Más artículos

Hay cepo y faltan dólares, pero sobran unicornios: cómo invertir y ganar con Mercado Libre, Globant y Despegar

Hay cepo y faltan dólares, pero sobran unicornios: cómo invertir y ganar con Mercado Libre, Globant y Despegar
A través de los CEDEAR se puede invertir desde el país, en pesos, y aprovechar así el buen momento de las tecnológicas argentinas
Por Rubén Ramallo
10.02.2020 06.07hs Finanzas 4.0

El unicornio es una criatura mitológica que en la antiguedad era representada por un caballo blanco, patas de antílope, ojos, barba de chivo y un cuerno en la frente. Simbolizaba la fuerza y estaba considerado como un animal capaz de derrotar a otras especies más fuertes y grandes.

Esta última definición fue la que llevó en 2013 a la fundadora de Cowboy Ventures, Aileen Lee, a utilizar esa terminología (unicornio) para referirse a un reducido grupo de startups que, si bien no cotizaban en la Bolsa, tenían una valuación de mercado superior a los 1.000 millones de dólares.

El concepto no varió desde entonces, con el agregado que debe tratarse de compañías fundadas a partir de 2003. A nivel global, el número total apenas supera las 300.

El ranking lo encabezan Ant Financial, la fintech del gigante chino Alibaba, con una valuación de u$s150.000 millones; su compatriota Bytedance, propietaria de la ascendente red social TikTok, con u$s75.000 millones; y la estadounidense Infor, que ofrece servicios en la nube, con u$s60.000 millones.

 

Si bien cotizan en Wall Street, también suele llamarse de igual modo a las firmas albicelestes que superan los u$s1.000 millones, como Mercado Libre y Globant. Despegar es otra que se incluye en el grupo, ya que su capitalización bursátil suele rondar en ese piso, aunque con vaivenes.

El economista Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones, asegura a iProUP que "los unicornios argentinos son un claro ejemplo de compañías exitosas ya que, pese a la adversidad de la macroeconomía local, lograron trascender las fronteras".

"Ello es posible a partir de una idea sólida aplicada de manera eficiente, utilizando la tecnología más avanzada y con la visión empresarial de abrir el negocio al mundo", añade Martinez Burzaco, e indica que estas empresas "optaron por saltar el mercado de capitales local e ir directamente a Wall Street para buscar nuevos inversores".

¿Por qué el Nasdaq y no la Bolsa de Buenos Aires? Es una cuestión de magnitudes. Al momento de realizar su oferta pública, no existía en el país el fondeo que requerían para la expansión de sus operaciones. En la actualidad:

- El valor bursátil de Mercado Libre (u$s33.000 millones) equivale a la suma total de todas las empresas que cotizan en el S&P Merval. A nivel individual, supera seis veces a YPF, cinco a Telecom y 11 veces a Grupo Galicia y Banco Macro

- Por su parte, Globant, que "vale" en Wall Street unos u$s4.500 millones, sólo sería superada en el S&P Merval por Telecom e YPF.

"Son grandes empresas con retornos muy buenos para los inversores, innovan permanentemente y son cada vez menos dependientes del mercado argentino, de modo que evitan la incertidumbre de la coyuntura local y los cambios permanentes de las reglas de juego".

En tal sentido, los unicornios argentinos se vieron sorprendidos por la suspensión temporaria de la Ley de Economía del Conocimiento, votada por unanimidad el año pasado en el Senado y cuya modificación se discutirá en sesiones extraordinarias.

La norma planteaba como beneficios un menor costo de cargas patronales e Impuesto a las Ganancias, estabilidad fiscal, alivio fiscal para las exportaciones y fomento a las nuevas empresas, entre otros.

Evolución reciente

Las tres tecnológicas cotizan en la Bolsa porteña bajo la forma de CEDEAR (Certificados de Depósito Argentinos). Concretamente, se trata de:

- Certificados que representan acciones de empresas extranjeras

- Pensados para que sean transaccionados en Argentina.

Si bien Mercado Libre, Globant y Despegar son compañias de origen albiceleste, cada una tiene un holding con domicilio en los Estados Unidos que las contiene.

En el caso de Mercado Libre, su valuación ya ronda los u$s33.000 millones en Wall Street, consecuencia del extraordinario recorrido de su acción en los últimos cinco años. En ese lapso, su cotización avanzó nada menos que un 420%, cifra que implica una suba anual promedio de casi el 40%.

Sus dos mejores años fueron 2017 (cuando la cotización del papel se duplicó) y el 2019 (cuando avanzó casi 100%). En lo que va de 2020, su precio en dólares subió 17%.

En cuanto a su cotización en la Bolsa porteña bajo la forma de CEDEAR, su ascenso no solo refleja lo ocurrido en la plaza neoyorquina, sino también la forma en que se movió el dólar. De hecho, comparando la evolución en ambos mercados, la devaluación implícita de 2018 y 2019 ronda el 100% anual en promedio.

Por el lado de Globant, comenzó a cotizar en la Gran Manzana en julio de 2014 a u$s10 por acción, y al fin de ese año valía 40% más. En la actualidad, se ubica en u$s124, por lo que el acumulado de los últimos cinco años es un sorprendente 800%, con una ganancia del 55% anual en dólares. Su mejor año fue el 2019, cuando avanzó 110%.

Su CEDEAR también muestra una evolución más que satisfactoria, pues en el corto período de vida muestra una notable suba.

 

Por el lado de Despegar, tuvo un auspicioso debut en el Nasdaq, en julio de 2017: el primer día escaló 22%. A diferencia de los otros unicornios locales, su cotización muestra un sensible deterioro: de u$s27,50 (fines de 2017), a 14,50 dólares (hoy en día).

