Estudiás, ganás en dólares y solo pagás si conseguís trabajo: cómo aprender gratis los empleos del futuro

Estudiás, ganás en dólares y solo pagás si conseguís trabajo: cómo aprender gratis los empleos del futuro
La industria del conocimiento abre nuevas oportunidades para trabajar al exterior y ganar en divisa dura. Pero también hay nuevas formas de capacitarse
Por Federico McDougall
15.08.2022 06.15hs Empleo 4.0

La industria del conocimiento ofrece una gran oportunidad para quienes buscan una carrera que paga uno de los mejores sueldos y además abona en dólares para quienes sean freelancers, ofreciendo sus servicios desde Argentina para el exterior.

Según las principales plataformas, existen más de un millón de cuentapropistas argentinos que trabajan para firmas extranjeras y cobran en divisa dura. Tal es así que el Gobierno habilitó un "dólar del conocimiento" que les permite a los:

  • Freelancers: traer hasta u$s12.000 al año sin pesificar, previa emisión de una factura E de exportación
  • Empleados: quienes trabajan para exportadores de servicios pueden recibir hasta el 20% del ingreso en divisa dura

En ambos casos, se deposita en una cuenta bancaria en dólares, por lo que pueden vender los fondos a la cotización MEP, cercana al blue. En este marco, varias academias online brindan cursos sin costo inicial en las carreras más buscadas: los alumnos sólo pagan el costo de su formación cuando consiguen trabajo en una firma del exterior.

¿Dónde estudiar programación sin costo inicial?

Una de las carreras más buscadas en el país y el exterior es full stack, es decir, las principales tecnologías para programar apps y sitios web. En este sentido, varias academias dan cursos online dictados por expertos del sector y sin costo inicial.

Así, el alumno no paga nada antes o durante la cursada, lo hará cuando consiga trabajo, abonando un porcentaje del salario hasta completar el costo total, modalidad conocida como "ingresos compartidos". Una de las primeras en ofrecerlo en el país fue Henry, startup argentina que recibió u$s10 millones de financiamiento. Ofrece dos carreras: Desarrollo Full Stack y Data Science.

Las clases son en vivo, dictadas de forma online y los estudiantes desarrollan software en equipo con personas de toda Latinoamérica. El curso se compone de 800 horas de programación basadas en prácticas y proyectos reales, bajo el modelo de educación colaborativa y con metodologías ágiles.

No es necesario tener conocimientos previos: sólo se exige ser mayor de 18 años, secundario completo y una computadora con Internet. "Nuestra propuesta, sin costo inicial y 100% digital, es accesible para todos los interesados en mejorar sus condiciones laborales", afirma a iProUP Luz Borchardt, cofundadora & VP de Acquisition en Henry.

La empresa es una especie de "aceleradora de talentos": invierte en la formación de los alumnos, les encuentra un empleo y recién ahí el egresado debe abonar el 15% de sus ingresos durante 24 meses o hasta saldar u$s4.000 (cotización oficial), siempre que su sueldo supere los u$s500. Si no consigue trabajo en ese lapso, no paga nada.

Otra opción similar que llegó este año al país es Microverse, que ofrece un programa de entrenamiento de 10 meses en desarrollo web full stack para personas de todo el mundo.

Desde la compañía aseguran a iProUP que está enfocada en construir experiencias de capacitación colaborativas para que el estudiante no solo incorpore los conocimientos técnicos, sino también lo que se necesita para aportar en un equipo distribuido.

En el caso de Microverse, los estudiantes sólo pagan si consiguen un empleo de al menos u$s1.000 por mes: un 15% de sus ingresos hasta completar u$s15.000. Si dejan de trabajar en el rubro o su sueldo es menor se suspenden los pagos.

Los requisitos son contar con nivel de inglés conversacional, conocimientos básicos de programación, disponibilidad full-time y un espacio de trabajo con una PC de buena performance, que posea micrófono, webcam y una conexión de Internet de alta velocidad.

Por su parte, Aptugo brinda becas gratuitas para su programa Desarrollo de Aplicaciones de Principio a Fin. Gastón Gorosterrazu, CEO de la compañía, afirma a iProUP que "en solo 40 horas y gracias a nuestra tecnología, que ayuda a desarrollar software de alta calidad de manera visual e intuitiva, cualquiera que tenga ganas será capaz de generar sus propias aplicaciones".

Estudiás, ganás en dólares y solo pagás si conseguís trabajo: cómo aprender gratis los empleos del futuro

"Lo que hacemos es cambiar el paradigma. En lugar de esos bootcamps de 500 horas en los que uno tiene que tener fe de que finalmente programará algo, en Aptugo empezamos por el final: desde las primeras clases los alumnos comienzan a desarrollar sus propias aplicaciones", completa. La firma acaba de lanzar un sistema de becas para formar 100.000 programadores en la región.

Según Gorosterrazu, los estudiantes "aprenderán a pensar como programadores, en la arquitectura de un desarrollo de software, habilidad que marca la diferencia entre los principiantes y los senior". Los cursos son de manera virtual, en vivo. El enfoque es 100% práctico y todo el aprendizaje es colaborativo simulando escenarios reales de trabajo en equipo. 

¿Qué puestos freelance son los más buscados y cuánto pagan?

Sebastián Siseles, CEO de freelancer.com, revela a iProUP que en la plataforma las categorías de los puestos más buscados se dividen en tres:

  • Tecnología de la información: creación de sitios webs, programación, creación de apps para celulares, testeo web, entre otros
  • Diseño: gráfico, web, industrial y modelaje 3D
  • Marketing y comunicación: posicionamiento en buscadores (SEO), publicidad en Google (SEM) y redes (Facebook e Instagram), redacción de blogs y artículos académicos y traducciones

Siseles indica que el ticket promedio ronda los u$s160, y agrega: "Existen proyectos de miles de dólares y otros más reducidos, de 30 a 50 dólares, como traducciones de 200 o 300 palabras".

De esta forma, tomando cuatro proyectos al mes que demanden un par de días, un argentino puede cobrar en promedio unos u$s500, que equivalen a $140.000. Un monto similar al promedio de la actividad privada, pero con la mitad de carga horaria.

¿Cómo traer los dólares a la Argentina?

Sebastián M. Domínguez, CEO de SDC Asesores Tributarios, explica a iProUP que si el freelancer está prestando el servicio desde Argentina, con uso o explotación efectiva en el exterior, es considerado exportación de servicios. Por lo tanto, a su cliente en el extranjero le debe realizar una factura tipo E.

"Según normas del Banco Central, los dólares que percibe por sus servicios debe liquidarlos y su conversión a pesos es al tipo de cambio oficial, si bien la normativa ahora le posibilita mantener hasta 12.000 por año en divisa estadounidense", manifiesta el contador.

Domínguez afirma que existe otra opción legal, aunque el BCRA la haya cuestionado: si cobra en criptomonedas, obviando las stablecoins, podría venderlas para obtener un valor más alto que el oficial. Según el experto, la operación no estaría enmarcada en la de liquidación de divisas.

Siseles apunta que "un freelancer argentino puede traer sus dólares al país de varias maneras. Los puede ir acumulando en una billetera virtual que ofrecemos en freelancers.com y con un clic nos puede indicar hacia dónde quiere que le enviemos este monto".

El CEO agrega que este monto se deposita en PayPal, Payoneer o su banco en Argentina. En todos los casos, debe tener una cuenta bancaria o billetera virtual (como Ualá o Mercado Pago) .

Además, explica que por una cuestión de seguridad y de prevención contra el lavado, desde la plataforma exigen que la cuenta sea identificada e identificable con la persona que ganó ese dinero.

"Hoy, por las nuevas medidas del BCRA, el freelancer puede recibir hasta u$s12.000 por año y cobrarlos por ventanilla si así quisiera. Igual espero que la entidad flexibilice más esta iniciativa y se puedan retirar montos sin topes de forma ilimitada", concluye Siseles.

Empleo 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído