Más artículos
Sin home banking ni "cuevas": cómo dolarizarte saltando el nuevo cepo y pagar online o con Rapipago

Sin home banking ni "cuevas": cómo dolarizarte saltando el nuevo cepo y pagar online o con Rapipago

Las monedas digitales que mantienen paridad con el dólar permiten acceder a un activo fijado en el billete verde, comprando y vendiendo fácilmente
Por iProUP
16.09.2020 12.00hs Finanzas 4.0

Si bien ya se veía venir una medida para frenar el goteo de dólares que prometía dejar al Banco Central sin reservas en unos meses, las nuevas restricciones cambiarias agitaron el panorama económico en la Argentina y varios usuarios buscaron la manera de dolarizarse "de apuro".

Uno de esos recursos fueron las monedas virtuales que, al ser activos "digitales", no son alcanzados por las medidas del Banco Central. Pero como participan de un mercado internacional, su valor suele seguir a las cotizaciones paralelas.

 

"Yo tengo un stock fijo de monedas, pero para reponer tengo que comprar afuera y acceder al mercado de cambios", afirma un cambista 4.0, que prefirió mantener su nombre bajo reserva.

Además, asegura que la demanda de estos activos creció 400% en las últimas horas, en tanto que uno de sus colegas revela: "En las tres horas posteriores al anuncio de la medida, vendimos lo mismo que en todo un día".

Y aparte son buen recursos ante la imposibilidad de comprar dólares en los bancos, que bloquearon la opción en las primeras horas del miércoles para adecuar sus sistemas; y en la "cuevas", de las cuales muchas no operaron.

Cuestión de cifras

El movimiento de las monedas digitales anticipa lo que será el precio del dólar blue y las expectativas cambiarias. De este modo:

  • Bitcoin: la divisa líder, cotizaba este martes en la Argentina a 1$,65 millones por unidad en algunos de los exchanges más usados, cuando a nivel global está en u$s10.900. Es decir, toman el dólar a casi 150
  • DAI: la moneda estable que tiene paridad 1-1 con el billete estadounidense llega a cotizar a 152 pesos

Justamente, esta última fue la divisa de mayor crecimiento, ya que no es volátil como el Bitcoin y no hay que sacer cuentas para saber su valuación: un DAI siempre valdrá un dólar. Además es 100% legal y rápidamente canjeable por pesos.

En la Argentina, las casas de cambio digitales Satoshi Tango, Ripio y Buen Bit ya comercializan esta moneda y otros jugadores ya están pensando en añadirla a su portfolio. 

Además, al ser empresas nacionales, las operaciones se pueden realizar con medios locales, como Mercado Pago, transferencia bancaria y hasta redes de cobranzas, como Rapipago o Pago Fácil.  Lo mismo ocurre con Paxful, una plataforma entre pares (P2P) que une a compradores con vendedores de monedas digitales y también ofrece varias opciones de pago.

A diferencia otras monedas digitales, un DAI siempre valdrá un dólar. Un contrato inteligente (sobre la blockchain de Ethereum) es el que "gobierna" la emisión de esta divisa sin la necesidad de un "banco central".

Así, se diferencia de su rival Tether (manejado por una empresa) y que también es considerado un dólar digital. También del Bitcoin, cuya emisión ya está pautada desde el inicio por algoritmos y que bajará a la mitad en mayo según lo planeado.

"DAI ofrece una alternativa más conservadora frente la volatilidad natural de otros activos. En el mercado argentino se posicionan como una verdadera opción de ahorro, muy atractiva frente a las restricciones a la compra de moneda extranjera", advierte Sebastián Serrano, CEO y fundador de Ripio, exchange que trabaja con esta moneda.

Su colega Gabriel Vago, CEO de ArgenBTC, que está comenzando a ofrecer operaciones con esta divisa, asegura a iProUP que "las operaciones en Argentina de stablecoins, especialmente en DAI, se han triplicado desde el nivel previo a la cuarentena".