Esta empresa de servicios turísticos concentra 60% de su negocio en su filial brasileña Decolar. Su acción avanzó 8% en doce meses y su capitalización bursátil llegó a tocar los u$s1.308 millones, para luego caer hasta los u$s840 millones. En la actualidad, vale unos u$s1.000 millones.

Para Gabriel Holand, CEO de HRGlobal "el crecimiento del valor de los unicornios es clara señal de la buena recepción que brinda el mercado a propuestas con valor agregado que provienen del mundo digital. Y deja en claro las oportunidades de inversión que la transformación tecnológica le ofrece al mundo de las finanzas".

¿Cómo invertir desde la Argentina?

Existen dos formas de aprovechar el buen momento de los unicornios argentinos en la Bolsa: directamente en Wall Street o vía el mercado local a través de los CEDEAR. Para aquellos inversores que se decidan por la primera opción, el requisito es que tengan abierta una cuenta en algún banco o bróker en Estados Unidos.

En cuanto a los CEDEAR, son certificados representativos de compañías extranjeras que se comercializan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Son un instrumento diseñado para que el inversor argentino pueda operar con papeles de primera línea a nivel global sin requerir una cuenta en el exterior.

Precisamente, su principal atractivo es que permiten evitar el riesgo local, a lo que se suma la posibilidad de dolarizar la cartera, ya que el comportamiento se ajusta por el movimiento del contado con liquidación.

"Quienes deseen comprar acciones directamente en Nueva York a través de nuestra plataforma pueden hacerlo sin inconvenientes si abren una cuenta en EE.UU. a través de la compañía. El monto mínimo para la operación es de u$s7.500, y la comisión es del 0,5%", señala a iProUP Flavia Matsuda, coordinadora de Research de Invertir Online.

Por su parte, Daniel Vicien, Director de Fondos de Inversión de Balanz, expresa: "Las acciones de estas y otras compañías que cotizan en Wall Street pueden comprarse en la Argentina, o directamente en esa plaza".

"Quien opte por esta alternativa y lo haga a través de nuestra compañía, sólo debe tener abierta una cuenta de inversión en EE.UU., que no tiene costo de mantenimiento", agrega.

Matsuda añade: "La segunda opción es hacerlo a través del mercado local bajo la forma de CEDEAR". En este caso, la plataforma también permite invertir en estos instrumentos con un fee de 0,5% (puede bajar a 0,3% y 0,1% para usuarios con operaciones frecuentes) y no exige un mínimo.

"Como operan en el mercado regulado por la Comisión Nacional de Valores, si se compra el CEDEAR de una empresa y se vende acá, cuando suba su cotización, ese resultado está exento del Impuesto a las Ganancias", explica a iProUP el contador Sebastián M. Domínguez, socio del estudio SDC Asesores Tributarios.

Según el experto, distinto es el caso de los ADR, que son certificados de acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street, que sí están alcanzado por el tributo.

Que se puede esperar

Para Holand, "el potencial de los unicornios es enorme, por ello generan interés tanto en la región como en los países industrializados".

Agrega que "tienen un gran desafío por delante, ya que invertir en tecnología es apenas el prólogo de la historia: el esfuerzo más importante y disruptivo pasa por desarrollar la inteligencia del negocio que les permita identificar las necesidades y particularidades de sus clientes, para satisfacer los deseos de una demanda en constante crecimiento".

En cuanto a las perspectivas para este año, los analistas consultados por iProUP admiten que, a partir de la modificación de la Ley de Economía del Conocimiento, surgen señales negativas en cuanto a que la redacción final pueda afectar la normal evolución de las compañías alcanzadas.

No obstante, dada la magnitud y la conformación del negocio de los unicornios argentinos, ello sólo sería un contrapeso menor frente a las posibilidades que presentan por su proyección a nivel internacional, que consideran en franca expansión.

En tal sentido, Vicien sostiene: "Globant tiene un potencial tremendo" pues entre otros muchos clientes cuenta a Google, Linkedin, Dell, Yahoo, Electronic Arts y The Walt Disney Company". "Demás está decir que la compañía está muy bien conceptuada por la calidad de sus desarrollos", agrega.

En cuanto a Mercado Libre, considera que va a sobrellevar sin mayores problemas el freno a las ventajas que brinda la Ley de Economía del Conocimiento: "Está muy sólida en América Latina, con el 60% de su negocio en Brasil, 20% en el resto de la región y apenas el 20% restante en Argentina".

"A ello debe sumarse que el ecommerce crece a pasos agigantados a nivel global y a largo plazo es previsible que se produzca una consolidación del sector, que le puede ayudar a generar aún más valor", indica. 

En el caso de Despegar, su actividad se desenvuelve en un sector extremadamente competitivo, pese a lo cual tiene muy buenas chances de cara al futuro", comenta Vicien.

Para afrontar este desafío, decidió reforzar su posición competitiva a través de un acuerdo de compra por u$s136 millones de Best Day Travel Group (BDTG) que posee operaciones en México, Brasil, Colombia, Chile, Uruguay, República Dominicana y Argentina.

Esta adquisición está considerada como la mayor operación de compra en la industria turística en la región y con ella, la compañía prevé un incremento del 25% en sus ingresos y pararse con mayor fuerza ante el gigante brasileño CVC, que adquirió recientemente a los jugadores argentinos Avantrip y AlMundo.

Los principales unicornios argentinos enfrentan el futuro con marcado optimismo, más allá de que navegan por dos océanos diferentes: uno de aguas tranquilas, en el que no hay rivales de peso, que es el que surcan Mercado Libre y Globant; y otro con un curso más agitado, por el que circula Despegar en un rubro con grandes competidores.

Te puede interesar