".

Por su parte, la secretaria del Tesoro de EEUU, Janet Yellen, defendió el pasado sábado a Reuters que ella espera que Amazon y su modelo de negocio también se cubra en este nuevo tipo. Tras este consenso del G7, se tratará de elevar el mismo acuerdo al G20, como pasos previos al acuerdo internacional que se consiga en el seno de la propia OCDE, según publicó el medio Business Insider.