Este ritmo alcista del 400% es confirmado por otros expertos. Según Matías Bari, de SatoshiTango, está apenas detrás del Bitcoin. En su plataforma, esta última "tuvo un incremento de operaciones del 500%".

Para Vago, el dólar digital "se ha disparado de forma progresiva desde que se estableció el cepo cambiario, ya que es casi lo mismo que comprar dólares", quien añade: "Además, se puede adquirir la cantidad que se desee y de forma legal, a diferencia del blue".

Bari advierte que las barreras de entrada son similares a las de otras monedas virtuales. Es decir, hay que utilizar algún monedero (app) compatible y estar familiarizado con el uso de la clave pública, una especie de nombre de usuario y se distribuye; y la privada, que conserva y oficia las veces de una contraseña.

Para facilitar su adopción, los exchanges locales implementaron sus propias billeteras digitales –al estilo de las que ofrecen las fintech– y gestionan directamente las claves. De esta manera, el usuario puede:

- Tener una caja de ahorro con clave virtual uniforme, en la cual depositar pesos

- La recarga se realiza por transferencia desde un banco o fintech, Mercado Pago y redes de cobranzas (Rapipago y Pago Fácil)

- Se pueden comprar hasta $200.000 por operación, lo máximo autorizado por la Unidad de Información Financiera (UIF)

- Esos fondos se pueden convertir al instante entre monedas digitales (Bitcoin, DAI u otras) y pesos, para aprovechar las cotizaciones

- Los saldos que queden en pesos se pueden enviar a cuentas bancarias o de fintech

"El usuario abre una cuenta en la web, sin costo de mantenimiento. Podrá obtener un CVU para depositar sus pesos, efectuar retiros y depósitos de manera instantánea", indica a iProUP Nora Palladino, de Bitso, un exchange mexicano que comenzó hace unos meses a operar en Argentina. Además, permite convertir Bitcoin a dólar estadounidense mediante transfrerencia bancaria.

La fuerte demanda de esta divisa tuvo su efecto colateral. "La cotización del DAI subió por el aumento de otras variantes del dólar. Al ser un mercado libre, acompañó el precio del dólar Bolsa y el blue", explica Federico Ogue, CEO de BuenBit, otro exchange que trabaja con la moneda.

"En Argentina, todavía es necesario 'importar' divisas, ya que las plataformas locales venden más que lo que compran los usuarios. Para cubrir ese gap, los actores locales acuden al contado con liquidación", añade Vago.

Además, DAI es una de las monedas favoritas para iniciarse en el mundo de las financias descentralizadas o DeFi, que permiten acceder a productos digitales que hoy no ofrece la banca tradicional.

Inversiones

En el país, una de las billeteras DeFi que viene creciendo a paso firme es Argent. Desde Londres, Matthew Wright, Head of Strategy & Operations de la firma, da cuenta de ello a iProUP: "Argentina es nuestro segundo mercado en importancia, detrás nada menos que de Estados Unidos".

El funcionamiento de Argent se basa en la red de Ethereum, la moneda digital número dos en relevancia luego de Bitcoin y que posibilita la programación de contratos inteligentes. 

Además de Ether, cuyo valor es variable como el Bitcoin, ofrece la posibilidad de operar con DAI, moneda estable o stablecoin que tiene una característica muy valorada por los inversores: mantiene la paridad 1-1 con el dólar, por lo que se convierte en una gran opción a la hora de ahorrar. A este tipo de divisas se las conoce como "dólar digital".

"Construimos la primera billetera 'sin custodia' fácil de usar y con la seguridad de las mejores apps bancarias, pero sin los bancos. Nos integramos con socios para que los usuarios puedan ganar intereses, atesorar, enviar y recibir activos. Es decir, todo lo que ofrecen las monedas digitales", asegura Wright.

Al hablar de "sin custodia", está señalando que Argent no guarda la llave privada (una serie de números y letras que son una suerte de contraseña), a diferencia de otras apps que sí lo hacen. Esto le facilita el uso de monedas a quienes no familiarizados con esta tecnología.

arge
La Argentina es el segundo mercado más importante para Argent, una de las billeteras DeFi del momento

Otra de las aplicaciones que ofrece esta prestación y que crece en el país es Zerion, que también brinda el servicio "sin custodia". En este caso, lo que hace es conectar una billetera de otro proveedor para acceder a servicios financieros descentralizados; también se basa en la red de Ethereum.

"No poseemos claves privadas ni tenemos acceso a los fondos de los usuarios, y esto nos brinda una capa adicional de seguridad", afirma a iProUP Nahuel Burbach, integrante argentino de este proyecto. El país es el quinto mercado más importante para esta app.

De este modo, con este tipo de aplicaciones DeFi, los ahorristas pueden utilizar ciertos "protocolos", tal como se denomina en la jerga a servicios avanzados de monedas digitales. Y así acceder a versiones "cripto" de:

  • Créditos: también con DAI, pueden conseguirse préstamos al 5,44% anual en dólares a través del protocolo AAVE. Casi tres veces menos que el 15% que ofrecen algunos bancos argentinos para financiar importaciones o bienes de capital
  • Plazos fijos: con la misma moneda y protocolo del caso anterior, es posible depositar fondos y obtener una rentabilidad del 8%, el doble de lo que suelen dar las entidades tradicionales en el país
  • Fondos comunes de inversión: al elegir el protocolo Tokensets, es factible apostar por una canasta de activos, aunque con alta volatilidad: se puede perder 15% en un día o ganar 100% en un año. Además, ofrece dos variantes interesantes:
    • Automatizada: un contrato inteligente va moviendo los fondos hacia las inversiones con mayor rendimiento
    • Social: se pueden imitar las carteras de gurús "cripto" reconocidos en la industria
  • Transferencias: pueden enviarse dinero digital a contactos que se posean en la agenda, sin importar dónde se encuentren y al instante, por una comisión
  • Cuentas remuneradas: Sablier es un protocolo que ofrece la posibilidad de ganar dinero cada día y retirarlo cuando se desee
Algunos de los protocolos DeFi más importantes
Algunos de los protocolos DeFi más importantes

Pero también es posible apostar a ciertas operaciones que hoy no están siendo ofrecidas por las finanzas tradicionales.

De ellos es "prestar liquidez". Según Burbach, existen pooles de intercambio de monedas que requieren fondos, de modo que el usuario puede "contribuir con liquidez en un par de monedas (por ejemplo, DAI-Ether) y recibir a cambio un retorno por cada operación que se realiza en ese par".

El otro es la lotería de ahorro. Tal como adelantara iProUP, mediante Argent se puede acceder a Pool Together, un sistema en el que los usuarios invierten desde 1 DAI y el total de los fondos se colocan en un instrumento que genera rentabilidad. 

Ese retorno se sortea y nadie pierde su apuesta inicial: se puede retirar o volver a participar. El pozo hoy está en más de u$s1.000 y se espera que se multiplique por 10 para fin de año.

Así funciona Pool Together
Así funciona Pool Together

Las finanzas descentralizadas ofrecen todo un mundo nuevo de servicios basados la comunidad de usuarios y la transparencia que ofrecen los contratos inteligentes. Por lo tanto, no hay intermediarios, pero en ningún caso intentan reemplazar a la banca tradicional sino ofrecer alternativas.

"Los préstamos no son masivos y no intentan sustituir a los bancos", señala Wright, quien explica las claves de esta modalidad destinada especialmente a traders:

  • "El usuario puede pedir prestado en un activo (DAI, por ejemplo) y dejar otro (ethereum) como garantía o 'colateral'"
  • "Como se inmovilizan más fondos de los que se piden, no hace falta un análisis crediticio y todo funciona en la blockchain"
  • Luego, se pueden recuperar los fondos originales pagando un interés que determina el mercado

Así, con el nuevo cepo, los usuarios argentinos tienen en el DAI una versión del dólar. No será verde ni se podrá tocar, pero será de gran ayuda para resguardar ahorros e invertir.

Temas relacionados
Lo más leído