El seguro de retiro como protección financiera de mediano o largo plazo

El seguro de retiro como protección financiera de mediano o largo plazo
Luego de una larga trayectoria laboral, llega la jubilación, pero cómo se puede hacer para que esta sea rentable y así poder disfrutar de esa nueva etapa
Por Diego Guaita*
02.02.2021 11.08hs Finanzas 4.0

Los seguros de retiro fueron pensados como instrumentos de ahorro a largo plazo. Su objetivo principal es ayudar a las personas a consolidar un fondo que, llegado el momento de la jubilación, permita contar con una renta complementaria al haber jubilatorio. Por lo tanto, son una herramienta fundamental para compensar la diferencia entre el salario percibido en actividad y el aporte jubilatorio.

Dado que se pueden contratar rentas vitalicias o retiros parciales en cualquier momento, este sistema, además, es sumamente útil para aquellas personas que cuenten con menores ingresos o decidan retirarse antes de la edad normal de jubilación. Claro está, que deberán comenzar a realizar sus aportes con anterioridad a llegar a esta situación. De esta manera, con menos esfuerzo se logrará un fondo más que adecuado a los requerimientos y necesidades financieras propias de la etapa en la que las personas se retiran de su vida profesional.

asd
Diego Guaita es CEO de Grupo San Cristóbal

Asimismo, la póliza de retiro es también una opción interesante de inversión financiera de mediano plazo para aquellas personas que, teniendo ya una buena reserva de dinero, están buscando alternativas para protegerla y hacerla crecer. Su atractivo está en que suele ofrecer mejores condiciones que algunas de las opciones más conocidas, como el plazo fijo o los fondos de inversión de renta, por ejemplo.San Cristóbal Seguros de Retiro, cuenta con una cartera a la fecha de 7.900 millones de pesos, con garantía del capital del 100% y rendimiento mínimo asegurado según la evolución de las tasas de mercado.

El mayor de los beneficios es que, a diferencia de los sistemas tradicionales, los aportes individuales a una póliza de retiro integran un fondo que puede ser invertido en diferentes alternativas al mismo tiempo. Es decir, la compañía aseguradora puede alocar el dinero indistintamente en instrumentos en pesos o dólares, en renta fija o renta variable, en inmuebles y más. De esta manera es posible aprovechar tanto las ventajas financieras estructurales como las coyunturales.

es importante tener presente que los saldos acumulados en la póliza están exentos de bienes personales,
Es importante tener presente que los saldos acumulados en la póliza están exentos de bienes personales.

En este aspecto, una póliza de seguro de retiro se asemeja a un fondo de retorno total, aunque con una serie de ventajas únicas. Por ejemplo, los fondos que tienen los asegurados en sus pólizas están protegidos con un rendimiento mínimo garantizado por ley. Esto significa que, más allá del desempeño de la cartera de inversiones o del mercado financiero, las pólizas nunca perderán capital puesto que todos los meses recibirán, como mínimo, un retorno positivo en base a un promedio de tasas del mercado.

En el mismo orden, esos fondos son inembargables. Esto significa que, mientras la póliza esté vigente, el monto acumulado no es susceptible de ser embargado, ya que la quiebra o el concurso civil de la aseguradora no afecta al contrato de seguro. Además, el hecho de que el funcionamiento de las compañías de seguro de retiro se encuentre regulado por la Superintendencia de Seguros de la Nación hace que, de producirse la quiebra de una de ellas, los fondos de los asegurados estén a salvo y su cobro, garantizado hasta el 100% del fondo acumulado.

Un beneficio adicional es que las pólizas admiten la libre designación de beneficiarios
Un beneficio adicional es que las pólizas admiten la libre designación de beneficiarios.

En cuanto a los aspectos tributarios, es importante tener presente que los saldos acumulados en la póliza están exentos de bienes personales, en tanto que los aportes hechos durante el año fiscal son deducibles de la base del impuesto a las ganancias hasta cierto límite. A su vez, las rentabilidades recibidas no están alcanzadas por el impuesto a la renta financiera ni por el impuesto a las ganancias. Este último sólo procede en el momento del rescate y únicamente sobre el rendimiento obtenido.

Un beneficio adicional es que las pólizas admiten la libre designación de beneficiarios, que pueden no ser los herederos legales. En este caso, si el asegurado fallece, dispondrán de los fondos sin requerir del trámite sucesorio.

Todo esto hace que el seguro de retiro sea una excelente opción financiera de mediano o largo plazo. Si bien aún no es un instrumento tan difundido entre el público inversor, estas ventajas significativas lo posicionan en un lugar de conveniencia y excelencia, que gana terreno día a día.

*Diego Guaita es CEO de Grupo San Cristóbal