Más artículos

Crece la polémica: ¿monedas estables o Bitcoin?

Crece la polémica: ¿monedas estables o Bitcoin?
Principales características de las dos categorías de criptodivisas que, actualmente, se llevan la mayoría de las miradas de los inversores
Por Juan Frers
07.04.2021 14.51hs Finanzas 4.0

La utilización de las monedas digitales en el ultimo año y a comienzos de 2021 creció de forma expansiva. Nuevos inversores y startups dedicadas a la intermediación de cryptoactivos se suman día a día al nuevo mercado crypto.

No es casualidad entender que cuando nos encontramos frente a una fuente de alta rentabilidad tendremos la atención de inversoires y empresas que buscan generar nuevos negocios.

La rentabilidad de las criptodivisas creció entre un 500% a 1000% solo en el ultimo año y superaron con fuerza el aumento del dólar blue de 2020, que fue solamente de un 80%. Se espera que a fines de este año BTC llegue a los u$s100.000 por unidad.

Diferencias existentes entre las llamadas monedas estables y Bitcoin

Bitcoin tiene un alto nivel de volatilidad ya que su valor se encuentra determinado por la oferta y la demanda del mercado, asimismo la regla general es que no dependen de una autoridad centralizada.

Por otro lado, las llamadas monedas estables o stablecoins se encuentran generadas en la red Ethereum. Cuentan con un respaldo en un activo físico como puede ser el oro, litio, minerales o oro, entre otros.

Las monedas estables mas conocidas son las llamadas DAI y las G-COIN ambas poseen respaldos en oro y dólares.

Para poder generar esta paridad entre el activo físico y la moneda digital la empresa que crea la moneda posee el respaldo del activo físico, ejemplo: depósitos de dólares en cuentas bancarias.

Por otro lado, ambas monedas siguen distintas visiones y cuentan con distintas consecuencias, las monedas estables fueron creadas con la idea de bajar la alta volatilidad de Bitcoin. Asimismo, al contar con una baja volatilidad pueden ser utilizadas como medio de cancelación de obligaciones y servicios de forma sencilla.

Los contratos inteligentes únicamente pueden estar respaldados en monedas estables no en monedas digitales tradicionales como las BTC.

Claro está que a la hora de invertir los interesados buscarán una fuente de mayor rentabilidad que, asimismo, conllevara un mayor riesgo. Este es el caso de las monedas virtuales que no cuentan con un respaldo físico y, por ende, al tener un mayor nivel de volatilidad generan una mayor rentabilidad.

Como pudimos ver recientemente, el Banco Central de Japon lanzo la primera moneda estable llamada CBDC la cual se encuentran en su totalidad respaldada por el banco central.

Las monedas estables apuntan a los contratos inteligentes, como a un medio de cancelación de obligaciones con una autoridad centralizada y regulada, mientras que las monedas virtuales volátiles como las BTC apuntan a generar altas rentabilidades y a un mercado distinto.

Las monedas estables se asimilan mas al dinero fiduciario teniendo características similares, mientras que las monedas digitales sin respaldo se asimilan más al mercado bursátil o accionario.

Con vistas a los próximos años podemos preguntarnos: ¿ambas monedas podrán coexistir en el futuro, o si por el contrario las monedas estables predominarán?

*Por Juan Frers, CEO at WorldWide TaxNet

Temas relacionados
Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído